junio 19, 2021 9:07 AM

Encuentra la ASE anomalías en Agricultura: Faltan 80 mdp

con guerra 5
El manejo turbio de las cuentas públicas sigue siendo otro de los grandes escándalos de una administración que llegó al poder esgrimiendo la lucha contra la corrupción y la bandera del cambio. Ahora le tocó a la Secretaría de Agricultura una revisión de la que brotaron anomalías millonarias
Mientras la crisis en el campo, la pesca y la ganadería es implacable, el Fondo para el Fomento Agropecuario de Sinaloa (FOFAE) registra señalamientos de la Auditoría Superior del Estado (ASE) por el posible daño o perjuicio a las arcas federales y estatales en casi el 82 por ciento de la muestra auditada, un monto de 80 millones 845 mil 155 pesos.
Luego de que en el 2012, Juan Nicasio Guerra Ochoa, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca (SAGyP) de Sinaloa negara enérgicamente los supuestos malos manejos del FOFAE, la auditoría del Estado de nueva cuenta detectó beneficiarios inexistentes, proveedores que negaron haber prestado sus servicios y el uso de los apoyos en fines distintos a los marcados por el programa federal, entre otras irregularidades.
La ASE revisó el ejercicio de los recursos del Programa de Apoyo a la Inversión en Equipamiento e Infraestructura del 2013, a través del cual se otorgaron apoyos para los sectores agrícola, ganadero y pesca por un total de 174 millones 176 mil 680 pesos, con participaciones federales y estatales.
De esa suma, el ente fiscalizador seleccionó una muestra para auditar, equivalente al 56.6 por ciento de los recursos, lo que corresponde a 98 millones 694 mil 34 mil pesos.

Apoyos fantasmas

En la revisión se encontraron 81 expedientes de apoyos pagados a beneficiarios, por 27 millones 369 mil pesos, los cuales no cuentan con ninguno de los documentos requeridos para participar en la convocatoria.
Destacan 203 cartas de autorización de apoyo, por 47 millones 472 mil pesos, que carecen de firma de beneficiario y fecha de recibido.
Además, se detectaron 18 expedientes, por 3 millones 308 mil 500 pesos, con certificados emitidos por CONAGUA, SENASICA y la Unidad de Producción Pecuaria, a nombre de personas distintas a los beneficiarios.
Cuatro expedientes más, con un importe de un millón 278 mil pesos, carecen de documentos que sustenten por qué se les entrega el apoyo y no acreditan la legal posesión del predio donde se utilizará el recurso.
En la integración de los expedientes hay más irregularidades de carácter técnico por las que la ASE emitió diversas acciones de responsabilidad administrativa sancionatoria.
Al realizar una inspección física de los apoyos otorgados, los auditores encontraron casos como el del “proyecto integral para la construcción de una techumbre para el ganado”, por 199 mil 996 pesos, la cual en realidad se utiliza como una cochera particular.
En la visita a tres beneficiarios, quienes recibieron 100 mil pesos cada uno para la compra de un tractor, se encontró que el número de serie de los tractores era diferente al número de serie que se especifica en cada una de las facturas.
A las inspecciones se le suman otros dos ejemplos de beneficiarios que recibieron apoyos por 96 mil pesos, cada uno, para instalar un sistema de riego por goteo pero al verificar su utilidad, la ASE detectó que los beneficiarios rentan los sistemas de riego.
Por estas irregularidades, la ASE emitió pliegos de observación de carácter resarcitorio, al presumirse un daño a la hacienda pública federal y estatal.

Apoyos para maquinaria. Sin destino cierto.
Apoyos para maquinaria. Sin destino cierto.

“Las facturas las tiene el patrón”

Para confirmar la veracidad del programa, la auditoría contactó a 13 proveedores que participaron en el programa de apoyos, detectando así a tres proveedores que negaron la prestación del servicio.
En dos casos, los supuestos proveedores coincidieron, por separado, en señalar a “su patrón” Pastor Ignacio Cabanillas, como la persona que elaboró las facturas, negoció con los beneficiarios y quien incluso, acompañó y orientó a uno de los proveedores para darse de alta ante el Servicio de Administración Tributaria.
“Yo no elaboré ninguna factura, yo sólo trabajé con el señor Pastor, él es el que se encarga de todo”, respondió a la auditoría uno de los proveedores, quien supuestamente vendió un sistema de riego por goteo, con un costo de 96 mil pesos, aunque el proveedor también dijo desconocer al supuesto beneficiario.
“Las facturas las tiene el patrón. Se llama Pastor Ignacio Cabanillas”, respondió el segundo proveedor, quien supuestamente, también vendió un sistema de riego por goteo con valor de 96 mil pesos.
En el tercer caso, el proveedor “Rancho El Pandelo y las Ánimas”, con domicilio en Tecomán, Colima, admitió haber elaborado cinco facturas para cuatro beneficiarios diferentes, por un importe total de 820 mil 500 pesos, pero en su respuesta a la ASE dijo que nunca recibió el pago del material y por lo tanto, tampoco lo entregó.
“Confirmo a nombre de mi representada, que dichas facturas fueron emitidas por mi representada. Pero el producto o mercancía no ha sido entregado y dichas facturas aún no han sido cobradas, ni entregadas”, explicó el proveedor a la ASE.
Los apoyos otorgados consistían en 192 mil pesos por cada beneficiario para la compra de material vegetativo y a pesar de que el proveedor rechazó haber entregado el producto, en los expedientes del FOFAE se adjuntan actas donde se señala que los apoyos fueron pagados y el material entregado al beneficiario.
Por estos tres casos de proveedores, la ASE emitió también pliegos de observación de carácter resarcitorio, al presumirse un daño a la hacienda pública federal y estatal.
La ASE encontró que del FOFAE se transfirieron recursos a la SAGyP y a la delegación estatal de SAGARPA, por concepto de gasto operativo del programa de Apoyo a la Inversión en Equipamiento e Infraestructura.
En ambos casos los recursos se depositaron a una cuenta bancaria que se utiliza para los gastos operativos de los programas de Alianza para el Campo y no a una cuenta específica del programa en cuestión.
A través de estas transferencias, la SAGyP recibió 3 millones 942 mil 500 pesos y a la delegación de SAGARPA se depositaron 3 millones 847 mil 317 pesos.
El Fondo para el Fomento Agropecuario de Sinaloa es operado por un comité técnico que es presidido por Juan Nicasio Guerra Ochoa, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca (SAGYP); Rolando Zubía Ribera, delegado de SAGARPA en Sinaloa y Saúl Payán Salazar, director de Alianza para el Campo.
De la revisión al Programa de Apoyo a la Inversión en Equipamiento e Infraestructura 2013, la ASE emitió 45 observaciones, de las que se promovieron 25 acciones de responsabilidad administrativa sancionatoria por el incumplimiento de disposiciones normativas y ocho pliegos de observaciones por un daño a la hacienda pública federal y estatal.

CIFRAS FOFAE

* El FOFAE deberá resarcir el posible daño a la hacienda federal y estatal por 80 millones 845 mil 155 pesos.
* En la revisión se encontraron 81 expedientes, por 27 millones 369 mil pesos, sin los documentos requeridos para participar en el programa.
* Hay 203 cartas de autorización de apoyo, por 47 millones 472 mil pesos, que no tienen de firma de beneficiario y fecha de recibido.
* Tres proveedores rechazaron haber participado en el programa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.