Sin justicia por la muerte de neonatos en el IMSS

Sin justicia por la muerte de neonatos en el IMSS

Francisco Javier Cortez, padre de uno de los recién nacidos, lamentó que a casi ocho años no haya culpables en la cárcel

A casi ocho años de la muerte de 23 bebés en el Hospital General Regional No. 1 del IMSS en Culiacán, Francisco Javier Cortez sigue a la espera de justicia.

Después que la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa determinara el pago de 5 millones de dólares a los padres de un recién nacido en el hospital de Seguro Social en Culiacán, a causa de una bacteria, Francisco Javier lamenta que en su caso aún no se tenga la justicia.

“Esperemos que ya no tarde la justicia, que las cosas caigan en su lugar, porque está difícil vivir con esta zozobra”, comenta.

El padre de familia hace una retrospectiva. Se ensimisma y hace su relato.

“Yo siempre me he culpado. Recuerdo ese día (el 3 de septiembre de 2015). En una torcedura que hice al volante, se marcó el destino de mi hijo y de todos nosotros…” recuerda.

Eran los tiempos en el que la avenida Álvaro Obregón era de doble sentido. De igual manera podía enfilar al Hospital Civil de Culiacán o al Seguro Social.

“La pude llevar al Hospital Civil, pero como tengo Seguro Social, una institución que se supone me respalda (ahí la llevó)”, agrega.

Francisco y su esposa, Irasema, ya venían arrastrando un duelo por la pérdida de una niña en el mismo hospital.

FRANCISCO JAVIER CORTEZ. Que haya castigo.

Ya tenían un hijo, en ese entonces de 15 años, cuando buscaron otro bebé.

“Mi hijo nació vivo… Cuando cayó al área de cuneros fue donde se contagió, igual que la mayoría de los bebés que fallecieron a causa de ese problema”, cuenta.

David Enrique, así le pusieron, vivió solo tres días.

“De la infección no dijeron nada. Me decían que estaba bien. (Pero) cuando voy a visitar los cuneros, me dice la enfermera que la pediatra quiere hablar conmigo. Me dice ella ‘¿qué es lo que está pasando’? Es lo que yo quisiera saber”, rememora.

A casi ocho meses de distancia, Francisco demanda y asegura que no ha obtenido justicia porque no hay culpables en la cárcel. Médicos, directivos y administrativos que no han sufrido el dolor por el que ellos han pasado.

“Yo me despierto en la madrugada pensando en mi hijo. Mi esposa igual. Nosotros tenemos ese dolor que nos vamos a llevar hasta la muerte”, se duele.

La lucha

Francisco Javier dice que la de los padres con hijos contagiados por la bacteria Klebsiella que murieron en el área de cuneros del Hospital General Regional No. 1 del IMSS, han vivido un viacrucis en busca de justicia.

De haber sido tomado por la entonces Procuraduría General del Estado, el caso fue atraído por la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“El pleito todavía está. Esto es una carrera de resistencia”, expresa.

El 21 de noviembre de 2018 la CNDH emitió la recomendación número 61/2018 sobre el caso de violaciones a los derechos humanos a la protección de la salud y pérdida de la vida de 14 personas recién nacidas, así como al acceso a la información en materia de salud de sus representantes legales, así como de nueve personas más, por omisiones en el personal médico y una inadecuada atención sanitaria en el Hospital General Regional No. 1 del IMSS, en Culiacán.

En 2022, al Instituto Mexicano del Seguro Social reconoció que hubo negligencia por su parte en la muerte de 23 recién nacidos, y la posibilidad de una indemnización como reparación del daño.

El jueves 25 de mayo, la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa resolvió una sentencia que obliga al IMSS a pagar más de 5 millones de pesos a los padres de un neonato que murió el 9 de septiembre de 2015 en el Hospital General Regional No. 1, debido a un brote de infección nosocomial.

Francisco Javier persiste en su demanda. Por la muerte de David Enrique no hay nadie tras las rejas.
“No ha caído nadie en prisión. Yo lo que quiero es que médicos, directivos, administrativos, paguen por sus culpas, por sus omisiones, por todo lo malo que hicieron. Que sientan lo que nosotros sentimos”, exige.

Los antecedentes

El 8 de diciembre de 2015 la gaceta del Senado publicó el punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Salud, al Instituto Mexicano del Seguro Social y al gobierno de Sinaloa a informar sobre las investigaciones llevadas a cabo, a partir de los hechos en el Hospital General Regional número 1 en Culiacán, y las medidas adoptadas a partir de las muertes de neonatos en ese nosocomio.

La Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa se basó en la recomendación 61/2018 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos para imponer el pago de más de 5 millones de pesos a los padres de uno de los neonatos que murieron en el IMSS de Culiacán.

Artículo publicado el 04 de junio de 2023 en la edición 1062 del semanario Ríodoce.

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.