abril 4, 2020 5:30 pm

Se abarata la Sedena en Sinaloa

El Sauz 886

Los cambios desde la 4T la tienen marginada en la entidad

 

A tono con la política de austeridad que el gobierno federal ha impuesto al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, le han salido baratos los convenios firmados con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante 2019.

Es apenas 1 millón 534 mil pesos, comparados con los 742 millones 50 mil pesos que erogó hace tres años por diferentes conceptos a favor de los militares y sus instalaciones por prestación de servicios e infraestructura.

Según consta en las copias de convenios que Ríodoce obtuvo a través de solicitudes de acceso a la información pública, la Secretaría General de Gobierno dio a conocer que el primero de ellos fue firmado el 26 de agosto y el otro el 2 de septiembre.

A pesar que dentro de la misma solicitud se incluyó copia en su versión pública de convenios firmados durante 2019 con la Sedena, DEA y Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, la respuesta se limitó a la Defensa Nacional omitiéndose el resultado de las otras dos instituciones. Es decir, no se negó su existencia ni se informó respecto a su confidencialidad.

En el primer caso se detalla el acuerdo de colaboración para la transferencia de recursos financieros para la producción de 250 mil plantas nativas de la región en el periodo comprendido del 26 de agosto al 31 de diciembre del 2019.

Las cláusulas del convenio detallan que el gobierno del estado aportaría 900 mil pesos que serían utilizados para la realización de acciones de producción de 250 mil plantas nativas de la región, semillas, sustratos, fertilizantes y plaguicidas, en las instalaciones del Vivero Forestal Militar ‘El Sauz’, las cuales tendrán un costo unitario de 3.60 pesos.

La aportación estatal incluye los sueldos base del personal de trabajadores eventuales civiles, como el administrativo, técnico y jornaleros, pago de los servicios públicos necesarios como energía eléctrica y agua, además de combustibles y lubricantes.

El proyecto de producción de 250 mil plantas quedó comprendido del 26 de agosto al 31 de diciembre del 2019, lapso en el que se producirían 35 mil venadillos, 50 mil mezquites, 80 mil amapas, 30 mil acacias, 20 mil tabachines y 35 mil palmas washingtonia, siendo la amapa la que concentraría mayor inversión con 288 mil pesos.

El segundo convenio se firmó el 2 de septiembre por 634 mil pesos, y corresponde a estudios preliminares para la construcción de un Batallón de Infantería y su Unidad Habitacional Militar en Las Cabras, Escuinapa.

El estudio de mecánica de suelos para la construcción del Batallón de Infantería es una obra que tiene como antecedente un convenio que firmó el gobierno del estado el 3 julio de 2017; la intención era invertir 305 millones 465 mil 507.88 pesos, para construir un Batallón de Ingenieros de Combate con su Unidad Habitacional Militar.

El monto sería depositado a una cuenta de la Sedena, a la que el gobernador autorizó que de agosto a diciembre se depositaran 85 millones 555 mil 555 y 55.4 pesos respectivamente en cada mes, incluyendo los impuestos, derechos, permisos, estudios, trámites y demás relacionados con la obra.

Sin embargo, la flexibilidad del convenio firmado por el entonces comandante de la Tercera Región Militar, general Juan Ernesto Antonio Bernal Reyes y el secretario general de gobierno, Gonzalo Gómez Flores, permitió que se modificara al cabo de dos meses.

En el nuevo documento del 4 de septiembre se declara que el proyecto “técnicamente resulta inviable” por las características del terreno, por lo que implica una mayor inversión a la contemplada inicialmente.

Ordaz Coppel mantuvo firme su intención de apoyar a la Sedena e invertir en infraestructura para su personal por lo que se decidió apoyar el proyecto de edificación de una Brigada de Policía Militar en el campo Militar Número 9-F, ubicado en la comunidad de El Sauz, sindicatura de Costa Rica, municipio de Culiacán.

Con el cambio de sede, la inversión económica también fue modificada, toda vez que la obra tuvo un costo estimado total de 739 millones 750 mil pesos, por lo que el gobierno del estado se comprometió a gestionar y entregar a la Sedena dichos recursos.

Y de cinco, pasó a ocho meses la calendarización de recursos; los 85 millones de pesos que se entregarían en agosto, se recorrió al mes de septiembre, después ya no se harían más pagos sino hasta enero de 2018, según quedó asentado en un convenio modificatorio.

Durante los primeros siete meses de 2018, Ordaz Coppel programó depositar 93 millones 535 mil 714 pesos a la cuenta de la Sedena para la ejecución de la obra, sumando los 739 millones 750 mil pesos.

Finalmente, el ex presidente Enrique Peña Nieto realizó su última gira en Sinaloa al inaugurar el complejo militar, que entonces si dijo, albergaría a 3 mil 500 familias de personal castrense.

A partir de diciembre de 2018, fecha en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió el cargo, las políticas de la Sedena también cambiaron; no más convenios de colaboración en materia de seguridad pública con los estados. Salvador Cienfuegos Cepeda, se había ido.

Artículo publicado el 19 de enero de 2020 en la edición 886 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 896
29 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral