abril 16, 2021 12:19 PM

Detectan obras ‘patito’ y a precios inflados en Didesol y Obras Públicas de Ahome

Guillermo Padilla Montiel

Una investigación ciudadana reveló que el presupuesto del municipio de Ahome termina en los bolsillos de funcionarios municipales vía prestanombres, operaciones simuladas y triangulación de servicios, todo con la aprobación y protección del alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno, que se ufana de ser un Presidente Municipal honesto, sin nexos con familias y empresarios rapaces.

Todos los beneficiarios son miembros del colectivo civil “Verdadera Integración Ciudadana”, formado para apuntalar las pretensiones políticas de Chapman Moreno, supuesto militante de izquierda y quien coquetea con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con tal de obtener la protección política que lo salve del descrédito en que se hunde.

Hasta ahora, la lista de beneficiarios del presupuesto municipal la conforman Paúl Javier Corona Castro, Director de la Unidad de Inversión y ex financiero de la campaña electoral de Chapman Moreno y su familia; Víctor Manuel Carrasco García, Director General del Instituto de Arte y Cultura (IMAC),ex operador político; Arturo Mendívil Barragan, Director de Inspección y Normatividad, activista político, y Rael Rivera Castro, Director de Obras y Servicios Públicos.

La mafia de protección a los beneficiarios del presupuesto estaría integrada por la tesorera, Ana Elizabeth Ayala; el Director de Egresos, Noé Molina Ortiz; el Director de Administración, Gilberto Estrada Barrón; y el Director del Órgano Interno de Control, Pável Roberto Castro Félix, secundados por los regidores, Ariana Sulaee Castro Bojórquez, Raymundo Simmons Cazárez, Héctor Vicente López Fuentes, María del Socorro Calderón Guillén y Gerardo Amado Álvarez.

Ambos grupos, de beneficiarios y protectores los capitanea el alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno.

De acuerdo con Guillermo Padilla Montiel, fundador de la asociación civil, Vigilantes Ciudadanos por la Transparencia, Paúl Javier Corona Castro, Director de la Unidad de Inversión, propietario de la empresa “Compra Total” ha cobrado más de 2.9 millones de pesos siendo proveedor de la comuna desde marzo del 2019 a febrero del 2020.

Entre los servicios prestados figuran dotación de equipo de cómputo, consumibles y tecnología de la información, herramientas y utensilios diversos y hasta difusión de radio y televisión.

Para ello, utiliza a la prestanombre, María del Carmen Guerrero Godoy, quien presuntamente es la propietaria de la empresa Compra Total SA. de CV., sin embargo el acta constitutiva de la empresa verificada en el Registro Público de la Propiedad y registros fiscales comprobados por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) resultó que el mismo negocio es copropiedad de Paúl Corona Castro, Nora Isela Millán Chávez y Jesús Manuel Millán Chávez, Director de la Unidad de Inversión, esposa de este y suegro de aquel, respectivamente.

En tanto, José Fidel Millán Chávez, cuñado de Paúl Corona, cobró en seis meses 428 mil 707 pesos por servicios diversos prestados al Instituto de Arte y Cultura de Ahome (IMAC). Los conceptos son actividades cívicas y culturales y apoyos a personas.
Los pagos fueron autorizados por Víctor Manuel Carrasco García, Director del IMAC.

En ambos casos, las remuneraciones las realizó la tesorera, Ana Elizabeth Ayala Leyva, con la aprobación del Director de Egresos, Noé Molina Lozano y el visto bueno del Director de Administración, Gilberto Estrada Barrón. Todos ellos miembros del grupo VIC.

Padilla Montiel encontró además que existe la venta de permisos de 200 y 400 pesos diarios para instalar vendimia diversa en la plazuela 27 de Septiembre, sin reportarla a ingresos municipales.

La venta de permisos en eventos culturales salpica al Director de Inspección y Normatividad, Arturo Mendívil Barragán, pues su subordinado, el inspector, Ramón Mariscal vende a través de Roxana “N” los permisos para la explotación del Mercado de Frida, que cada fin de semana se instala a las afueras de la biblioteca pública, “José María Morelos”. Por cada uno de los 25 permisos, Roxana “N” cobra 850 pesos, sin reportarlos a Ingresos, dijo el líder social.

PAÚL CORONA. Negocios desde el poder.

Obras ‘patito’ y presupuestos inflados

El 28 de noviembre del 2019, el Comité de Contraloría Social de Cohuibampo ganó el premio estatal por haber ejercido la inspección de la obra social del ayuntamiento de Ahome en la Escuela Secundaria Técnica Número Dos, y descubrió vicios ocultos, mala calidad en la ejecución y sobreprecios.

