junio 12, 2021 9:53 AM

Identidad desconocida

 

san-miguel 

Sin nombre oficial, sindicatura festeja 408 años

Tras una investigación de años, el escritor Fortunato López Valenzuela aseguró que la cabecera de la sindicatura San Miguel Zapopitlán no tiene un nombre reconocido, y por lo tanto identidad, en la víspera del festejo del 408 aniversario de su fundación.

Y peor aún, es tal la falta de identidad de la comunidad y sus habitantes que en la nomenclatura urbana no hay un solo nombre de sus 13 mártires indígenas: Basilio Fluomacho, Joseph Conchi, Santiago Chirohui, y Pedro y Joseph Urías, Santiago Uribecea, Andrés Bañoli Chinchihura, entre otros, que fueron ahorcados, decapitados, incinerados, sus tierras regadas con sal y sus hijos deshonrados por encauzar la primera rebelión en contra de la corona española por el incremento de los tributos (impuestos), y por el contrario, una de las calles fue designada con el nombre de un aviador cuya única proeza fue haber realizado una pirueta área cuando se gestaba el aeródromo de Los Mochis, cosa insignificante con lo que vivieron los mártires indígenas.

La etnia mayo-yoreme local fue la primera que se sublevó en contra de la corona, incluso, 41 años antes de la guerra de Independencia, dijo, de allí el honor que les precede y que no han merecido por la población actual.

Ante un puñado de residentes que asistieron a un salón privado, puesto que el grueso de la población participaba en una fiesta popular amenizada con banda y a una comilona en una casa de conocido político local, en tanto que los jóvenes merodeaban por las calles adornadas para la ocasión y los indígenas se concentraban en la enramada, en donde la noche anterior un militar había baleado a un adolescente, López Valenzuela, considerado en ese momento como el “hijo pródigo”, dijo que el libro Pueblito Viejo San Miguel Zapotitlán (historia de su fundación, de sus nombres y de héroes olvidados) no estará a la venta directa al público sino como material de consulta en archivos oficiales y bibliotecas escolares.

Habrá dos versiones, la impresa y la digital. Eta última tendrá anexos especiales como los archivos consultados como bibliografía.

E hizo un pronunciamiento: “Ojalá el libro genere controversia. A los residentes les toca lograr esa identidad. Esto es apenas un ladrillo. Eso será mucho trabajo, pero a los hijos de San Miguel les toca consumar esa identidad, y lo mejor honrar sus raíces indígenas, pues estos fueron los primeros en ocupar estas tierras, después vendrían los españoles y la pérdida de identidad. En esa pérdida hubo omisiones e intenciones, o ambas se conjugaron, pero ahora es el caso que ya sabemos que el nombre del poblado fue impuesto, sin historia de por medio”.

López Valenzuela  dijo que los poblados actuales festejan cuatro siglos de fundación, pero en la investigación documentada desde 29 de septiembre del 1605 a la fecha no hay una referencia bibliográfica del nombre en el periodo de 1584 hasta el 2015, por lo tanto no hay razón histórica para la fiesta.

Incluso, dijo, tampoco hay referencia para retomar el nombre del patrono, San Miguel Arcángel, sino Arcángel San Miguel, que son dos cosas distintas.

De San Miguel como nombre de la comunidad, las referencias encontradas en mapas europeos van desde San Miguel de Mochicahui del Río Fuerte hasta San Miguel del Reparo de los Angulos hasta Arcángel San Miguel, San Miguel del Zuaque, para la misma población.

La referencia documental como San Miguel Zapotitlán data de 1903 y fue encontrada en el Servicio Postal Mexicano, por lo tanto no fue fundada hace 408 sino en tiempos modernos, en tanto que en documentos oficiales fue encontrada hasta 1910 y firmada por Lorenzo Ordoñe, quien fue asesinado por uno de los comandantes del “Indio” Bachomo, en una nueva revuelta revolucionaria.

Las revelaciones de quien se consideró un escritor por accidente sacudieron al escaso público, pero de todos los asistentes, entre los que se encontraban profesores, sólo uno atinó a convocar a las masas para otorgarles el honor que merecen los indígenas que se rebelaron contra la corona española, y que sería el origen de la población, antes de la mezcla de sangre española y de otras tribus del norte de México.

Complacido por la única respuesta a su propuesta, López Valenzuela dijo que la búsqueda de la identidad de San Miguel corresponde a la población actual, y mejor aún, éstas deberán luchar por obtener el decreto que les da el nombre legalmente, pues éste tampoco fue elaborado.

A lo sumo, el único decreto conocido que hace referencia a San Miguel como ejido, es la dotación de tierras que firmó Plutarco Elías Calles, pero en este hay tres antecedentes distintos para una misma comunidad, vigente hasta hoy.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 958
06 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.