La divertida cinta ‘Toc Toc’ de Netflix

toc

La proyección de una película no tiene límites. Lejos quedó el acudir a una sala de cine como única posibilidad para disfrutar de una cinta. Si antes la televisión, el BETA, el VHS, el DVD y el Blu-ray fueron un importante espacio para eso, ahora el streaming, legal o no, es quien lidera la manera más cómoda para ver cine, a pesar de que no sea como “Dios manda”.

Lea: Lady Rancho https://bit.ly/2WmJ606

Lo anterior lo tiene muy claro Netflix, plataforma de paga que no solo tiene disponibles cientos de títulos de todos los géneros y nacionalidades, sino que se da el lujo de producir proyectos originales de la mano de los grandes —el ejemplo más reciente y exitoso es la multipremiada Roma, de Alfonso Cuarón, que llevó a cuestionar y replantear, entre otras muchas cosas, las reglas de exhibición y distribución.

Otro de los productos generados por dicho sitio es Toc Toc (España/2017), dirigida y escrita por Vicente Villanueva, basado en la obra de teatro homónima de Laurent Baffie. Si bien está muy lejos de los alcances del filme del laureado director mexicano, se trata de uno de manufactura decente y muy divertido.

En la historia, la cita de seis pacientes con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) se programa en el mismo momento, y en vez de ofrecer una explicación de ese error, la asistente del consultorio (Inma Cuevas) solo se limita a asegurar que el médico está a punto de llegar. Mientras eso sucede, es inevitable que cada uno muestre la característica especifica de su personalidad sin que los demás lo noten, por lo que, para contrarrestar su comportamiento y sacar provecho de él, se les ocurre que deben enfrentar su problema.

Para avanzar en su proceso, en lo que el médico llega, Emilio (Paco León) acepta su tendencia a calcular las cifras de todo; Blanca (Alexandra Jiménez) la de exagerar la limpieza para eliminar los gérmenes; Ana María (Rossy de Palma) la de verificar mínimo dos veces cada una de sus acciones; Lili (Nuria Herrero) la de decir dos veces cada frase; Otto (Adrián Lastra) la de evitar las líneas en el suelo cuando camina; y Federico (Oscar Martínez) la de mencionar involuntariamente “malas” palabras.

Toc Toc no es una innovación en comedia, pero eso no le resta que sea divertida, por sus dos principales fortalezas. La primera es su elenco de pacientes, quienes interpretan muy bien las manías de sus personajes. Aunque todos hacen un excelente trabajo, destacan León, De Palma y Jiménez.

La otra virtud del filme es que, inevitablemente, el espectador se ve reflejado en uno de los protagonistas o, para ser precisos, en más de uno de ellos, porque todos los seres humanos poseen un poco de cada uno de esos rasgos de personalidad. Esta identificación con Emilio, Blanca, Ana María, Lili, Otto y Federico hace que haya más carcajadas en el lado del público.

Salvo algunas tomas para ejemplificar o recordar, Toc Toc sucede mayormente en el consultorio, particularidad que, además, delata su origen teatral, lo cual funciona muy bien: en ningún momento aburre el ver mismo espacio, sobre todo, insisto, por la buena puesta en escena, que, incluso, también le resta fuerza a los lugares comunes y lo predictiva que pueda ser la historia. Véala en Netflix… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 24 de marzo de 2019 en la edición 843 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 856
23 de JUNIO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES