julio 18, 2019 3:15 am

Sr. Pig

El escritorio cubierto de documentos acompañados a una computadora y un teléfono viejo; vasos, platos y botellas de alcohol por todas partes, no solo son el reflejo del desorden en el estudio y la cocina de Ambrose (Danny Glover), sino también del que en su vida lo ha llevado a la bancarrota y a no querer visitar a su hija Eunice (Maya Rudolph).

Lo único que le interesa y le queda al granjero es Howie, su cerdo de buena raza que pretende vender, por una exorbitante suma de dinero, a Payo (José María Yazpik), el adinerado hijo de su exsocio, por lo que emprenderá un viaje de California a Jalisco, con solo unas pocas de sus pertenencias y su apreciado animal.

En el trayecto hacia su destino, aparecerán inconvenientes que se resolverán sin mayor conflicto, pero lo peor para el granjero estará una vez que se encuentre con quien pretende hacer negocios: para entonces, los problemas de salud y los enfrentamientos con su hija lo llevarán a afrontar la realidad que ha evitado por años.

Desde su primer trabajo como director: J.C. Chávez (2007), Diego Luna demostró su habilidad para contar historias, con un resultado bueno, decente, centrado en el tema y no perdido en subtramas innecesarias. Ahora en Sr. Pig (Mr. Pig/México/2016), su última película, el también actor y productor afianza su talento como realizador, que de alguna manera pulió con sus otros proyectos, entre ellos Abel (2010).

Un dato interesante de la filmografía de Luna es su exploración en diferentes géneros, en los que se encuentran el documental, el drama, la comedia, que ha elaborado de manera satisfactoria. En Sr. Pig, el “charolastra” de Y tu mamá también (2001), recurre a una excelente y entrañable road movie entre Estados Unidos y México, con todos los ingredientes de este tipo de cintas que llevan a los personajes a un movimiento no solo físico, sino personal, del que, invariablemente, no terminarán como empezaron.

Una de las ventajas del filme, que no es particular de este proyecto, es la capacidad de Diego Luna —también encargado del guion junto a Augusto Mendoza— para dirigir a sus actores, a quienes logra llevarlos por diferentes sentimientos y extraer sus emociones de forma adecuada y precisa, con actitudes, en apariencia, inexplicables, pero de fondo, tal vez, justificadas, con lo que consigue interpretaciones entrañables.

El ejemplo más significativo de lo anterior es Danny Glover: como el protagonista, va de la soledad, terquedad, coraje, desgane, fastidio, de no querer saber de nada ni de nadie y sólo perderse en el alcohol, a ceder gradualmente y terminar sonriente, simpático y siendo el personaje más comprendido, querido y afectuoso.

Se le puede reclamar a Sr. Pig, que puede ver en Netflix, la lentitud de su ritmo en algunas ocasiones, lo cual se compensa con una fotografía destacable, y una música nostálgica y muy disfrutable.

Luna debería tener cuidado en su recurrencia a abordar el tema de la figura del padre: si es personal, podría resolverlo por otra vía; si es interés profesional, buscar otros argumentos de los cuales hablar y variar sus productos. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 859
14 de JUlIO del 2019
GALERÍA
EL 'CHAPO' GUZMÁN: SU DETENCIÓN, FUGA, recaptura, EXTRADICIÓN Y JUICIO EN IMÁGENES
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

En Culiacán hay empresas que gestionan becas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro a cambio de 'moches' y sin que el becario tenga que trabajar, ¿aceptarías una?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES