La pelea legal de Ovidio

ovidio

El hijo del ‘Chapo’ Guzmán busca desesperadamente no enfrentarse ante la justicia gringa

Con amparos, Ovidio Guzmán López, el Ratón, busca evitar la extradición a Estados Unidos y la ejecución de una posible orden de aprehensión.

Tras su captura el pasado 5 de enero en la sindicatura de Jesús María, al norte de Culiacán, los abogados del hijo de Joaquín el Chapo Guzmán han promovido varios amparos en la Ciudad de México y el Estado de México para evitar que sea entregado a autoridades estadounidenses.

Desde el 25 de septiembre de 2019 el director general de Procedimientos Internacionales de la Fiscalía General de la República (FGR) hizo llegar al Juez de Control Federal con residencia en Almoloya de Juárez, la orden de detención con fines de extradición internacional presentada por el Gobierno de Estados Unidos de América.

Ovidio fue detenido el 5 de enero y al día siguiente se realizó la audiencia informativa de extradición, en la cual se decretó su detención formal de manera provisional.

El gobierno estadounidense tiene un plazo de 60 días, contados a partir de la detención, para realizar la petición formal de extradición al gobierno mexicano.

Los jueces a los que han solicitado la protección de la justicia le han concedido dos suspensiones definitivas, por lo que no puede ser extraditado hasta que se resuelvan los juicios de amparo.

Recurrir a los amparos para evitar la extradición es común en los delincuentes que son detenidos con fines de extradición o de quienes presumen pueden tener orden de extradición.

Su papá, el Chapo Guzmán, también promovió amparos tras su detención en 2016 en Los Mochis y obtuvo suspensiones.

Apenas los Tribunales negaron conceder los amparos, en enero de 2017 el gobierno mexicano lo extraditó.

En esa ocasión, el abogado del Chapo, José Refugio Rodríguez, acusó que la extradición derivó de una acción violatoria de los derechos humanos.

Orson Iván Gastélum, el Cholo Iván, fue detenido junto con el Chapo, y también es requerido por el gobierno estadounidense.

Desde diciembre de 2020, la Secretaría de Relaciones Exteriores concedió la extradición pero no la han podido llevar a cabo debido a que tiene en trámite amparos.

Ovidio Guzmán ha obtenido dos suspensiones de la extradición.

El 5 de enero, día que fue detenido, sus abogados promovieron un amparo contra la detención, incomunicación, extradición y tortura en el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México.

El juez declinó conocer de la demanda debido a que el proceso de extradición se lleva en el Estado de México, por lo tanto un juzgado de ese estado es el competente para resolver.

La solicitud de amparo fue turnada al Juzgado Quinto de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México y le concedieron una suspensión provisional.

“Se concede dicha medida cautelar, para el efecto de que el directo quejoso no sea extraditado y quede a disposición de este órgano jurisdiccional de amparo, en lo que corresponde a su libertad personal, en el lugar en que se encuentra recluido y a disposición del juez responsable, sin perjuicio de que continúe el procedimiento de extradición que se le instruye”, determinó el juez.

El 25 de enero el juez concedió la suspensión definitiva para que no sea extraditado y permanezca en el Altiplano mientras termina el juicio de amparo.

“Si se toma en consideración que el alto tribunal ha sostenido que la extradición es el acto mediante el cual un Estado hace entrega de una persona que está en su territorio a otro Estado que la reclama por tener el carácter de inculpada, procesada o convicta por la comisión de un delito, a fin de que sea sometida a juicio o recluida para cumplir con la pena impuesta, es indudable que el acto reclamado consistente en la orden de detención con fines de extradición es un acto que de ejecutarse afectaría material y temporalmente la libertad de la persona cuya extradición se reclama y, por ello, es procedente conceder la suspensión de su ejecución”, señala la resolución.

El 10 de enero, el Ratón promovió otro juicio en el Juzgado Séptimo de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México.

Un día después, en el Altiplano, Ovidio fue requerido para que manifestara sí reconocía como puesta de su puño y letra la firma que obra en la demanda de amparo.

En la notificación Ovidio manifestó “Enterado del apercibimiento que hace la autoridad exhortante. No reconozco la firma y el contenido de la demanda que se me puso a la vista”.

El juez declinó continuar con el juicio debido a que determinó que era incompetente por razón de turno.

El 8 de febrero promovieron un juicio más en el Juzgado Tercero de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México.

La demanda es contra la orden de aprehensión y/o detención; y contra la orden detención con fines de extradición.

El juez concedió la suspensión contra la extradición y permanezca en el lugar en el que se encuentra recluido.

El juzgador pidió a los Centros de Justicia del país informen si Ovidio cuenta con orden de aprehensión.

Artículo publicado el 19 de febrero de 2023 en la edición 1047 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.