mayo 7, 2021 1:53 AM

Los Cázares

ayotzinapa

El hombre es un misterio. Es más conocido en Estados Unidos que en México, aunque sea originario de un pueblito de Badiraguato cercano a la carretera. Su captura se reveló en Los Ángeles Times y en México apenas si se retomó. Es Víctor Emilio Cázares, detenido en Guadalajara, pero jamás hasta ahora, tres años después, confirmado por las autoridades mexicanas. Pero si los Estados Unidos lo solicitan, entonces sí lo tienen en México.

La mujer de esa misma dinastía es otro misterio. Después de conformar todo un emporio para el cambio de dólares por pesos en la calle Juárez de Culiacán, se esfumó. Es Blanca Margarita Cázares, la Chiquis o la Empetriz —según quien le ponga el apodo, las “dolareras” del Mercadito o los gringos—. Luego de que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos boletinó sus negocios y los relacionó con el lavado de dinero, en especial las casas de cambio, no se volvió a saber de ella.

 

MARGEN DE ERROR

(La verdad histórica) Avasallados por la Ley de Murphy, Jesús Murillo Karam y Enrique Peña Nieto corren el riesgo de que cada cosa que hagan si puede salir mal, saldrá mal. Todo, desde lo que Raymundo Riva Palacio llama “el final del mundo feliz del gobierno del Presidente Enrique Peña”.

Y es que al buscar mantener la versión jurídica de lo ocurrido el 26 y 27 de septiembre del 2014 en Guerrero, que llevó a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Murillo intentó una frase que seguramente sería la portada de los medios impresos y repetida en los electrónicos: la “verdad histórica” de aquella noche-madrugada-mañana-tarde. ¿Cuál era esa verdad? Que los estudiantes fueron detenidos por la policía, entregados a los narcos y luego quemados en el basurero de Cocula.

La jugada incluía otras palabras de Peña Nieto que serían también retomadas, en especial una frase: “no podemos quedarnos ahí —en Ayotzinapa—… no quedarnos parados, paralizados y estancados.”

En conjunto, las declaraciones de Murillo y Peña fueron presas de la Ley de Murphy. O más localmente de la filosofía Lora: La raza me dice que todo lo que hago/ que todo lo que hago/ está mal/ y no sé por qué/ Yo le echo muchas ganas pero/ nada me sale bien.

 

MIRILLA

(El super tazón) Cuando recupera la vena de humor, el gobernador Malova refresca su semblante. La seriedad —dicho sin una pizca de ironía— entendida como solemnidad, no le va. “Nombre. Yo ya no tiro líneas ni en el béisbol”, dijo cuando le preguntaron si había influido en la decisión del Congreso para  convertir a Eldorado en el municipio 19.

¿Va a ir al super tazón? le preguntaron los reporteros. “No voy a ir al superbowl ni tampoco a la serie del Caribe. Tengo trabajo. Esto me pasa por andarme alquilando,” remató.

Pero antes, la publicación de los préstamos chiquitos pero que sumados se hacen grandes lo había puesto cortante en las respuestas: “Ya les dio respuesta Armando…” dijo primero a eso. Luego: “…un segundo, un segundo”, cuando le querían volver a preguntar, pero ya en tono grave.

 

PRIMERA CITA

(Recortes) Warren Buffett, el millonario americano famoso no solo por encabezar la lista de los más ricos del mundo sino por llevar una vida austera a pesar de su chequera, contó en una ocasión que él tenía desde hace mucho tiempo una fórmula infalible para detectar cuando una economía se recuperaba de la crisis. En la pausa, quienes lo escuchaban pensaron en alguna ecuación econométrica, quizás en una argumentación de algún premio Nobel junto a un cálculo al que se llega después de despejar miles de incógnitas matemáticas…

Pero en realidad Buffett tenía una respuesta empírica muy simple: al ser dueño de la marca de ropa interior Fruit of the loom, lo que había notado es que solo se sale de la crisis cuando los hombres empiezan a comprar calzones y camisetas, porque la crisis va acompañada de calzones rotos y camisetas con agujeros.

La anécdota aplica para los recortes pregonados al gasto federal y replicados a los gobiernos estatales y municipales, anunciados por políticos seguramente con su ropa interior completa.

 

DEATRASALANTE

(El 19) El ajustado resultado en la votación para la municipalización de Eldorado, donde el rechazo a la nueva entidad, la 19 para Sinaloa, logró apenas 23 votos —contando la abstención de Yudit del Rincón— no es síntoma de esperanza para los impulsores de la propuesta. No obedece en absoluto y en ningún caso a un apoyo, por el contrario, muchos de esos diputados saben que es inviable apoyarlos, pero votaron a favor sabiendo que no pasaría la propuesta.

Los impulsores del movimiento han demostrado que los rechazos no los detienen, que insisten de nueva cuenta aun cuando las consultas entre la población sean adversas, igual que los dictámenes del Congreso. Ya veremos a la vuelta de los años otra vez a un centenar de ellos en las butacas de las sesiones públicas. Y más aun: escucharemos a los candidatos del Valle de San Lorenzo decir ante eldoradenses y habitantes de otras sindicaturas que apoyarán la municipalización, porque están convencidos(PUNTO)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.