marzo 29, 2020 11:10 am

Entierra Gobierno el proyecto educativo del Centro de Ciencias; será museo

centro de ciencias

La campaña publicitaria que el gobierno estatal mantiene es acerca del museo llamado “Materia”, próximo a ser inaugurado el martes 28. Se trata de la primera etapa del Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS).

Todo dio inicio la mañana del 9 de enero de 2018. Las máquinas irrumpieron, tumbaron lo viejo y comenzaron la obra.

Creado en 1992, el CCS tuvo como objetivo la divulgación de la ciencia y la tecnología, y con casi 180 millones de pesos proyectados a su mejoramiento, el doctor José Gaxiola López, director fundador, opina que la obra lo acerca más a un museo.

Ante los ojos de Gaxiola López, la remodelación no es más que una deconstrucción. El enfoque de construcción del Centro original, según explica el doctor Gaxiola, fue uno educativo mientras que el actual enfoque es lúdico en vez de educativo.

“La idea entonces es convertirlo en punto de referencia del paisaje para una visión turística de un recinto que debe estar orientado a la educación; en realidad no hay una remodelación sino una destrucción del proyecto anterior”.

A principios de 2018 el gobernador Quirino Ordaz Coppel inició el llamado “proceso de modernización” del CCS distribuido en tres etapas: Museo de Ciencia, Torre “Ecosistema de Innovación y Transformación” y el Auditorio Más Planetario.

Y la explicación que da el director del recinto, Luis Arturo León Tavera, es que la obra era, además de necesaria, un acierto y un ejemplo de inversión.

“El CCS era el único que no se había renovado en su historia, creció con unas exhibiciones y una metodología educativa de los 90 pero que fue concebida en los años 60 y 70, entonces creo yo y estoy convencido a través de los asesores y las personas que están trabajando con nosotros de que nuestros niños de hoy y nuestros jóvenes de hoy no aprenden igual que hace 25 años”.

Pero Gaxiola López no opina por opinar. El ex director del CCS tiene estudios de maestría y doctorado en Ciencias en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y en el extranjero estudios doctorales en Sociología y Filosofía en la Universidad de la Sorbonne, y L’Ecole Normal, París, Francia, y posdoctorales en Antropología, Psicología Social y en Filosofía en la Universidad de Manchester, Inglaterra.

En contraparte, León Tavera señala que la obra sí está justificada. Durante espacio de una hora, el director del CCS guió un recorrido por el lugar a reporteros locales.

“¿Qué justifica? Mira, prácticamente, no (es nuevo totalmente). Si te das cuenta están las columnas originales de 1992, todos los parasoles originales de 1992 y el techo original, por lo tanto no es prácticamente nuevo sino que se recuperó todo el potencial del CCS para actualizarlo”, dijo.

“¿Qué es lo que lo justifica? Que le da más vida, le da más tiempo, que actualiza sus contenidos pero lo más importante, nos va a permitir construir nuevas sociedades de conocimiento, construir pensamiento crítico y abrir mentes, la gente, la sociedad sinaloense tiene que ver hacia futuro y tiene que cambiar lo que está sucediendo y a través de la ciencia, el arte y la tecnología, se puede lograr”, añadió.

Y respecto a la obra de remodelación, el catedrático señala que los argumentos para edificar al nuevo CCS son más subjetivos. La obra no contó con estudios de factibilidad ni dictámenes técnicos. Simplemente la voluntad de invertir para renovar un inmueble que fue derrumbado prácticamente en su totalidad.

QUIRINO ORDAZ. Supervisando la obra.

“Me valgo del concepto deconstrucción para ver si esta crítica pueda incidir en mejorar lo destruido, para abatir el extravío y la indolencia, de quienes corresponda, hacía atropellos al patrimonio cultural en el estado como este, que no vieron, callaron y no escuchan”.

El primer director del recinto explica que en su reciente visita a Culiacán, asistió a la exposición El pasado del Futuro que el CCS armó para justificar por qué hacen su modernización.

“Algunos elementos daban la impresión de haberlos pepenado de la basura o era la intención mostrarlos así para dramatizar su alegato. Aun así, la subsecretaria de educación que la inauguró, dijo que estaban fantásticos. No presentaron que las supliría, cuál será el ‘futuro’, descalificando lo que se tenía por ser réplicas del ‘Exploratorium’ de San Francisco”.

El recinto contará en la denominada “primera etapa de reinvención” con el “Cubo Negro 8K”, donde los visitantes experimentarán la realidad virtual aumentada proyectada en formato 8K, tecnología que en el mundo solo existía en Austria y ahora también en Sinaloa al tener en Materia, la única réplica en el mundo fuera de Linz, Austria.

El museo contará también con un sistema de “Video Mapping”, el cual proyectará en la fachada principal del edificio espectáculos relacionados con la ciencia y la tecnología, en un espacio abierto y amigable con el medio ambiente, según explica el director del CCS, Luis Arturo León Tavera.

Y por último, el “Santuario de Bacubirito”, sitio dedicado al Meteorito de Bacubirito.

 

El péndulo detenido y el planetario desaparecido

El primero en su tipo en México y el segundo en Latinoamérica. El Péndulo de Foucault suspendido a la entrada del CCS no es más. Es una de las obras que tuvieron que ser derribadas para su modernización.

Colgado de una cúpula de cristal a 17 metros de altura, la esfera de 400 kilogramos se encuentra guardada en una bodega. Su propósito original es demostrar por medio de una oscilación que la tierra se mueve a través de un mecanismo magnético.

En México actualmente existen tres más. El Instituto Politécnico Nacional campus Zacatenco, en su biblioteca; el Centro Educativo y Cultural “Manuel Gómez Morín”, en Santiago de Querétaro; y el de la Escuela Militar de Ingenieros, inaugurado el 6 de julio de 2018.

Según explica el doctor Gaxiola, el acervo que significa el péndulo de Foucault para la ciencia debió respetarse, sin embargo, fue derribado a pesar de que personal del CCS mediante un boletín de prensa informa lo contrario, que en el sitio, no hubo demolición.

También presenta un daño similar el Planetario. Gaxiola López explica que la mayoría de los planetarios renuevan sus equipos de proyección sin destruir su edificio.

“El planetario más antiguo del mundo inaugurado en 1923, “TheWonder of Jena”, en Alemania, aún funciona en el mismo edificio, periódicamente sustituye sus proyectores Zeiss, hoy usa seis equipos de fósforo láser”.

Pero el CCS se quedó sin el espacio concebido para el público general y de momento sin una fuente de ingresos. Tenía capacidad para recibir hasta mil espectadores diario. Ya no hay manera de enterar en una proyección de 180 grados sobre los mitos y leyendas sobre las constelaciones.

LUIS LEÓN. Un ejemplo de inversión.

“En mi idea del CCS el planetario jugaba, además del rol de cultura científica, el de enseñar la trigonometría del icosaedro de la geodésica bajo la que estaban los alumnos, que supieran hacer escalas y mediciones, explicarles el movimiento diurno y rotación de la tierra, que identificaran el horizonte y del cenit, ubicaran en el cielo los cuatro puntos cardinales, supieran de los equinoccios, del movimiento del Sol en distintas épocas del año, su relación con la agricultura”, señala José Gaxiola.

León Tavera explica algunos ejemplos de inversión. Señala que el museo de arte natural, las últimas remodelaciones de tres exhibiciones tuvieron un costo de 600 millones de pesos, y así prosigue con otros ejemplos. El museo Materia del CCS contará con una obra museográfica de alrededor de 50 millones de pesos.

“Lo cual te permite que el 70 por ciento se va en inversión para las exhibiciones que quedan permanentes y el resto son para las itinerantes. La itinerancia nos va a permitir tener alrededor de 10 millones de pesos de inversión anual, lo cual yo te garantizo dos ciclos por año y un artista internacional de la talla de Theo Jansen”.

— Hablabas en alguna otra entrevista acerca de que iba a ser autosustentable…

— Yo nunca manejo la palabra autosustentable, es muy difícil y yo no creo que algo sea autosustentable. Yo siempre hablo de sostenible que es muy diferente, por qué, porque entre el 85 y el 90 por ciento son trabajadores y compañeros son sindicalizados, entonces traemos una carga presupuestal muy fuerte que no podría lograr el equilibrio pero sí te puedo decir que puede ser sostenible, y la sostenibilidad se puede dar a través de triplicar el número de visitantes, triplicar la gestión de recursos a través de nuevos aliados y eso sí permite tener una sostenibilidad que nos permita tener un menor gasto operativo, bajar el costo en la nómina pero tener mayor impacto social, y ahí es donde se puede lograr el equilibrio para hacerlo más sostenible y no costarle más a la sociedad sinaloense, ya que el CCS le costaba mucho a la sociedad sinaloense y la gente no se daba cuenta.

La entrada al CCS tendrá un costo de 55 pesos, lo cual garantizará el acceso a todas sus muestras museográficas. Relacionado con la investigación y la educación, Gaxiola López concluye que el sitio se alejó de su origen. Explica que ahora es “ciencia para el consumismo que domina”.

Artículo publicado el 26 de enero de 2019 en la edición 887 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

  1. Una vez más felicito a Río Doce y a su periodista; Aaron Ibarra, pues dejan muy en claro y de manera contrastante lo referente al nuevo “Museo del Centro de Ciencias”, en opinión del Dr. Gaxiola y el actual titular de dicho museo. En donde ya se vislumbraba un resultado mediocre a través del Actual titular; Tavera.
    ¿Qué esperaban?, ¿Que Realmente tuviese incidencia en temas científicos?… por favor, el amigo Tavera, ni licenciatura tiene el pobre, con eso no se nace (perfil científico), se ¡ESTUDIAAAAA!, realmente dan pena ajena, aun todos esos políticos que fueron a la inauguración y según ellos se quedaron con el ojo cuadrado, solo revelan su ignorancia en términos científicos.
    Concuerdo ampliamente con las expresiones vertidas del Dr. Gaxiola, pues es una persona altamente calificada, para emitir opiniones de esa naturaleza.
    Nuevamente la felicitación a Rio Doce, puesto que todos los demás medios locales (chayoteros), solo se la pasan hablando bondades de la actual administración del C.C.S. y no emiten una opinión realmente critica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 896
29 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral