Vinculan a empresa de Vizcarra a entramado de Óscar Lara en Andorra; la acusan de ‘lavar’ dinero para el CDS

Vinculan a empresa de Vizcarra a entramado de Óscar Lara en Andorra; la acusan de ‘lavar’ dinero para el CDS

A la red del blanqueo de capitales en la Banca Privada d’Andorra (BPA) por parte del político sinaloense fallecido, Óscar Javier Lara Aréchiga, el diario El País también ligó a la empresa Grupo Viz, de Jesús Vizcarra Calderón, a la que señala de presuntamente “lavar” dinero del Cártel de Sinaloa.

Lea también: Afirman hijos de Óscar Lara que fortuna de su padre fue producto de su trabajo

En un reportaje publicado este lunes, el medio español afirma que Lara Aréchiga, quien murió en 2017 de cáncer, registró transacciones por 51 millones de dólares a través de un entramado financiero en la banca de Andorra, y que entre los documentos que presentó para acreditar su fortuna, fue la disposición de 3.8 millones de dólares en acciones de la empresa cárnica Grupo Viz, del ex alcalde de Culiacán y ex candidato a la gubernatura, Jesús Vizcarra Calderón.

Añade que la policía andorrana, con información de la DEA, vincula en un informe confidencial, al que el medio tuvo acceso, a la compañía de Vizcarra con el Cártel de Sinaloa.

“El Grupo Viz era una empresa de Jesús Vizcarra Calderón [priista que fue secretario de Desarrollo Económico del gobierno de Sinaloa entre 2005 y 2010], que fue utilizada para blanquear dinero procedente de la cocaína de la organización liderada por Ismael Zambada García”, señala el País.

Vizcarra Calderón también ha sido señalado de ser compadre del Mayo Zambada, información que el expolítico y empresario no ha admitido ni desmentido.

En el informe policial de la justicia andorrana, con información de la DEA, denominado “Operación Culiacán”, en el que se investiga el blanqueo en la capital de Sinaloa, sostiene que Lara Aréchiga trabajó en el Banco del Noroeste de México (Banoro) en Sinaloa. “Y que en esta entidad supervisó a un cliente vinculado a Rigoberto Gaxiola Medina, un empresario señalado por su relación con Amado Carrillo Fuentes (Cártel de Juárez) y que fue incluido por el Departamento del Tesoro en su lista negra de blanqueadores del Cártel de Sinaloa”, agrega.

“Lara Aréchiga indicó al banco tener relación con otros dos clientes de la BPA ligados a una misteriosa cuenta denominada Dorado. El nombre de uno de ellos, Juan Antonio García Ramírez, coincide con el empresario que presidió el club de futbol Dorados de Sinaloa, según el ‘know your customer’ (conozca a su cliente), una suerte de tercer grado que rellenaban los clientes de la BPA para aclarar el origen de sus fondos”.

En 2008 y hasta 2020, la Oficina de Control de Activos Extranjero del gobierno de Estados Unidos incluyó en su lista negra a dos empresas ligadas con lavado de dinero para el Cártel de Sinaloa, relacionadas con Rigoberto Gaxiola Medina y su socio, Rafael Ángel Valencia Jaime.

Gaxiola Medina, el Rigo, fue detenido en 2003 al ser señalado como operador financiero del Cártel de Juárez y los Arellano Félix en la década de los 90, así como del Cártel de Sinaloa, y en 2008 fue condenado a 11 años de prisión, pero siguió operando desde la cárcel mediante negocios en Hermosillo, Sonora, de acuerdo con los reportes de EU.

En la investigación, El País menciona que Lara Aréchiga, ex secretario de Administración y Finanzas y quien fue diputado federal del PRI por Sinaloa entre 2009 y 2012, formó parte desde 2007 del entramado de blanqueo de capitales junto con su esposa Beatriz del Carmen Teresita Esquer de Lara, y su hermano José Luis Lara Aréchiga, a través de sociedades ficticias, casas de cambio y estructuras en paraísos fiscales.

La información menciona que Lara Aréchiga manejó directamente siete cuentas en la Banca Privada d’Andorra (BPA) desde 2007. Cuatro fueron numeradas -un sistema que blinda la identidad- y en dos figuró como cotitular con su esposa, de 71 años. Esta, a su vez, tuvo una cuenta cifrada hasta 2014 en la misma institución financiera.

Junto a la viuda, José Luis Lara Aréchiga, hermano del exdiputado, de 69 años, tuvo dos cuentas en la BPA que canalizaron 17.8 millones de dólares desde 2007, según los documentos agrega el medio.

José Luis Lara Aréchiga también figuró en un depósito con el expolítico y la esposa de este que movió 15.6 millones de dólares.

Para proteger su identidad, el exdiputado del PRI colocó como fachada dos sociedades panameñas ficticias y una compañía holandesa controlada por él desde 2006, cuando era secretario de Finanzas de Sinaloa.

El entonces diputado se presentó en 2007 ante los gestores de la BPA como un economista y asesor fiscal. Expuso que eligió la entidad por su “discreción y secreto bancario”, condición que imperó en el país pirenaico hasta 2017. Y conectó su fortuna con su actividad en la firma de consultoría Lara Loaiza y Asociados.

