marzo 28, 2020 5:37 pm

‘Viví para contarla, fue ‘Billy’ Chapman’, acusa el bloguero Paúl Velázquez

Paul velázquez

Dice Paúl:

“No recuerdo si perdí el sentido o me desmayé… Estaba aturdido… El tronido en mi oído me sacó de balance… No sentí dolor, ni nada. Sólo algo caliente que atravesó mi cara… No vi quién era, ni supe de dónde venía, ni de dónde salió. De él, nada sé… Solo recuerdo que corrí a la farmacia… Entré… Pedí ayuda, y nadie me la dio… Luego me tente la cara. Nunca vi ni sentí nada”.

Lea: Balean a activista Paúl Velázquez en Los Mochis https://bit.ly/2sH9mZU

“En mi cabeza hay dos lagunas. La primera cuando todo comenzó, y la segunda cuando me atendieron. Pero tengo claro que fue culpa de Billy Chapman, el Presidente de Ahome. Él es el responsable. Él es el que debe estar en la cárcel; no sé si un día, horas, meses o años, pero debe estar en prisión, lo mismo que las 200 personas más que lo acompañaron”.

“Él debió haber parado mi linchamiento, porque para eso es el Alcalde, el Presidente Municipal, pero permitió que todo agarrara vuelo. Nada hizo por detener a sus subordinados, a los que planearon todo, a los que ejecutaron todo, a los que me tienen en este hospital, los que forzaron que tenga que salir del país por mi seguridad. Estaré en Estados Unidos. No sé cuánto tiempo. Ni de qué viviré, pero una cosa para mí es clara, Billy Chapman es el responsable de mi atentado, de que intentaran asesinarme.

“Soy Paúl Velázquez Benítez, un bloguero criticón de los gobiernos, alguien que busca un cambio en la forma de gobernar y que fui baleado en la cara por esa causa.

“No me despido de mi Mochis, porque pienso regresar. Estos no van a acabar conmigo. Además, tengo que procurar justicia para mí. Porque ya saben, en la Fiscalía General de Justicia son una bola de payasos, los hazmerreir de todos, que nada resuelven. Fue el Billy Chapman y de allí salió todo. Para mí es claro, porque nunca sufrí algo similar, y he señalado a alcaldes desde mucho tiempo atrás. Hice críticas a Esteban Valenzuela, a Mario López Valdez, a Zenén Xóchihua Enciso y ninguno de ellos atentó contra nadie. Pero estos, éste gobierno es diferente. Creo que se animan a todo, y lo ocurrido a mí es una prueba. Deben ser procesados y estar en prisión para que a nadie más dañen…”

Así resume los hechos, Velázquez Benítez, quien el 19 de diciembre del 2019 fue baleado a quemarropa por un pistolero que lo emboscó al oriente de la calle José María Morelos casi esquina con Ignacio Allende, en Los Mochis, horas después de que la síndica de la Central (Mochis), Irma Delgado Ríos achuchara a empleados municipales y operadores políticos al servicio de la Dirección de Participación Ciudadana para que lo lincharan en pleno cabildo, en defensa del alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno, conocido como el Billy Chapman, que debía disculparse con la Síndica Procuradora, Angelina Valenzuela Benites.

Él ha permanecido hospitalizado en terapia intensiva bajo estricta vigilancia policial poco más de 17 días. Está por abandonar el nosocomio, y desaparecer.

Para hacerlo, se acogió al Programa de Protección de Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos del gobierno federal.

Antes de convertirse en un refugiado en San Diego, California, los encargados de su protección evaluaron el entorno local, y optaron por sacarlo del país, porque el municipio no garantiza su seguridad. Posteriormente se tendrá un segundo diagnóstico que se evaluará.

En la víspera, concedió una entrevista en una oficina del hospital en donde le salvaron la vida y le reconstruyeron el rostro con cirugía maxilofacial, porque los huesos de los maxilares quedaron como polvorones por la bala calibre .380 milímetros que los golpeó, y que presume, tuvo una trayectoria milagrosa porque no tocó vértebras, arterias ni huesos importantes, pero la velocidad y lo caliente le cauterizaron las vías respiratorias, cuerdas vocales y esófago. Con todo el daño, vivió para contarla.

Pero está molesto, porque durante 17 días de su convalecencia la Vicefiscalía Regional de Justicia en el estado se “hicieron pendejos, engañaron y mintieron. No investigaron nada y el caso está sin avances, como al principio. Se declararon a dos gatos que protegieron a Manuel Guillermo Chapman, pero debió haberse llamado a Rosario Buelna, Macario Verdugo, a Wili, Irma Delgado, a supuestos líderes de Morena y a 200 personas que estaban allí. Chapman y Buelna son claves porque permitieron que las cosas subieran de tono, sin llamar a la cordura. Es por sentido común.

“Si bien, no se dio una instrucción clara, otorgada, dada (del ataque), se gestó en cabildo. Hoy las mujeres dan mensajes de odio. Irma Delgado llamó a 200 personas a un linchamiento, y no ha sido castigada. Si fuera un hombre el que llamara a ese ataque ya sería juzgado y no sólo por azuzar, sino en razón de género. La justicia, verdaderamente, está mal”.

Aseguró que su caso pretende ser utilizado con interés político con miras en el cambio de poderes locales en el 2021. “Desde arriba le permiten que el payaso de Chapman Moreno continúe haciendo su circo para que el PRI vuelva a ganar. Se me hace una aberración, una estupidez, que me utilicen como carnada nada más por un capricho político. Si no pueden, a chingar a su madre, a la calle”.

Hoy, Velázquez Benítez ya no vive en la ciudad

 

Piden juicio a Irma Delgado

El regidor por el Partido Sinaloense (PAS), Fernando Arce Gaxiola, inició un trámite ante la Comisión de Gobernación del Cabildo de Ahome para que se cese a la síndico de la Central (Mochis), Irma Delgado Ríos, por falta grave al reglamento de funciones y atribuciones de ellos y comisarios.

Lea: Ya puede hablar Paúl Velázquez; rinde su declaración ministerial https://bit.ly/2NKeLa5

Ella no tiene ninguna clase de fuero ni protección para coartar los Derechos Humanos de las personas. “Debe ser sancionada por esa conducta”.

Arce Gaxiola comentó que en los hechos previos al ataque al bloguero, Paúl Velázquez Benítez, Delgado Ríos asumió una conducta contraria al reglamento y a la ética de los funcionarios municipales de azuzar a la gente para un linchamiento. “En ninguna parte del reglamento dice eso”.

Y además “la Constitución dice que nadie debe conculcar la manifestación libre de las ideas o la opinión, y ella estaba tratando de coartar la libertad de un individuo que transmitía lo que estaba sucediendo en cabildo. El punto es de reproche a los Derechos Humanos”.

El regidor aseguró que corresponderá a la Comisión de Gobernación evaluar la petición y emitir una resolución al respecto.

Artículo publicado el 19 de enero de 2020 en la edición 886 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 895
22 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral