abril 18, 2021 11:13 PM

Fragmentado

 

fragmentado-2

Su mirada está perdida hacia afuera. Su expresión es de enfado, de no querer estar ahí. Mientras todas se toman fotos en el restaurante en el que festejaron el cumpleaños de Claire (Haley Lu Richardson), Casey (Anya Taylor-Joy) prefiere quedarse aislada de sus compañeras de clase de artes. La invitaron por compasión, para no causarle más daño del que ya le hacen en las redes sociales, pero es la chica a la que siempre castigan, les grita a los profesores y de quien se rumora se ha fugado varias veces de su casa.

Al final de la reunión, Mr. Benoit (Neal Huff), el papá de Claire, se ofrece a llevar Casey y Marcia (Jessica Sula), la mejor amiga de su hija, a sus casas. Llegan al estacionamiento, y mientras él mete los regalos a la cajuela de la camioneta, ellas se van a sus respectivos lugares. La festejada y su cómplice en los asientos de atrás y Casey de copiloto. De repente, quien está sentado para manejar es un desconocido (James McAvoy), y para cuando las muchachas se dan cuenta, son rociadas con un líquido que les hace perder la conciencia.

Las chicas vuelven en sí en un cuarto sin ventanas y con poca iluminación. Cuando intentan ponerse de acuerdo para salir de ahí, aparece el tipo que las secuestró para llevarse a una de ellas, a la que regresa pronto porque lo hace enojar. A partir de ahí las adolescentes serán visitadas por varias personalidades —un modista, un niño, un obsesivo compulsivo, una mujer y una bestia— de las 23 que habitan en una misma persona —en apariencia controlada por la doctora Fletcher (Betty Buckley)— y de las que parece que ninguna está dispuesta a ayudarlas.

En 25 años, M. Night Shyamalan ha filmado, en promedio, una cinta cada dos años, en las que se observa la constancia de ciertas características propias: giros inesperados; lo fantástico con intenciones de hacerlo creer realista, que por lo general combina con suspenso o terror; personajes, algunos ajenos a este mundo, que han perdido a alguien y se cuestionan acerca del sentido de la vida; y la aparición de él mimo en una interpretación casi imperceptible.  En este tiempo, la lista es insuficiente tanto en cantidad como por la consistencia de las historias y el éxito en taquilla, por lo que se le reconoce más su perseverancia e insistencia en hacer su trabajo. De las 14 películas filmadas, sólo Sexto sentido (1999), El protegido (2000) y Señales (2002) son las más interesantes, mejor recibidas y que más han recaudado dinero.

Con Fragmentado (Split/EU/2017), el director del que se dice rechazó hacer la tercera de Harry Potter y escribir la cuarta de Indiana Jones para dedicarse a Señales, se mantiene en las marquesinas por varias semanas con una historia acorde a sus particularidades, que se sostiene de principio a fin por buenas actuaciones —más de parte de McAvoy con sus múltiples personalidades bien definidas y Taylor-Joy por sus acertadas expresiones que comunican más que las palabras— y momentos de verdadera tensión que ponen los nervios de punta, sobre todo hacia el desenlace.

El filme —que también escribió, actuó y produjo— no es el mejor de Shyamalan ni tiene los alcances de sus otros éxitos, pero tampoco decepciona, mucho menos en lo visual, con esos espacios oscuros y claustrofóbicos. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos