sábado, octubre 16, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

No fueron a matarlos, por eso no lo hicieron

balacera horizonte 1

No fueron a matarlos, si esa hubiera sido la orden se habría cumplido. Fueron a descargar su ira y a enviar una advertencia. La Fiscalía General de la República había solicitado una orden de cateo a un juez y mientras se llevaba a cabo, cuatro elementos de la Policía Federal resguardaban el inmueble en la colonia Nuevo Horizonte.

Lea: Despenalizar drogas, el cascabel y el gato https://bit.ly/2LS9pcS

Primero llegó un tipo en un auto y les empezó a reclamar sin bajar del vehículo. Les dijo que rodarían cabezas. Y se fue. Los policías, cuatro en una camioneta doble cabina, siempre estuvieron descuidados, platicando entre ellos o viendo sus celulares, no en guardia, como debieran. De eso se dieron cuenta los vecinos, quienes los saludaban.

Minutos después de marcharse el que los amenazó, llegaron tres o cuatro camionetas desde donde bajaron varios sicarios, desarmaron a los agentes y luego les dispararon. Uno de ellos fue herido y primero auxiliado por los vecinos.

Al ser cateada la casa se supo que al interior se cultivaba mariguana con el método de la hidroponía, que no es otra cosa que cultivos sin necesidad de tierra y que se logra a través de disoluciones minerales y elementos químicos.

Debe haber en Culiacán decenas de casas que son utilizadas para lo mismo. Igual que para producir drogas sintéticas, “cristal”, fentanilo… ese mismo día, el jueves, fue cateada otra vivienda en la colonia Gustavo Díaz Ordaz y en ella se producían estas drogas.

La mariguana hidropónica se empezó a cultivar en Culiacán hace algunos años, para surtir a un mercado más exigente del normal, por su alta calidad. Lo hicieron primero los Esparragoza y luego el método se popularizó, de tal modo que muchos de los que se dedican al narcotráfico lo hacen ahora.

En los Estados Unidos su cultivo es muy común, sobre todo a partir de que el consumo lúdico y/o medicinal —depende del estado de que se trate— se despenalizó. Es un tipo de mariguana muy caro en el mercado por los altos costos que implica su producción, ya que se requiere un alto consumo de energía eléctrica invertida en lámparas y equipo de aire acondicionado (aunque en el caso de nuestros productores se roben la energía. De hecho deben hacerlo ya que un alto consumo de energía en una casa pequeña despierta sospechas).

No el caso del laboratorio de drogas sintéticas que fue desmantelado el jueves, pero sí el de la casa donde se cultivaba mariguana, debiera hacernos retomar una vez más la urgente necesidad de despenalizar su consumo y su producción. Salirnos de la férula de los Estados Unidos y los países que hipócritamente se oponen a la legalización con pruritos moralinos y visiones equivocadas desde hace cien años.

Un terco y sólido empuje social ha logrado que al menos en una veintena de estados de la Unión Americana se haya despenalizado la mariguana en diferentes variantes, pero el gobierno central mantiene —también de manera muy terca— la prohibición. En México ya hay iniciativas para su despenalización —debieran incluir también en el paquete a la goma de opio— pero están atoradas en algún rincón del Senado de la República, pues los líderes del Legislativo ya no han hablado del asunto y parece que le están sacando al debate.

Lo hemos dicho muchas veces: la despenalización de la mariguana no va a desaparecer la violencia pero va a contribuir a reducirla. El otro tema es el negocio que significaría poder utilizarla en decenas y decenas de productos desde desodorantes, tés, alimentos, refrescos… En la actualidad, alrededor de 40 productos ya fueron autorizados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su comercialización, pero podrían ser otro tanto.

Si México quiere ser un país moderno, líder en Latinoamérica; si quiere marcar pauta para que nuestros convulsionados países vayan poco a poco saliendo de esa zanja maldita en que nos metió el narcotráfico, tenemos que empezar a combatirlo con inteligencia, con madurez, sin complejos ni poses moralinas. Nada va a cambiar de golpe; en problemas tan viejos y profundos, tan enraizados hasta en nuestra forma de ser como sociedad, los cambios son siempre graduales. Pero lo son. No hay que tenerle miedo a lo nuevo. Los gringos lo están haciendo desde hace años aun contra el gobierno central. Y siguen siendo los gringos.

Bola y cadena
EL ATAQUE A LOS POLICÍAS FEDERALES me remontó a 2008, cuando la guerra entre los hermanos Beltrán Leyva y las fuerzas del Chapo-Mayo se llevó entre las patas a varios policías federales en diferentes atentados. Los acusaban de estar de un lado y eso motivaba los ataques. Fueron infernales esos años. Pero ahora no fue ese el caso, sino que los malandrines se sintieron agraviados en su negocio, interpelados. Ellos tienen el poder y no aceptan que vengan a trastocar su business. Son ellos y sus armas, la historia de su lado. Frente a un nuevo gobierno que todavía está a prueba. Ya veremos si hay diferencia. Pero lo dudo.

Sentido contrario
EL MIÉRCOLES PASADO ATACARON CON bombas Molotov el diario Monitor de Parral, Chihuahua. A raíz del ataque, sus directivos decidieron ya no imprimir el rotativo y navegar solo como diario digital. Es un ataque claro contra la libertad de prensa en nuestro país. Otro, como las decenas de ataques que el periodismo está sufriendo. Y el viernes, para colmo, otro periodista fue asesinado, ahora en Zihuatanejo, Guerrero. Joven, Edgar Alberto Nava López, fue asesinado a balazos cuando salía de una actividad para niños por las vacaciones de verano en la playa. Con él suman 11 los periodistas asesinados bajo la llamada 4T. A ese paso, AMLO podría terminar su administración con 120 periodistas asesinados, una cifra tan infernal como inédita.

Humo negro
LAS COSAS NO DEBEN ANDAR MUY bien para la 4T cuando el presidente festeja un crecimiento del PIB de 0.1 por ciento como si hubiéramos ganado el Mundial. Qué bueno que lo festeje, pero hubiera sido más honrado decir que no es lo que se esperaba.

Columna publicada el 4 de agosto de 2019 en la edición 862 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 976
10 de octubre del 2021
GALERÍA
Estragos por el paso del huracán 'Pamela' en Mazatlán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.