Detalló haber ingresado 3 millones de dólares de la venta de acciones de las compañías Impulsora Azucarera del Noroeste y Promotora Agroindustrial del Suroeste; pilotar inversiones inmobiliarias, como una propiedad adquirida en 1997 por 2.1 millones; y tener acciones de la compañía Cedar Products de Arizona (EU).

El análisis del entramado del exmandatario revela que el exdiputado del PRI cobró en el país europeo 8.6 millones de dólares mediante transferencias ordenadas desde las casas de cambio mexicanas ByB y Eurofimex. Según la policía de Andorra, este mecanismo de envío impide rastrear los movimientos al no poder acreditar quién ingresa el dinero.

Asimismo, el exdirigente ingresó en Andorra más de 16 millones de dólares de su hermano José Luis, que también envió al expolítico cerca de 400 mil dólares a través de su compañía Desarrolladora Gos de RL de CV.

Óscar Lara Aréchiga, a su vez, hizo llegar 11.9 millones en mayo de 2009, cuando era secretario de Finanzas en Sinaloa, a una cuenta numerada en la BPA de su pariente.

Las transacciones se canalizaron a través de traspasos internos, un sistema que no deja rastro.

Lara Aréchiga dejó a su esposa como beneficiaria de una parte de su fortuna y, tras el fallecimiento de esta, a sus tres hijos, tal y como revela el reglamento de una de las opacas piezas de su enjambre financiero, la panameña Fundación Hazare, que en 2018 registraba un saldo de 14.2 millones de dólares.

Por otra parte, la esposa del exdiputado se presentó a la BPA como una licenciada en Pedagogía y justificó su intención de abrir una cuenta numerada por “confidencialidad”. Explicó al banco que ingresaría los fondos procedentes de la “venta de terrenos y otras inversiones”, según su know your customer, donde incluyó como teléfono personal el número de la secretaría del Gobierno de Sinaloa, según ha comprobado este periódico.

“José Luis Lara Aréchiga, el hermano del priista que ingresó 17.8 millones en la BPA y figuró con él en su constelación de cuentas, dijo ser un ingeniero civil que quería depositar en Andorra sus fondos de “una pequeña empresa de Culiacán”. Añadió que haría llegar el dinero al principado europeo a través de la casa de cambio mexicana Eurofimex y préstamos back to back. Dos mecanismos que la policía de Andorra enmarca en esquemas de blanqueo y operativas para dificultar el rastreo de movimientos”, detalla.

“Un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAND) sostiene que el exmandatario, su esposa y su hermano José Luis no pueden justificar el origen de los fondos que colocaron en la BPA, una institución intervenida en 2015 por el presunto lavado de activos de grupos criminales”.

Las pesquisas indagan a la esposa del político fallecido y a sus hijos Beatriz del Carmen, Óscar Javier y José María Lara Esquer. El hermano del expriista también se encuentra bajo el foco de la investigación. La Policía de Andorra ha pedido a la instructora de la causa, la magistrada Stéphanie Garcia, que rastree el patrimonio de esta familia y de otros investigados en la “Operación Culiacán” y que curse una comisión rogatoria a México.

El pasado 14 de diciembre, los hijos de Óscar Lara negaron que su familia forme parte de la mafia o de grupos del crimen organizado.

“Que nos investiguen hasta por debajo de las piedras, no van a encontrar nada”, aseguró Óscar Javier Lara, “a mi papá déjenlo en paz, yo estoy aquí, mi papa ya no está aquí”.

El dinero de sus padres, señaló, es producto de su trabajo y esfuerzo y de herencias de sus abuelos, principalmente maternos. Y que Jorge Lara Aréchiga, a quien el País señala como hermano de su papá, es un homónimo de su tío.

Comentó que su papá abrió una cuenta en ese banco cuando tenía una sucursal en México, legalmente constituida y avalada por la Secretaría de Hacienda. “Si papa accedió, porque tenía mejores beneficios que en otros lados”.

“El banco fue intervenido por un comunicado de la Ofac, dependencia estadounidense que luego se desdijo”, manifestó.

Abundó que el Principado de Andorra bloqueó todas las cuentas sin averiguaciones, y aún cuando han envido información de los orígenes de los recursos, para las autoridades las pruebas nunca fueron suficientes porque tienen prejuicios por los sinaloenses y los catalogan de alto riesgo porque los vinculan con los cárteles.

Aseguró que los documentos son notas de prensa de medios mexicanos y de El País, al que el sistema judicial le filtra información para que la publique y luego incluir las notas al expediente.

Mencionó que a él, su hermano y a su mamá los están involucrando solo por reclamar lo que por derecho les corresponde.

“Ya muerto su papá le están fincando responsabilidades a ellos”, expresó.

Dijo que seguirán con la defensa y analizan demandar por los abusos en su contra al Principado de Andorra, al sistema judicial y jueces, también al Banco por haberle ofrecido un servicio legal y haberlos afectado, así como al diario El País y a los periodistas que han funcionado como “tontos útiles”.

“Si El País quiere saber sobre su padre”, señaló, “que le pregunten a Roberto Alcántara, uno de los accionistas del periódico, y que fue socio de su papá”.

“Pregúntenle a su patrón quién es mi papá”, expresó.

En la publicación de este lunes, El País señaló que ha buscado la versión de los herederos de Óscar Lara Aréchiga, pero se han negado a responder, y que tampoco ha podido obtener información de José Luis Lara Aréchiga y Jesús Vizcarra Calderón.

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.