sábado, octubre 16, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

El ‘peligro’ de la información

 

blindados-2

“Por riesgo a la seguridad”, Sedena reserva información sobre compra de vehículos blindados

 

 

 

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) presume como propios vehículos que no le pertenecen.

El 10 de agosto pasado, el gobernador Quirino Ordaz Coppel y el secretario de Seguridad Pública, Genaro Robles Casillas, mintieron sobre la compra de ocho vehículos blindados DN-XI a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Ambos aseguraron que se habían invertido 36 millones de pesos en la compra de las unidades, pero todavía no han sido pagadas ni pertenecen a la SSPE.

Tanto la SSPE como la Secretaría de Administración y Finanzas (SAyF) no cuentan con documentos que avalen la propiedad, porque la adquisición todavía no se ha concretado.

Los vehículos fueron fabricados en 2014 por la Dirección de Transportes Militares, Administración e Industria Militar.

Las unidades fueron usadas por elementos del Ejército y reconstruidas para venderlas al Gobierno de Sinaloa para uso de las policías locales.

En los eventos en los que aborda temas de seguridad en su discurso, Ordaz Coppel presume la compra de las unidades y las incluye como parte de la “inversión sin precedentes” que ha se realizado en los primeros meses de su Gobierno.

Según agentes de la Policía Estatal Preventiva, dos de las unidades presentaron fallas hace alrededor de 15 días y fueron sacadas de circulación.

De acuerdo con solicitudes de acceso a la información a la SSPE, Sedena y la SAyF, todavía están en proceso de enajenación.

La SAyF, dependencia encargada de realizar las compras para el Gobierno del Estado, respondió que no tiene ningún tipo de información sobre la adquisición de los vehículos blindados.

“Tras una búsqueda exhaustiva en los archivos tanto físicos como digitales de las áreas competentes de esta Secretaría, le comunico que no se localizó documentación alguna que coincida por lo usted requerido, por lo que se declara la inexistencia de la información requerida”, indicaron.

“Existe una declaración sobre entrega de los vehículos, materia de seguridad que se atiende, en la que el Secretario de Seguridad Pública del Estado, habla de los vehículos en cuestión, por lo que probablemente esta Secretaría pueda proporcionar la información que requiere”, respondió Rafael Rodríguez, Procurador Fiscal y encargado de la Unidad de Transparencia.

Como parte de la respuesta, remite el link al portal del Gobierno de Sinaloa donde se ubica el boletín que difundió la Coordinación de Comunicación Social el día que entregaron los vehículos a la SSPE.

Ríodoce solicitó entrevista a la Secretaría de Seguridad Pública para conocer la situación, pero no fue concedida.

La Secretaría de la Defensa Nacional informó que no cuenta con documentos de venta de los vehículos, debido a que acaba de iniciar un proceso de enajenación por adjudicación directa.

Los vehículos fueron entregados el 10 de agosto pasado en las instalaciones del Complejo de Seguridad.

El titular de la SSPE, Genaro Robles Casillas, aseguró que los vehículos habían sido comprados a un precio de 4.5 millones de pesos cada uno.

Justificó que la adquisición se hizo sin licitación porque no es necesaria cuando se trata de una adquisición entre una entidad de la administración pública y un gobierno estatal.

Hasta el lunes 25, de acuerdo con la Sedena, esa compra no se había concretado.

Robles Casillas, adelantó ese día que comprarán cuatro vehículos más a la Sedena.

En la entrega, el Gobernador Quirino Ordaz Coppel señaló que esa compra muestra la capacidad del Estado: “Son unidades de una gran fuerza, mandan un mensaje de la capacidad que tiene el estado, de la fuerza que tiene el estado”, indicó.

Los vehículos blindados DN-XI son de motor diesel, con autonomía de 360 kilómetros, un peso de 10 toneladas, capacidad para nueve personas, transmisión automática y llantas que en caso de pinchadura pueden seguir circulando a 80 kilómetros por hora durante una hora.

El blindaje resiste balazos de calibre 7.62 y hasta calibre 50.

La semana pasada el Gobierno Estatal entregó en comodato dos vehículos a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Mazatlán y dos a la Secretaría de Seguridad de Ahome.

 

Información reservada

Para la Secretaría de la Defensa Nacional, dar a conocer el costo y las características de los vehículos, pone en riesgo la seguridad.

En la solicitud de información realizada a la Sedena, el titular de la Unidad de Transparencia, el General Francisco Toscano Camacho, señaló que la información era reservada.

En sesión del 20 de septiembre, el comité de transparencia de la Sedena, determinó reservar por cinco años la información de los vehículos.

La información reservada es sobre el costo unitario de los vehículos, el año de fabricación, el tiempo de vida útil estimado, y la cantidad de vehículos vendidos.

El comité de transparencia justificó que proporcionar esa información pondría en riesgo las actividades de seguridad pública, toda vez que los grupos delictivos conocerían datos específicos de los vehículos con los que cuentan los cuerpos policiales.

Revelar esa información, señaló, pondría en desventaja a los cuerpos policiales frente a grupo delictivos, ya que estos últimos, estarían en condiciones de adquirir medios con mayor capacidad para enfrentarse a las autoridades de seguridad pública.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 976
10 de octubre del 2021
GALERÍA
Estragos por el paso del huracán 'Pamela' en Mazatlán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.