octubre 16, 2019 10:26 pm

Si Estrada Ferreiro tuviera dignidad, renunciaría

inundado-culiacan-8

Lo dice José Manuel Flores Reyes y tiene razón: “El Ayuntamiento (de Culiacán) es responsable de todo lo que nos pasa aquí porque siempre ha sido muy corrupto”. Es viernes y el cuerpo de la jovencita Alejandra Terrazas acaba de ser encontrado en el canal de Recursos Hidráulicos, dos kilómetros abajo.

Lea: Localizan a joven desaparecida ayer en alcantarilla en la colonia Los Pinos https://bit.ly/2kcZ67y

Recorre su barrio enfundado en un viejo pans, sin camiseta ni camisa, su piel tostada retando al sol. El agua se metió a varias de las casas causando destrozos. La tarde anterior, al acudir al lugar donde la joven cayó en una alcantarilla desvencijada, Jesús Estrada Ferreiro dijo que los vecinos tenían la culpa y que él no tenía por qué ayudarlos, que es problema de ellos, no del Ayuntamiento. Bajo sus pies, a dos metros de distancia, el agua escurría todavía por la alcantarilla que había sufrido una herida por el peso de un tráiler hace más de un año y que no fue reparada. Por ahí se fue Alejandra.

El alcalde alega que los vecinos construyeron donde no debían, pues es el paso natural del agua. Tal vez tenga razón. Pero ¿y la niña? ¿Por qué murió? Como le preguntó el reportero Manuel Aceves esa tarde que lo entrevistaron ¿Dónde estuvo el personal de Inspección y Vigilancia que no vio las condiciones de riesgo de todas esas familias? ¿Y la Dirección de Protección Civil? ¿Nadie se dio cuenta que esa alcantarilla significaba una trampa mortal en tiempo de lluvias? Diez meses tuvo el personal a cargo de Estrada Ferreiro para detectar el problema y no lo hizo. Y esa responsabilidad, sin duda alguna, es de Protección Civil y de Jesús Estrada Ferreiro. La muerte de Alejandra Terrazas fue por negligencia de las autoridades y en ese costal cabe también su antecesor, Jesús Valdés.

Porque, además, había antecedentes; hace poco más de tres años por la misma alcantarilla cayó un adolescente que iba en bicicleta, diez años atrás se registró otro caso, el de un cliente de “Mi Rancho” que salió del bar bajo la lluvia y desapareció en el mismo lugar. Y años más atrás una señora corrió con la misma suerte. Entonces, si ya Protección Civil tenía estos antecedentes nada que no sea la negligencia —o la corrupción— puede explicar que esa amenaza no se haya conjurado.

El alcalde se equivoca, se equivocó otra vez. Y no es que los medios seamos muy sensibles (a veces somos protagónicos y tendemos a la victimización, es verdad), es al revés, a Estrada Ferreiro no se le puede preguntar nada porque explota. No es un político, le entró a la política por ambición y tuvo mucha suerte porque a él el Tsunami del año pasado lo encaramó en un lugar que parece detestar. Por lo menos detesta a los medios. En cada pregunta que le hacen ve una agresión y un fin avieso.

Al día siguiente de la tragedia, cuando ya se había localizado el cuerpo de la joven, el alcalde tuvo que reconocer que había denuncias desde junio o julio sobre los desperfectos de la alcantarilla y que no fueron atendidas por el Ayuntamiento. Alguien pagará, sin duda, y no será Estrada Ferreiro. Nuestro sistema político fue diseñado para que siempre en esos casos, “de acuerdo a la Ley”, el hilo se rompa siempre por lo más delgado —o no se rompa— y de esa manera se protejan los intereses de los jefes políticos de las comunas, de las entidades, del país. No ocurre lo mismo en otros países.

Los culichis —y tal vez mucha gente de otros municipios y de México— siguen chocados con el video donde se mira a la jovencita desaparecer bajo el agua. El dolor que de pronto se transforma en ira y en frustración, no cesa. Y en momentos así es cuando un pueblo fuerte debiera salir a las calles a exigir respuestas, cambios. No quedarnos en casa tragándonos la rabia y las lágrimas; no esperar a un referéndum, a que una Ley permita la revocación de mandato o a que a alguien se le ocurra enderezar un juicio político que siempre acabará negociándose. Pero también son momentos en los que un buen político debiera sacar de donde la tenga un poco de humildad y de dignidad. Lo peor que le ha pasado a Estrada en los diez meses que lleva en el poder, es la muerte de Alejandra Terrazas. Pero no es un buen político. No conoce la humildad y lo mata la soberbia.

Bola y cadena
FRANCISCO MONÁRREZ LLEGÓ con dos o tres de sus trabajadores. Es Arquitecto y tiene una pequeña constructora, hijo de Salomón Monárrez, un viejo luchador social que ha dado los mejores años de su vida a las causas más nobles. Lo vi dando instrucciones y le pregunté —sin reconocerlo todavía—, si trabajaba en el ayuntamiento. “No —me dijo—, vengo por cuenta propia”. Estaba molesto. “Si me meten a la cárcel por hacer esto, lo prefiero antes de que alguien más caiga en esta trampa… nadie sabe si va a llover de nuevo por la tarde”. No era necesario preguntarle más. Lloraba por dentro.

Sentido contrario
ENTRE DILACIONES Y DILACIONES, promovidas por la defensa de los presuntos autores materiales del crimen de Javier Valdez y aceptadas por el Juez, el caso luce estancado. Van cuatro audiencias diferidas y no queremos pensar que hay un acuerdo turbio para que el crimen no se castigue. Ya no hay tiempo para la impunidad. Ojalá el Juez esté consciente de eso.

Humo negro
SI EL MUNDO TUVIERA MÁS ARTISTAS como Francisco Toledo, tendría otros colores. Tal vez los mismos pero con otras dimensiones, otros mensajes, otros tejidos y quejidos; si sus pinceles se hubieran regado por el mundo, su voz, su pensamiento, su entrega, su sencillez, la vida tal vez sería igual de sufrida pero con menos oscuridad. Toledo vivió para la luz. Fue causa, bandera, lucha incansable. Ejemplo. Debe haber algún lugar donde 43 almas lo habrán recibido ya, con sus papalotes.

Columna publicada el 8 de septiembre de 2019 en la edición 867 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 872
13 de octubre del 2019
GALERÍA
paso del tifón 'hagibis' por japón, el más fuerte en décadas
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

¿Crees que las condonaciones millonarias de impuestos por parte del SAT a políticos, artistas y grandes empresarios fue justa?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral