febrero 26, 2020 4:17 pm

El plan: capturar y extraditar a los Estados Unidos a Ovidio Guzmán

ovidio guzman lopez

Ovidio Guzmán Loera, el menor de los Chapitos, es requerido por el gobierno de Estados Unidos desde el 2 de abril de 2018, cuando la DEA presentó una serie de pruebas a la fiscalía del Distrito de Columbia que lo señalaban como uno de los principales narcotraficantes que distribuían droga en esa zona, y fue hasta entonces que el gobierno emitió una orden de aprehensión y empezó su búsqueda.

Lea: El día que los Chapitos tomaron Culiacán https://bit.ly/2BvAQm2

En el expediente 1:18-cr-00081-RC, que también señala a uno de sus hermanos, Joaquín Guzmán López, se explica cómo ambos tenían desde abril de 2008 traficando cocaína, mariguana y metanfetaminas a la zona de Washington DC, y regiones aledañas al estado de Maryland.

El documento no precisa el tipo de investigaciones que la DEA realizó para obtener tal información, aunque generalmente está basada en testimonios dados por testigos protegidos que dan información al gobierno de Estados Unidos a cambio de una disminución en sus condenas.

Por ello, de haber sido recluido en una prisión federal en México, el siguiente paso hubiera sido su eventual extradición a Washington DC, donde muy posiblemente, habría seguido los pasos del padre, sentenciado a cadena perpetua por un juez federal del Distrito Este de Nueva York.

Ovidio Guzmán López, de 28 años, que también responde a los alias del Ratón y Ratón Nuevo, es junto con sus hermanos Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, uno de los líderes de la facción dejada por su padre Joaquín el Chapo Guzmán.

La DEA también identifica a otro de los Guzmán, conocido como Joaquín, como parte del clan, aunque a diferencia de Ovidio, Iván Archivaldo, y Alfredo, éste mantiene un perfil muy bajo y casi nadie sabe de él.

“Es que son varios (los hijos del Chapo), pero no todo mundo conoce a todos”, dijo un individuo que trabaja como “mula”, para el clan de los Guzmán, aunque sin aceptar conocer a ninguno de ellos, y menos identificarlos.

Joaquín y Ovidio son hijos de Griselda López Pérez, originaria de la sindicatura de Jesús María, y también segunda esposa del Chapo. Son hermanos que sobrevivieron a Edgar Guzmán López, asesinado en mayo de 2008 en Culiacán, durante la guerra que sostuvieron los pistoleros del Chapo e Ismael el Mayo Zambada con el cártel de los Beltrán Leyva.

Además de ser requerido por la DEA, Ovidio Guzmán también está fichado por el Departamento del Tesoro por supuesto lavado de dinero.

Lea: La desinformación, error de la Sedena y la Guardia Nacional en operativo contra hijo del ‘Chapo’ https://bit.ly/32PDIpK

Guzmán López habría ganado notoriedad al publicar fotografías en redes sociales donde mostraba su afición por las peleas de gallos, los caballos pura sangre, autos de lujo, y por las armas de alto poder, las cuales gustaba personalizar, incluso mandaba bañar en oro.

A diferencia de sus hermanos Iván y Alfredo, Ovidio ha mantenido un perfil bajo y no gusta mucho de salir, pues su fuerte está más relacionado con el dominio de software y aparatos para la recopilación de inteligencia.

Pero todos habrían salido al frente para enfrentar a Dámaso López el Licenciado, quien habría tenido la intención de apoderarse de la estructura criminal que se decía, correspondía a los hijos.

Artículo publicado el 20 de octubre de 2019 en la edición 873 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 891
23 de febrero del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral