Las clases medias rosas

MARCHA EN CDMX. Las clases medias al zócalo. Foto: Crisanta Espinoza Aguilar/Cuartoscuro

El valor de la democracia es un valor vinculado especialmente a la clase media, sea por su nivel educativo, ingreso y grado de politización.

Y eso se confirma, en esa gran masa que se manifestó en las más de 100 ciudades de México y el extranjero en defensa del INE, el voto libre y secreto y la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Basta ver su estética y los atuendos para darse cuenta de que la mayoría de los movilizados eran miembros de las clases medias aun cuando podría haber de los arriba y los de debajo de ese parámetro. Este es un dato sociológico no menor porque significa donde está el principal eje del malestar de la sociedad mexicana.

Las clases medias son las que están en el sector de los servicios sea en la burocracia pública, en los medios de comunicación, en las escuelas y universidades, en la iniciativa privada… y es la aspiración de muchos de los que están abajo por subir a través de la educación, el esfuerzo y hasta a través del crimen.

Es decir, en un sector estratégico de la vida pública porque desde ahí se irradia potente al conjunto social y también, es uno de los conjuntos sociales, que por su sensibilidad social es la que en convocatorias de elecciones son las que más salen a votar sin otro incentivo que mantener y mejorar el estado de cosas.

Se podrá decir que por eso es conservadora, pero, hay un equívoco, las clases medias por su nivel de información también suelen ser las más rebeldes.

Vamos, son las que nutren a los partidos en el más amplio espectro de la geometría política y hacen ideología y programas.

Claro, se dirá, hay de clase media a clase media, y es muy cierto, las hay ideológicamente conservadoras como ideológicamente revolucionarias.

Pero, la media, de esa gran manifestación ocurrida el pasado domingo me atrevo afirmar que es una clase media “calmada” a la que no le gusta dar paso sin huarache y le disgustan los discursos extremistas y polarizantes, menos, todavía, los desplantes autoritarios; no de gratis la mayoría de ellos, aun cuando hayan votado por AMLO, ya no lo soportan y quieren que se vaya ya (basta, escuchar el largo y sonoro, ¡Fuera AMLO¡, que se escuchó en el zócalo de la Ciudad de México).

AMLO, habiendo tenido al sector de la clase media de izquierda la ha ido perdiendo paulatinamente y no se ve cómo podría recuperarla para su movimiento.

Será el desafío de quien sea el candidato de Morena y en lógica de capitalizarla, el gran desafío de la oposición.

No veo cómo lo pueda hacer un Adán Augusto o una Claudia que se han mimetizado en el discurso del presidente López Obrador y eso, abona, en favor de Marcelo Ebrard y en algo, pero remoto, a Ricardo Monreal.

Pero, igual, el presidente no sabe de correcciones políticas ni siquiera por razones tácticas y es casi seguro que mantendrá una suerte de “fuga hacia adelante” combinando discurso, clientelismo, alianzas y lo que quede del Plan B luego que resuelvan los ministros de la Corte.

Y eso permite ver en el horizonte electoral una escena de polarización nunca vista en una elección y eso, no es una buena noticia, porque el gobierno usara todos los recursos que tiene a su alcance para conservar el poder.

Y en 2021, en las elecciones estatales de 2021, eso significó en materia de alianzas para amplias regiones del país, y muy especialmente la costa del Pacífico, que el crimen organizado se haya metido de lleno en la definición de candidatos, las campañas y la jornada electoral.

Lo que ahora estará en entredicho, si se aprendió una enseñanza que deja no sólo el juicio de García Luna sino el gobernador Roberto Sandoval y su procurador Veytia que han perdido la libertad por esos vínculos mafiosos.

En definitiva, un sector importante de las clases medias han decidido rechazar lo que representa AMLO y se han puesto en actividad para dejar de ser observadores y volverse activos de un movimiento que está en curso de transformarse en un movimiento social que refrenda su papel transformador que se manifestó en 1988, 2000 y 2018.

Al tiempo.

Artículo publicado el 05 de marzo de 2023 en la edición 1049 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.