Estos descubrieron que el contratista presupuestó una barda perimetral en 64 mil pesos, pero tendió un cerco de malla ciclónica, el mismo cobró más de 91 mil pesos por reconstruir los sanitarios, pero recicló tubería de pvc, lavabos, llaves, puertas e incluso estas las colocó al revés. Pese a los vicios detectados, Rael Rivera Castro, entonces Director de Obras Públicas aprobó los pagos.
En la Escuela de Plan de Ayala se reconstruyeron sanitarios con vitropiso, pero infuncionales, lo mismo que en el ejido Luis Echeverría.

Hasta ahora, todas las obras mal hechas han sido pagadas a los contratistas con la aprobación de Rivera Castro.

 

La mafia de protección

Aún con todas las evidencias, el alcalde, Chapman Moreno, alias el Billy Chapman defendió la honestidad y los resultados que su gabinete ha obtenido con la aplicación del presupuesto.

Respaldó la acción de su amigo, seguidor y benefactor de la campaña electoral, Paúl Javier Corona Castro, Director de la Unidad de Inversión.

El Director del Órgano Interno de Control, Pavel Roberto Castro Félix, anunció que tras la denuncia de Guillermo Padilla Montiel en contra de Paúl Javier Corona Castro, Director de la Unidad de Inversión, inició de oficio una investigación, pero no contra los directores de Obras Públicas, IMAC e Inspección y Normatividad.

Se reservó adelantar juicios hasta no acreditar los supuestos.

Dijo que en 16 meses de la administración, ha investigado dos casos similares, uno en una paramunicipal y otra en una dirección. En una se resolvió que no se encontraron elementos para sancionar y en la otra se desechó.

Mientras que la tesorera, Ana Elizabeth Ayala Leyva dijo que ella no investiga a los proveedores, porque sólo emite pagos.

ANA ELIZABETH AYALA. Protección a manejos turbios.

Padilla Montiel se refirió a estos y sumó al Director de Egresos, Noé Molina Ortiz; al Director de Administración, Gilberto Estrada Barrón, como la mafia institucional de protección del saqueo, todos comandados por el alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno y blindados en el cabildo por los regidores de izquierda, Ariana Castro Bojórquez, Raymundo Simmons Cazárez, Héctor Vicente López Fuentes, María del Socorro Calderón Guillén y Gerardo Amado Álvarez.

“Los regidores se han dedicado a obstaculizar sistemáticamente las investigaciones que la síndica procuradora, Angelina Valenzuela Benites y la Contraloría Social han iniciado, abonando al saqueo del presupuesto”, afirmó.

Padilla Montiel pidió al Congreso del Estado iniciar una auditoría especial del manejo del presupuesto en Ahome, porque el órgano Interno de Control sólo ha investigado 10 acciones del cúmulo de denuncias, resultando en amonestaciones.

Y al alcalde demandó el cese inmediato en los cargos de los funcionarios involucrados como proveedores. El Presidente Municipal esquivo el tema.

Paúl Corona ahora es operador de la imagen del alcalde.

Desesperados por la caída franca en la popularidad del alcalde Billy Chapman y para contrarrestar la imaginaria campaña de desprestigio a la administración municipal de los medios impresos y digitales más importantes de la ciudad, los dos principales gurús oficiales del presidente municipal, Aníbal Pastor Rubio Torres, jefe del Despacho de la Presidencia y Paúl Javier Corona Castro, Director de la Unidad de Inversión recurrieron al hostigamiento laboral y amenazas de despido masivo a quien no de “like” en las publicaciones del presidente municipal y se niegue a compartir las publicaciones de las dependencias.

De acuerdo con una denuncia de trabajadores, la amenaza de despidos masivos la vertieron ambos funcionarios en una reunión, en la que dejaron en claro que el Departamento de Comunicación Social era incapaz de transmitir con eficiencia el quehacer municipal y se publicaban más errores y omisiones que eficiencia.

Ante ello, idearon la campaña de hostigamiento.

Corona Castro aseguró que la reunión sí se realizó, y que la advertencia de despido masivo la realizó él, pero no a los trabajadores, sino a personal de confianza.

“Se trata de dar a conocer en redes sociales el trabajo cotidiano de cada dependencia, y no el evento concluido o la obra entregada, que es lo que sucede”.

Hay una reestructuración de la comunicación, y la orden es que cada dependencia haga lo propio.

Aseguró que en la administración municipal se creó un departamento de comunicación para cada entidad.

Artículo publicado el 1 de marzo de 2020 en la edición 892 del semanario Ríodoce. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos