lunes, diciembre 6, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

En busca de una coalición

Imelda 2

 

La izquierda, mezquina y dividida: Imelda Castro

 

 

“Yo tengo los pies sobre la tierra”, expresa Imelda Castro Castro, al hablar sobre la posibilidad de buscar ser candidata a la gubernatura de Sinaloa.

La legisladora del PRD levantó públicamente la mano para declarar que había tomado la decisión de estar abierta a la posibilidad de participar en la contienda, pese a que en el pasado había sostenido con firmeza la idea de que quienes son electos deben concluir su encomienda.

Su visión es la de convertirse en la candidata de una coalición de partidos de izquierda. Desde su punto de vista no es un sueño guajiro lograr la unidad de los partidos de izquierda en Sinaloa, siempre y cuando haya sensibilidad y preocupación auténtica.

Admite que las fuerzas de izquierda enfrentan una situación grave y difícil.

“Hay mezquindad, hay mucho divisionismo. Los liderazgos de los grupos nacionales tanto como los estatales, pues la verdad que nada más están viendo cuántas posiciones pueden lograr, pero no se están planteando el tema de la disputa del poder en Sinaloa”.

Cuando habla de las fuerzas de izquierda en su discurso está presente Morena, Movimiento Ciudadano, Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT).

“Son cuatro fuerzas política que juntas en Sinaloa tienen una plataforma electoral muy importante. Estamos hablando de más del 12 por ciento”.

En las cuentas de la expresidenta del PRD en Sinaloa están los últimos resultados electorales logrados por los partidos de izquierda: PRD y Morena con el 4 por ciento cada uno, PT con el 3 por ciento y Movimiento Ciudadano con el 1.5.

“Una izquierda en Sinaloa que tiene una base del 13 por ciento no es capaz de sentarse a la mesa y decir: vamos juntos, no importa quien encabece, la persona que esté mejor posicionada. Lo que importa aquí es que los sinaloenses tengan una oferta política con identidad, en donde se proponga un plan de gobierno distinto y alternativo”.

Está convencida de que está viva la opción de una coalición de izquierda porque la gente quiere una alternativa, cuando conoció una alternancia que no dio los resultados que la ciudadanía quería.

Para encabezar una candidatura, expresa, deberá ser producto de una consulta, encuesta o un método de elección en donde participen los ciudadanos y los militantes de los partidos políticos, y no se deje a la decisión de las élites.

Augura que los partidos políticos se van a volver a equivocar si entregan una candidatura a gobernador a un grupo corporativo o a un liderazgo pragmático que no corresponda a un proceso de democratización de Sinaloa.

“Y también se van a equivocar si van solos, cada quien por su lado, porque van a ir con su pequeño porcentaje a generar divisionismo, tener uno o dos diputados, pero no van a representar ni para un proyecto de gobierno del estado o de los municipios, mucho menos para la integración del Congreso”, advierte.

—¿La coalición con otros partidos ha sido un error del PRD o sería bueno repetir la experiencia?

—Reflexionándolo a fondo no es un error de los partidos que hicieron coalición. Creo que fue un intento, un esfuerzo, una lucha, una esperanza de que se pudiera tener un gobierno alternativo, pero esos mismos partidos se subieron a la burocracia y abandonaron esa posibilidad hacia la sociedad, entonces el gobernante que encabezó todo esto obviamente no tuvo contrapesos ni adentro ni afuera.

“El PRI tampoco se ha comportado como oposición. Las oposiciones son muy útiles para que la sociedad pueda avanzar, cuando son contrapesos, cuando critican, cuestionan. Me estoy refiriendo a una oposición responsable que sea parte de un engranaje democrático. El propio gobierno desde arriba no fue capaz de generar eso, al contrario cooptó a los actos actores políticos y entonces los partidos de la coalición se conformaron con empleos, con puestos y no empujaron una transformación.

—¿Se ve como candidata de coalición los partidos de izquierda?

—No es que yo quiera ser candidata de los partidos de izquierda. Yo quisiera participar. Mi deseo, mi anhelo pudiera ser ese, participar con otros liderazgos en empujar este tipo de proyecto. Sería un honor estar ahí, sin embargo, yo puedo apoyar a otros compañeros que estén mejor posicionados. Lo que requerimos es que la izquierda tenga una fuerza electoral creíble, seria. Ya tenemos el 13 por ciento, por qué no crecer para que el 2018 se pueda diferenciar el 2018 de la derecha y del PRI y que podamos tener una opción distinta a la ciudadanía.

—¿No ve muy lejana la posibilidad de que la izquierda se unifique, tomando en cuenta que pasa por un momento complicado?

—Difícil, pero creo que lo que hace falta es voluntad política de sus élites y dirigentes, porque su militancia no tiene diferencias. No hay voluntad política para abrazarnos en un proyecto con una identidad de izquierda, que es lo que le falta a México, y a Sinaloa también. La gente está puesta, quiere cambios, transformaciones, compromisos; la gente quiere dignificar la política. Me parece que la clase política no lo ha entendido. También vemos como los candidatos independientes están rebasando justamente a los partidos por esa miopía política y esa falta de compromiso con un cambio y una transformación. Por eso la ciudadanía está viendo otras opciones como son las candidaturas independientes.

La dos veces diputada local considera que cada vez más los procesos electorales son más competidos y quizás por ello el PRI no se ha atrevido a elegir candidato y por primera vez en la historia tiene muchos aspirantes, lo que habla de que no hay una dirección unificada, ni consensos.

Desde su punto de vista, valdría la pena plantearse la posibilidad de una segunda vuelta en una elección para avanzar democráticamente en el sistema político.

—¿Es cierto que ha recibido la expresión de sus compañeros de militancia, pero que también es bien vista por los empresarios?

—Desde la anterior vez que fui diputada 2001-2004, me tocó interactuar con los empresarios. Entiendo la problemática de ellos. Vemos como no hay crecimiento económico en Sinaloa. Estamos estancados en economía y por tanto no hay generación de empleos. Tenemos un penúltimo lugar en salarios, solo Yucatán nos gana. Si tenemos un estado con bajos salarios con decrecimiento, con graves problema de inseguridad púbica, entonces es obvio que esto afecta a la clase empresarial.

En su perspectiva, por la difícil situación que viven los empresarios, éstos se están inclinando mucho por las candidaturas independientes porque los partidos políticos no han sido capaces de atender la problemática.

“Yo conozco esa situación problemática y hemos intercambiado opiniones con ellos y tenemos una buena relación con buena parte de los empresarios de Sinaloa, aun cuando nuestro origen está más en la parte académica”.

La diputada lamenta que en la última decena se han agregado nuevas problemas a la realidad estatal, como el fenómeno de los desplazados por violencia en la sierra, las desapariciones de personas, feminicidios, violaciones a mujeres.

“Este entorno social creo que está generando también una fuerte irritación”, expresa al reiterar que la perspectiva de la izquierda está viva y propicia para concretarla.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 984
05 de diciembre del 2021
GALERÍA
Barbados se convierte en República y se despide del mandato de Isabel ii
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.