viernes, junio 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Hunden a García Luna conversaciones en prisión

garcia luna

Planeaba matar al Rey Zambada y a otros posibles testigos, según EU

El ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, habría conspirado con un capo de la mafia rusa después de ser arrestado para que asesinaran a Reinaldo Zambada García, el Rey, y Luis Cárdenas Palomino, que serían los testigos principales para testificar y presentar pruebas en su contra en caso de ser juzgado en una corte federal estadounidense.

De acuerdo a un documento presentado por fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ), García Luna habría tenido un acercamiento durante meses con un agente encubierto, a quien sólo se identificó con el nombre falso de “Greg”, y quien le dijo ser miembro de la mafia rusa, y con quien discutió durante meses un plan para eliminar al hermano de Ismael, el Mayo Zambada, porque éste dijo, durante el juicio contra Joaquín, el Chapo Guzmán, en 2019, haberle entregado millones de dólares en sobornos para proteger las actividades y a los líderes del Cártel de Sinaloa.

Además del Rey, García Luna también recomendó al agente encubierto buscar a Cárdenas Palomino, que en su momento aún estaba libre, y quien fue su principal colaborador cuando fue Secretario de Seguridad, para que él también fuera silenciado, ya que se trataba de otro de los testigos que podía inculparlo y presentar pruebas en su contra.

Estos señalamientos, García Luna los repitió durante un encuentro que sostuvo en una de las salas donde se reunía con sus abogados, y bajando la voz hasta un punto casi inaudible, García Luna explicó su plan con otro individuo, a quien necesitaba para ejecutar la tarea, y sin saber que estaba siendo grabado con micrófonos de gran alcance, comentó las opciones que tenían para minimizar las acusaciones en su contra.

“Son los rusos, y nadie confía en los rusos, y no trabajan con estos tipos”, se lee una conversación registrada en el documento 94, del expediente 19-cr-00576-BMC, presentado el 15 de junio pasado.

Luego de aclarar que uno de los blancos era el Rey, García Luna mencionó al otro testigo que tenía que ser eliminado, y sin precisar apellidos ni ningún otro dato general, el ex secretario mencionó su nombre de pila “Luis”, y un texto más adelante que estaba lleno de partes inteligibles o inaudibles, el texto agregó que “hay que matar a familiares”.

“¿Familiares?”, preguntó el contacto externo de García Luna, según se lee en el texto, y García Luna sólo confirmó entonces: “La familia”.

Luego de seguir planificando cómo deshacerse de esos dos testigos protegidos, García Luna le confió, hablando muy despacio, el nombre de su contacto dentro de la prisión, quien además tenía mucha experiencia para hacer el trabajo, y menciona el nombre de “Greg”, sin saber que se trataba del agente encubierto de la mafia rusa con quien García Luna había estado hablando.

“Él nos va a ayudar mucho (para deshacernos de los testigos protegidos), te lo estoy diciendo”, le respondió el desconocido a García Luna, según se lee en la transcripción.

Además, el documento precisa que los fiscales presentarán pruebas sobre todo los esfuerzos que hizo García Luna para amenazar, acosar y sobornar a periodistas que estaban investigando sus crímenes durante el período que el ex secretario se desempeñó como Secretario de Seguridad Pública, durante la administración del ex presidente Felipe Calderón.

“Inextricablemente entrelazado con la evidencia sobre los delitos de que se acusa al imputado y son necesarios para mostrar cómo el acusado limitó las investigaciones sobre su participación en una gran conspiración de narcóticos y es altamente probatorio de su participación en esos delitos y de los extremos a los que llegó para ocultar su actividad ilegal”, se lee.

Además, explica el documento, García Luna habría utilizado un “esquema de sobornos” para pagar dinero a un medio de comunicación a cambio de que no publicara noticias negativas sobre su gestión como funcionario. También del acoso y amenazas a periodistas que lo investigaban.

El documento no menciona nombres de los periodistas amenazados por el funcionario, ni tampoco menciona el medio de comunicación sobornado, pero sí precisa que la evidencia que hay en contra del acusado es abrumadora y que durante un juicio saldría a la luz pública.

Según los fiscales, existen fotos, grabaciones, videos y testimonios de testigos protegidos que en su momento mostrarán cómo García Luna se valió de la intimidación y violencia para someter a periodistas que en su momento llegaron a investigarlo y muchos de ellos hasta fueron encarcelados durante la administración de Calderón Hinojosa.

De acuerdo a lo ocurrido en aquellos años, entre estos periodistas podría estar Jesús Lemus, quien fue encarcelado durante más de tres años en la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco, luego de publicar evidencia en donde señala a familiares del presidente por estar involucrados con integrantes del crimen organizado en la zona de Michoacán y Guanajuato.

“Me acusaron de narcotráfico y me torturaron elementos de la Policía Federal para que dijera que yo era uno de los líderes de un cártel en Michoacán”, comentó Lemus.

La periodista Anabel Hernández fue otra de las comunicadoras que también fue amenazada, lo que la obligó a ampararse en el Comité para la Protección de Periodistas y durante mucho tiempo ha estado escoltada para evitar un posible ataque en su contra.

Horas después de darse a conocer la evidencia en contra del ex secretario de seguridad, un juez federal en México giró una orden de aprehensión para que la Fiscalía General de la República lo arreste una vez que García Luna cumpla su sentencia en Estados Unidos.

Los cargos por los que García Luna será acusado son por sus supuestos nexos con el narcotráfico, incluyendo asociación delictuosa, enriquecimiento ilícito y tráfico de armas, detalló un comunicado de la fiscalía.

“Hay otras investigaciones contra el ex funcionario, en el marco de las cuales se ha solicitado la asistencia jurídica de Estados Unidos”, explicó la fiscalía.

García Luna, quien fuera el hombre más cercano al ex presidente Felipe Calderón, fue detenido en diciembre de 2019 en Texas, acusado por una corte federal de Nueva York, de recibir sobornos millonarios por parte del Cártel de Sinaloa a cambio de darles protección para traficar droga a Estados Unidos.

“Ciertamente la evidencia que existe en contra de García Luna sobre las amenazas y sobornos que hizo contra periodistas es muy evidente, no se compara con la evidencia que existe en sus transacciones que hizo con elementos del Cártel de Sinaloa, y donde llegó a ser el principal conspirador para que el Cártel de Sinaloa traficara cientos de kilos de droga Estados Unidos, valiéndose de su poder político y de toda la fuerza del estado para lograr sus propósitos”, señala el documento.

El juicio contra García Luna está programado a iniciar para octubre de este año y se espera que, junto con el juicio del Chapo, sea el otro juicio del siglo.

Artículo publicado el 19 de junio de 2022 en la edición 1012 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1012
19 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.