miércoles, diciembre 1, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Los señores Q

Quirino y el Químico, los señores Q. Quirino Ordaz y Luis Guillermo Benítez. Gobernador y Alcalde. Mazatlecos al fin, se acomodaron sin complicaciones. Empresarios que no se asumen políticos. Se entendieron rápido. Con ningún Presidente Municipal, ni con los de su propio partido, el gobernador se ve tan empatado. Hicieron química —y física.

Lea: La decepcionante panga vacía del ‘Químico’ Benítez https://bit.ly/2VA0Bxg

Después de unos desencuentros iniciales, donde Quirino Ordaz decía que la prioridad era el pavimento nuevo en el Malecón o el dragado del canal de entrada al muelle, y el Químico reviraba que había otras prioridades, urgencias de la 4T. Ahora conviven. Se echan porras. Comparten misión y visión.

Mazatlán es el gran beneficiario de la administración Ordaz Coppel. Más exacto la ciudad, no el municipio, y más preciso todavía: las áreas turísticas. A un ritmo vertiginoso las obras llegaron al por mayor, el Malecón por ejemplo, se renovó completamente. Con el cambio de gobierno municipal y el triunfo del otro señor Q —el de Morena— sigue el gobierno estatal enfocando los proyectos importantes al puerto, enviando recursos y obras. A cambio el Químico corresponde. Lleva la fiesta en paz, que es decir mucho con Alcaldes como el de Ahome o el de Culiacán. Los abrazos de los señores Q son efusivos, apretados, muy diferente con los otros de Morena que Quirino abraza de ladito, apresurados. Forma es fondo.

Sería exagerado afirmar que tengan una alianza política. No llega a tanto, pero sí un entendimiento que les permite alcanzar acuerdos. Uno importante, de mucho valor además, es el que le brindó el señor Q Químico en la crisis del presupuesto 2019. Benítez ofreció su influencia en el Congreso local, con los Morenistas afines encabezados por la diputada Victoria Sánchez, y lograron así tambalear las modificaciones al presupuesto que se habían aprobado la madrugada del uno de enero de 2019. Al final Quirino Ordaz no ganó todo, no logró sacar el Presupuesto 2019 como lo envió al Congreso, pero tampoco perdió todo. En la circunstancia que estaba ese fue un logro.

El señor Q Quirino sabía, desde los tiempos de dirigente de Morena del Químico, que era un personaje clave. Cercano al Presidente López Obrador, representaba la posibilidad de una interlocución. Su otra carta era, y es, Rubén Rocha, antes su coordinador de asesores. Con ellos quedaba suficientemente protegido ante el tsunami Morena. Más allá de que el estilo del gobernador de Sinaloa no son los pleitos frontales y abiertos, ese lado de la moneda lo operan otros. Dentro de gobierno Gonzalo Flores y en el Congreso Sergio Jacobo Gutiérrez.

¿Cuánto durará el cariño de los señores Q? Aún es prematuro. Todo este año y parte del próximo podrán seguir como hasta ahora. ¿Después? Dependerá de cómo lleguen ambos a la sucesión a la gubernatura en 2021.

Margen de error

(Mar bravo) El Químico tiene ahora el mar embravecido. Apenas disfrutó su primera semana santa en short y sin calcetines, cuando lo revolcó la ola. Hasta las pascuas fue el Alcalde morenista con mejor fortuna. Sus formas tranquilas, sin aceleres, le fueron sumando puntos. Se enfrentó a los Toledo por el tema del estadio de beisbol y los pagos de agua potable, y los doblegó. Acusó y acusó casos de corrupción, como el del Hospitalito y la compra de medicinas a sobreprecio. Ofrecía en conferencia de prensa a todos sus funcionarios una vez a la semana, una copia de la mañanera de AMLO. Pero por dentro su gobierno estaba en plena ebullición.

Salió el cineasta Óscar Blancarte de Cultura, no solo amigo del Químico sino además un creador respetable. Después el Secretario de Seguridad Pública, Ricardo Olivo, único mando policiaco que no impusieron los militares. Removieron a los encargados de la comunicación social, y adelantan que se apoderan del área los panistas. Y lo más reciente, la acusación de la Síndico Procuradora, Elsa Bojórquez, donde señala la parentela de muchos de los funcionarios del Químico, entre ellos de su esposa, Gabriela Peña. Son más de treinta sobrinos, hijos y parejas, que están en puestos medios y altos.

La fórmula del Químico Luis Guillermo Benítez hizo crisis. Necesita una nueva o un cambio certero. Su objetivo futuro depende de su presente.

Mirilla

(Mar de fondo) Benítez Torres sabe que está en la carrera a la gubernatura. En política casi todo puede pasar. La mejor muestra es el otro señor Q, nadie lo hacía con posibilidades y resultó el ungido. Solo que necesitará más que los apapachos de Quirino para su objetivo en el mediano plazo: la candidatura de Morena a la gubernatura de Sinaloa. Eso está en el fondo.

El señor Q Alcalde es algo así como el ala pura-purísima de Morena. O así podrían asumirse él y algunos diputados locales y federales. Está entre quienes apalancaron el movimiento desde el inicio. Antes de que se treparan otros muchos, entre ellos principalmente quienes abandonaron el PRD y eran parte de sus tribus, él araba en el mar. Uno en especial contrapuntea al Químico: Rubén Rocha, cabeza de otro grupo que igualmente tiene puestas las miras en el horizonte 2021.

Deatrasalante

(Los otros) Los alcaldes de Sinaloa están por cumplir medio año de mandato. Son seis meses atropellados los de casi todos. Escandalosos en más de un tema. Los presidentes municipales de Morena no son un grupo compacto, ni siquiera una amalgama. Son, generalizando, unos renegados. A veces ellos mismos son su peor enemigo.

Lejos de esperar que hubieran conformado un bloque los siete Alcaldes, independientemente de si eran del PT, expriistas o puros de Morena, están cada quien jalando por su lado, literal, carecen de una fuerza que los conjunte.

En lo que se refiere a las Alcaldías lo que prevalece es mucho alboroto y poca sustancia. Demasiadas muestras de falta de oficio e improvisación. Algunas muestras de que los privilegios ilegales se combaten, pero sin la contundencia que sobrepase la declaración. Tendrán que recomponer el rumbo, dar muestras de certidumbre en el plan, y seleccionar los pleitos posibles. Necesitan aprender a leer lo que los ciudadanos querían al votar por unos desconocidos. Porque eso eran, por más que se la den ahora de populares (PUNTO)

Columna publicada el 28 de abril de 2019 en la edición 848 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 983
28 de noviembre del 2021
GALERÍA
Barbados se convierte oficialmente en República y se despide del mandato de Isabel ii
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.