agosto 5, 2020 1:46 AM

Inversión en infraestructura y rescate a desempleados proponen economistas

foro congreso dia 2

Los efectos económicos de la pandemia de Covid-19 debe ser enfrentada con inversión en infraestructura que impacte en varios sectores económicos, y la transferencia de recursos a quienes están desempleados para reactivar las demandas del mercado interno.
Las propuestas fueron planteadas por los economistas Juan de Dios Trujillo Félix y Pedro Brito Osuna, al participar en la segunda parte del Conversatorio Virtual “El Impacto Económico del Covid-19” que organizó por medios virtuales el Congreso del Estado de Sinaloa, a través del
Juan de Dios Trujillo Félix comentó que ante la pérdida de cientos de miles de empleos, la idea correcta es transferir recursos a las personas, consideró es una presión enorme para contraer deuda.
Auguró que al salir de la emergencia sanitaria habrá a nivel mundial gobiernos muy endeudados y enormes déficits públicos, cuya consecuencia serán para los próximos años.
Previo que la crisis económica no será tan profunda, pero en caso de contraer deuda, el gobierno mexicano debe utilizarla para estimular actividades que tengan mayor capacidad de arrastre, y no incurrir en la compensación a empresas afectadas por la crisis.
“El gasto debe ser donde haya mayor impacto, como es la industria de la construcción”, propuso.
El académico sostuvo que el Gobierno Federal debe apoyar a gobiernos estatales y municipales para que éstos hagan obras públicas ya planeadas.
En su intervención, el economista Pedro Brito Osuna afirmó que en lo económico la pandemia del Covid-19 vino a desnudar al mundo, pues en los últimos 30 años de neoliberalismo y de privatización de los servicios de salud, se ha dejado en la indefensión a muchas personas.
En el caso de México, precisó, tan sólo entre los meses de marzo y abril se ha registrado la pérdida de 700 mil empleos formales, y se calcula que al cierre de mayo sería del millón y para finales del presente año de un millón 400 mil empleos.
Ante esta elevada pérdida de empleos, propuso atender de forma directa a este sector con una transferencia como una especie de seguro de desempleo temporal, para ayudarles a tener el ingreso básico para la manutención de las familias y que el mercado interno tenga circulante.
Comentó que los 8 mil millones de pesos pagados recientemente por Walmart al fisco mexicano, bien pudieran dedicarse para esa transferencia por dos o tres meses para pagar el sueldo de los trabajadores desempleados por dos o tres meses.
Advirtió que la reactivación económica del país será muy difícil, y como ejemplo de ello citó al sector turístico, del que precisó que ya ha registrado cierre de hoteles y restaurantes.
“Se ve muy difícil su reapertura, no porque no estén haciendo los cambios en sus protocolos para mejorar la atención a los turistas y brindarles un sitio seguro. Más que ello está la dificultad de que los potenciales turistas tengan ganas de viajar”.
Debe, dijo, pensarse en cómo ayudar a los destinos turísticos a recuperarse.
Propuso que las políticas económicas a implementar ayuden a que no se sigan cerrando empresas, que los empleos se mantengan, y que los desempleados obtengan un ingreso en tanto dura la pandemia.
Señaló que los trabajadores informales, los que no están registrados ante el IMSS, están sufriendo mucho más el efecto de la pandemia, sobre todo porque muchos trabajan al día, no tienen el salario asegurado y tienen que salir a la calle para tener un ingreso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos