domingo, octubre 17, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Fallece Óscar Lara, entre señalamientos de ‘lavado’ y relación con el Cártel de Sinaloa

 

oscar-lara-arechiga

Sin ser exonerado ni tampoco habérsele probado las acusaciones en su contra por blanqueo de capitales, murió el empresario y político Óscar Lara Aréchiga, al perder una batalla contra el cáncer. La enfermedad lo había obligado, en el último proceso electoral local, a declinar sus aspiraciones para buscar convertirse en gobernador de Sinaloa.

Conoció los entramados de las finanzas estatales al ocupar por dos sexenios consecutivos el cargo de titular de la Secretaría de Administración y Finanzas, primero con Juan Millán Lizárraga y luego con Jesús Aguilar Padilla.

Llegó al servicio público en 1999 de la mano del entonces gobernador Juan Millán Lizárraga, avalado por la experiencia en el mundo bancario, con el respaldo de Rodolfo Esquer Lugo, el primer empresario de la banca en Sinaloa. A ello se sumaba sus títulos académicos, al haber egresado como economista de la UAS y contar con  postgrados en el IPADE en Alta Dirección de Empresas y en la Universidad de Harvard en Administración Pública y Negocios.

Dentro de la administración estatal se convirtió en una pieza poderosa al tener un estilo de trabajo  que concentraba todos los presupuestos de las áreas de gobierno, en lugar de delegar a cada una su aplicación.

A los cuatro meses de haber llegado como gobernador Jesús Aguilar Padilla, se convirtió en socio de Jesús Vizcarra Calderón en el Grupo Viz Sociedad Anónima de Capital Variable. La participación de Lara Aréchiga en el Grupo Viz no era nueva. Desde 1998 se desempeñó como consejero del grupo empresarial, cuyo socio mayoritario era Jesús Vizcarra Calderón.

En 2009  se convirtió en diputado federal por el distrito 07. Su participación en política tampoco era nueva. Desde muy joven se afilió al PRI y como militante ya tenía en su trayectoria el haber sido consejero político estatal y nacional, cuando participó como integrante de la Comisión Económica, y como vicepresidente Nacional de la Liga de Economistas Revolucionarios.

Al asumir Enrique Peña Nieto la presidencia de la República, Lara Aréchiga fue nombrado en 2012  subdirector general de CONAGUA, en un área estratégica responsable de la planeación, operación, modernización y construcción de infraestructura de riego. Sin embargo, renunció sorpresivamente al cargo a finales del mismo año argumentando que lo hacía por razones estrictamente personales para atender sus empresas y su familia.

En ese momento su salida desató una serie de especulaciones, entre ellas que estaba ocupado en atender complicaciones jurídicas de sus empresas,  que obedecía a  la preparación del camino para buscar la gubernatura o regresar a la diputación, aunque Lara Aréchiga dijo entonces que no tenía contemplado regresar al servicio público.

Para el 2013 se integró de tiempo completo al sector privado como consejero y asesor de empresas nacionales e internacionales en sectores como el agroalimentario, financiero, comercial e infraestructura. Se dedicó de lleno su atención a las empresas de las que es inversionista entre las que se incluye Grupo Viz, Agrofinanciera de Noroeste S.A. de C.V., SOFOM, y la dirección de un clúster dedicado a la asesoría empresarial liderada por la empresa PROMYGES.

La empresa que ofrece asesoría de promoción y gestión (PROMYGES) se presenta como una empresa sólida con alianzas con otras empresas, Agrofin, DUCEM una empresa de consultoría para estrategias de  crecimiento empresarial, Lara Loaiza y Asociados, la aseguradora Fianzar, FGA una empresa de consultoría de inversión bancaria que es miembro de una asociación de firmas para realización transacciones en las “más grandes economías del mundo”, y 1910 Publicidad, una agencia de marketing y publicidad.

Cuando Lara Aréchiga parecía estaba concentrado solo en la atención de su grupo de empresas, apareció en el escenario de quienes aspiraban a disputarse la candidatura del PRI a la gubernatura de Sinaloa para suceder a Mario López Valdez.  Aunque apareció en fotografías junta a una docena de aspirantes, su situación médica personal lo obligó a salir de la contienda.

Desde  Estados Unidos, en donde luchó por rescatar su salud, buscó defenderse y deslindarse de la información difundida, en febrero de 2017, por el periódico El País, sobre  la petición de la juez española Canolic Mingorance Cairat de investigarlo por blanqueo de capitales y posible relación del Cártel de Sinaloa con la Banca Privada de Andorra, dónde era señalado de tener una cuenta de 6 millones de dólares.

Su fortuna se presumía en millones de pesos, pero la precisión sobre sus riquezas nunca alcanzó a analizarse con los recursos de trasparencia que ahora se exige a los funcionarios públicos.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Estragos por el paso del huracán 'Pamela' en Mazatlán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.