julio 30, 2021 3:12 PM

Gobernar, y hacerlo bien

Para  muchos fue una sorpresa que un partido como MORENA de reciente creación haya ganado la Presidencia de la República.

Algunas  veces pensé que no vería a la izquierda gobernar en México.  Pero renacía la esperanza y me decía a mí mismo: tenemos que seguir luchando. Las elecciones no fueron limpias en 1988, 2006 y en 2012 y el triunfo no fue posible, pero ahora sí nos preparamos en serio y el  6 de enero de este año se formó  la dirección de lo que sería la estructura de defensa del voto de MORENA en Ciudad de México.

Las metas eran muy ambiciosas, tener el 100 por ciento de la estructura electoral con cuatro representantes de casilla. Tarea ardua y titánica en todo el país. Nos  pusimos como meta obtener para AMLO la cantidad de 427 mil 188 en Sinaloa, y  la meta fue rebasada ampliamente. AMLO obtuvo en Sinaloa 834 mil 001 votos. Se ganaron las siete diputaciones federales, el Senado de la república, los municipios más  importantes económicamente hablando y la mayoría del Congreso del Estado. Ahora se tiene que gobernar bien, para que se modere  la opulencia y la indigencia, y desaparezca la pobreza. Todos los funcionarios y gobernantes de  MORENA deberán de tener un comportamiento siguiendo los pasos de José María Morelos y Pavón: Deberán ser siervos de la nación.

Sinaloa es la séptima entidad federativa donde AMLO tuvo el más alto porcentaje de votación, sólo superado por Tabasco, 81.84 por ciento; Tlaxcala, 69.68 por ciento; Quintana Roo, 68.53 por ciento; Chiapas, 67.20 por ciento; Oaxaca 67.11 por ciento; Nayarit, 66.62 por ciento y Sinaloa con 65.62 por ciento.

La jornada electoral  que vivimos el primero de julio marcará un antes y un después en la vida democrática del país. Hoy México tiene la posibilidad de renacer.
Se le dio al mundo el ejemplo del triunfo de un movimiento social y pacífico, que alcanzó la victoria a través de las urnas, sin necesidad de un levantamiento armado, tal y como lo hiciera Salvador Allende en la década de los setenta del siglo pasado, en Chile.

Somos los soñadores que nunca perdimos la esperanza. Somos la esencia de quienes en la lucha se nos adelantaron (Arnoldo Martínez Verdugo, Heberto Castillo  y muchos más). Somos el único partido político que puede presumir tener un líder con autoridad para hablar de corrupción, con la sensibilidad política y la estatura moral para llamar a la reconciliación nacional.

Entre la ciudadanía se respira una alegría y un ánimo vibrante, lleno de esperanza. Estamos a punto de comenzar la cuarta transformación de México. Lo que vamos a consumar no es cosa menor, es una hazaña, que viene del trabajo y la lucha histórica de muchas compañeras y compañeros de diferentes clases sociales y corrientes de pensamiento.

Ahora que se ha ganado, se buscará  la unidad hasta donde se pueda, pero no apostamos a la unanimidad ni al pensamiento único. Estamos empeñados en construir una democracia, con una autentica separación de poderes, no una dictadura.
Llamaremos a una transición pacífica, a una nueva etapa.

Ahora toca gobernar y a hacerlo bien, nuestro pueblo nos lo pide.

Artículo publicado el 08 de julio de 2018 en la edición 806 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.