abril 11, 2021 10:48 AM

El ‘Chapo’ se reunió con gente de PEMEX y de las FARC

chapo sigue juicio

En la quinta semana del juicio contra Joaquín el Chapo Guzmán, un testigo colombiano, Jorge Milton Cifuentes Villa, aseguró que el entonces líder del Cártel de Sinaloa se reunió con funcionarios de Pemex y con integrantes de las FARC con el propósito de traficar cocaína.

Lea: En el juicio contra el ‘Chapo’ Guzmán, el tráfico de drogas llega a Brooklyn https://bit.ly/2QrTJ34

El capo colombiano no precisó la razón por la que el negocio con funcionarios de Petróleos Mexicanos no se concretó, pero de acuerdo a su testimonio Guzmán Loera tuvo contacto en más de una ocasión con empleados de la petrolera.

Durante el llamado Juicio del Siglo que se realiza en Nueva York, los testigos, entre ellos el Rey Zambada, señalaron presuntos sobornos a los ex presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto y al ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, a un funcionario de AMLO cuando era jefe de gobierno de la CDMX, así como funcionarios de la PGR, entre otros. Y en esta quinta semana se revelaron también acercamientos con funcionarios de Pemex.

Cifuentes mencionó que en 2007, cuando era presidente Felipe Calderón, se dio la primera reunión en las montañas con un funcionario de Pemex llamado Alfonso Acosta y “otros señores de Petróleos Mexicanos”.

Ahí estuvieron Guzmán Loera, Jorge Cifuentes y Dámaso López. El objetivo era transportar cocaína desde Ecuador en “unos barcos tanqueros disponibles de Pemex, Petróleos de México (Petróleos Mexicanos), que podían ir a Ecuador”.

El testigo dijo que era para recoger cocaína y petróleo y regresar a descargar en la “refinería de Lázaro Cárdenas” en el Pacífico, pero en Lázaro Cárdenas lo que hay es un puerto en donde también se descarga petróleo.

Cifuentes dijo que meses antes de ese encuentro, en abril de 2007, su hermano Iván Francisco Cifuentes, Pacho, fue asesinado.

Lea: Juicio del ‘Chapo’: Testigos narcos detallan asesinatos, tráfico y corrupción https://bit.ly/2SvkBMo

Pacho era el contacto con el Cártel de Sinaloa en Colombia, encargado de mandar cocaína en aviones desde Medellín y el departamento de Jurado en Colombia a Atizapán, Guerrero.

A cambio de su ayuda para encontrar a los asesinos de su hermano, el Chapo le pidió a Jorge que fuera a Ecuador a iniciar una nueva ruta de tráfico de cocaína.

Ahí tuvo que “encontrar departamento, comprar camiones, rentar bodegas… todo lo necesario para el tráfico de drogas, la infraestructura”. Fue entonces cuando se dio la reunión con los funcionarios de Pemex.

El testigo también dijo que fue el enlace para que las FARC le proporcionaran cocaína al Cártel de Sinaloa, pero dicho negocio tampoco se realizó.

Cifuentes narró sus inicios en el tráfico de drogas y como en 1984, cuando tenía 18 años, Gonzalo Rodríguez Gacha le ofreció 15 millones de pesos por asesinar a Fernando Lopera, quien estaba preso en la cárcel de Bellavista, en Medellín.

Primero intentó asesinarlo con una arepa rociada con cianuro y posteriormente con una granada, pero tampoco lo logró.

Cifuentes viajó a México y trabajó una temporada en Ciudad Victoria tratando de robar la ruta de tráfico por Tamaulipas a otro cártel, y laboró con Arturo Cuellar, comandante de la policía que controlaba la ruta de tráfico en ese estado entre 1989 y 1990.

A Cifuentes le resultó tan lucrativo el negocio de las drogas, que a principios de los 90 llegó a comprarse una casa de 4 millones de dólares en Key Brisbane, Florida, pues al mes ganaba entre 1 y 2 millones de dólares.

Lea: Submarinos y trenes usaba el Cártel de Sinaloa para traficar cocaína a EU: Testigos https://bit.ly/2roTZRF

Narró que en 2003 le regaló un helicóptero MD-500 Notar azul al Chapo Guzmán. Cifuentes quería saber si había matado a uno de sus amigos más cercanos, Humberto Ojeda, el Robachivas, quien fue asesinado por un sicario del Mayo, cinco años antes.

El Mayo lo mandó matar, según el testigo, por construirse una mansión e ignorar un llamado de Amado Carrillo Fuentes.

“Si volviera a nacer, lo volvería a matar”, le dijo el Mayo a Jorge Milton. A partir de 2003, los negocios entre el testigo y el acusado reiniciaron.

El Chapo y Cifuentes iniciaron una ruta de tráfico de cocaína desde Ecuador, donde el segundo fue a instalar todo. Para poder traficar sobornó al capitán ecuatoriano Telmo Castro, quien trasladaba la droga de Colombia a las bodegas de Cifuentes en camiones del ejército. Para iniciar esta ruta, dejó a su hermano Hildebrando Alexander Cifuentes Villa en la sierra con Guzmán Loera como prueba de lealtad.

Además de Alexander, en el negocio del narcotráfico a Jorge Milton lo acompañaban su mamá Carlina Villa, su hermana Dolly y sus hermanos Fernando y Francisco Iván, Pacho, Cifuentes Villa. Su sobrino Jaime Alberto Roll, hijo de su hermana Lucía, era el contacto directo con Tomás, el sobrino del Chapo, quien había sido enviado para supervisar el negocio en Ecuador.

El narco que compraba equipos de futbol

Al inicio de esta semana, también testificó Tirso Martínez Sánchez, el Mecánico, apodo que recibió por transportar cocaína por tren, en compartimentos secretos de carro tanques, a Estados Unidos de 2000 a 2003.

A Tirso también lo conocían como el Futbolista porque gustaba comprar equipos de futbol con el dinero que le dejaba el tráfico de drogas. En total logró adquirir seis: uno en La Piedad, Michoacán, dos en Guanajuato, uno en León, otro en Irapuato y otro más en Querétaro.

Lea: Confiesa el ‘Rey’ Zambada sobornos a Genaro García Luna y a funcionario de AMLO https://bit.ly/2DzhBKy

Su relación con el Chapo, dijo en la Corte de Brooklyn, llegaría después de que trabajara para el Cártel Jalisco y para el Señor de los Cielos y Vicente el Viceroy Carrillo Fuentes, ahijado del Mayo Zambada.

Fue hasta 2001, después de que el Chapo se fugara del penal de Puente Grande, que el Futbolista logró que Alfredo Vázquez, un compadre del Guzmán Loera, los presentara. El encuentro fue en una cabaña por la desviación a Toluca, “en un terreno montañoso”. Semanas antes, el Rey Zambada declaró que el Chapo se escondía en el rancho del pistolero Barbarino en Villas del Carbón, Estado de México.

Según la narración del Futbolista, entonces comenzó a transportar cocaína y mariguana para el Mayo, a través de órdenes del Viceroy, y el Chapo, a través de órdenes de Alfredo Vázquez. En su breve carrera dentro del Cártel de Juárez y el Cártel de Sinaloa, “que después se unirían en un solo cártel” (de 1995 a 2003), el Futbolista vio al Chapo y al Mayo dos veces, en ocasiones separadas.

Artículo publicado el 16 de diciembre de 2018 en la edición 829 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 949
04 de abril del 2021
GALERÍA
MÁS DE 90 MUERTOS Y DECENAS DE DESAPARECIDOS POR INUNDACIONES EN INDONESIA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos