domingo, julio 3, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Los escándalos de la familia De Nicolás

Eustaquio-de-nicolas

El ex presidente de Homex y del club Dorados y su hermano Gerardo han estado involucrados en denuncias por fraude desde 2013

Eustaquio Tomás de Nicolás Gutiérrez fue detenido el pasado jueves en Guadalajara, acusado de presunto fraude en la utilización de un préstamo otorgado por Bancomext. Para el ex presidente de grupo Homex este es el último escándalo de una larga lista que inició en 2013 cuando la Procuraduría Fiscal de la Federación en México presentó tres denuncias por defraudación fiscal en contra de Homex.

Tres años más tarde, en 2016 la Comisión de Valores de EU informó que luego de una investigación que inició en 2013 se constató que desarrolladora Homex reportó ventas falsas para aumentar sus ingresos, representando un fraude por 3 mil 300 millones de dólares.

Grupo Homex, entonces dirigido por Eustaquio, también fue señalado en 2017 por la Fiscalía Anticorrupción española en la trama de emisión de “facturas sospechosas” de una red de empresas que habrían pagado sobornos en México para obtener contratos para beneficiar a la sociedad española Infoglobal, SA, la cual en 2012 firmó un contrato con Homex para la construcción de penales en el país, facturando 35 millones de euros.

De acuerdo a un reportaje de Proceso publicado en 2018, el contrato entre Infoglobal y Homex se habría logrado por la “intermediación de Emilio Lozoya, director general de Pemex”, quien se encuentra actualmente preso por el caso de sobornos de Odebrecht.

Eustaquio de Nicolás, conocido por ser amigo íntimo del ex presidente Enrique Peña Nieto, de quien recibió jugosos contratos durante su administración, también fue señalado por el diario El País, de formar parte de la cartera de clientes de la Banca Privada d’Andorra, junto con el ex gobernador Juan Millán y el político Óscar Lara Aréchiga, ya fallecido.

Otro escándalo que involucró al empresario conocido como el “Tato”, fue cuando el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó en 2020 el estadio del club de futbol Dorados de Sinaloa, fundado por la empresa Estadios de Sinaloa SA de CV, que entonces tenía como socio mayoritario a Eustaquio de Nicolás.

Y el pasado mes de abril, el gobernador Rubén Rocha Moya dio a conocer que la empresa Estadios de Sinaloa, en la que el “Tato” era accionista, vendió en 2013 el club Dorados a Grupo Caliente propiedad de Jorge Hank Rhon y traspasó ilegalmente la concesión del estadio, por lo que se inició una investigación.

La caída de Homex

Fundada en 1989 en Culiacán por el empresario Eustaquio de Nicolás Gutiérrez, la compañía Homex floreció durante los gobiernos de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, y en 2005 se convirtió en una de las más importantes del país, logrando ventas anuales por más de 30 mil millones de pesos. Un año antes, en 2004 comenzó a cotizar en la Bolsa de Valores de New York y en la Bolsa Mexicana de Valores. Más tarde cientos de denuncias por viviendas en mal estado surgieron en diferentes estados del país.

Con la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia en 2012, de quien Eustaquio de Nicolás fue compañero en la universidad, el emporio inmobiliario comenzó a caer.

En 2013 la Procuraduría Fiscal de la Federación en México presentó tres denuncias por defraudación fiscal estimada en 149.5 millones de pesos en contra del empresario. En dos de las demandas se le acusó de haber retenido los impuestos a los trabajadores y no enterarlos al fisco, y en otra se le señaló que deducciones de impuestos falsas.

Las denuncias no prosperaron e incluso la Procuraduría General de la República (PGR) decidió no ejercer acción penal en contra del fundador de Homex.

CONDOMINIOS DE HOMEX. Obras sin terminar.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) señaló que un mes después de que se presentaran las denuncias contra Homex, otra empresa del “Tato”, Expectras S.A. de C.V., recibió más de 700 millones de pesos en contratos de obra pública durante el sexenio peñista.

Otro golpe para Homex y Eustaquio llegó de Estados Unidos. En 2016, la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) informó que entre 2010 y 2013 desarrolladora Homex, dirigida entonces por Gerardo de Nicolás Gutiérrez exageró sus ingresos en 355 por ciento por la venta ficticia de 10 mil unidades de vivienda, lo representó un fraude contable por 3 mil 300 millones de dólares.

Las inconsistencias de Homex fueron detectadas en 2013, cuando la compañía se retrasó en la entrega de reportes trimestrales y anuales, debido al aumento de las deudas producto de un cambio en la política gubernamental de subsidios a la vivienda.

Un año después, en 2014 la compañía se declaró en quiebra, solicitó la protección de la justicia mexicana para reestructurar su deuda e inició un procedimiento de concurso mercantil, cuyo convenio con los acreedores se formalizó a finales de 2015, es decir seis meses antes de que el gobierno de EU hiciera público el fraude cometido en ese país por Homex.

El escándalo de la información engañosa ventilada en Estados Unidos llevó a la renuncia de Gerardo de Nicolás, director general, y Carlos Moctezuma, director financiero de la compañía, y ocasionó el desplome del valor de las acciones de Homex en Estados Unidos.

Los señalamientos de España

En 2017, el nombre de Homex volvió a estar en el ojo del huracán, cuando la Fiscalía Anticorrupción de España incluyó a la desarrolladora de viviendas en el llamado “caso Lezo”, una trama de emisión de “facturas sospechosas” entre 2010 y 2011, por un monto de 2.4 millones de dólares, y que podrían estar relacionadas con supuestos sobornos para obtener contratos de obra pública en México a través de empresas constituidas en paraísos fiscales.

En una investigación de Proceso se señala que la beneficiaria de esta red sería la sociedad española Infoglobal, SA, cuyo principal accionista es Javier López Madrid, —yerno de Juan Miguel Villar Mir, accionista mayoritario de la constructora OHL—, y la cual en 2012 firmó un contrato con Homex para la construcción de penales en el país, facturando 35 millones de euros.

En 2017, López Madrid fue detenido y cuando las autoridades españolas catearon su domicilio y despacho en OHL, aseguraron documentos y memorias de computadora, entre ellas las facturas “sospechosas”, así como la agenda del español, en la que se encontró el teléfono celular de Loyoza y de Eustaquio de Nicolás.

En 2015, Proceso señaló que Infoglobal firmó un acuerdo tres años antes con desarrolladora Homex para la construcción de penales. “El contrato para la española era por 60 millones de euros (unos mil 800 millones de pesos), pero ambas empresas sólo alcanzaron a facturar 35 millones de euros”.

Las fuentes consultadas por el semanario aseguraron que ese contrato se logró gracias a la “intermediación de Emilio Lozoya, director general de Pemex e íntimo amigo de López Madrid”.

El ‘Tato’ y los paraísos fiscales

El diario español El País y Proceso también revelaron que Eustaquio de Nicolás Gutiérrez formó parte de la cartera de clientes de la Banca Privada de Andorra (BPA), señalada por blanqueo de capitales, y en la que también formaron parte los sinaloenses Juan Millán y Óscar Lara Aréchiga, ya fallecido.

En 2017, el periódico El País señaló que Óscar Javier Lara Aréchiga, ex diputado del PRI y ex secretario de Finanzas de Juan Millán, quien falleció meses después de que se revelaran dichas acusaciones, ocultó 16.8 millones de dólares en cuentas bancarias de paraísos fiscales en Panamá y las Antillas Holandesas.

UNO DE LOS FRACCIONAMIENTOS DE HOMEX. Paraísos fraudulentos.

Además, la BPA lo investigaba por una cuenta de 6 millones de dólares de dudosa procedencia y por haber “movido” recursos a través de una sociedad opaca, denominada Riana International B.V., gestionada por BK Group, una empresa holandesa de servicios fiduciarios.

En marzo de 2021, el mismo diario español publicó que el ex gobernador Juan Millán formó parte también de la lista de clientes de la BPA, y que habría aportado 20 millones de pesos a una sociedad con Óscar Lara para un negocio inmobiliario. Millán aseguró en rueda de prensa que los recursos eran lícitos.

En esa misma línea, fue incluido Eustaquio de Nicolás y su socio Juan Antonio García, quienes fundaron el club Dorados.

Quirino le compra edificio

En medio de las acusaciones contra Eustaquio, en 2017, el entonces gobernador Quirino Ordaz Coppel compró el edificio de las oficinas de la empresa Homex, en esta ciudad.

La compra inicial sería de 174 millones 378 mil 315 pesos, pero las adecuaciones y mejoras elevó el costo a 522 millones 105 mil 399 pesos.

Dicha compra fue cuestionada por diferentes sectores de la sociedad.

Los problemas también llegan a los Dorados

Un años antes, en 2020, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó el estadio del club de futbol Dorados de Sinaloa, fundado por la empresa Estadios de Sinaloa SA de CV, cuyo principal accionista era Eustaquio de Nicolás.

José Antonio Núñez, entonces presidente del club y socio del “Tato”, se deslindó de tener alguna deuda con el SAT y aseguró que el problema derivó de un juicio por un crédito fiscal fincado a una empresa que fue propietaria del título de afiliación antes de 2013.

Y en abril pasado, el gobernador Rubén Rocha Moya dio a conocer que la empresa Estadios de Sinaloa vendió en 2013 el club Dorados a Grupo Caliente propiedad de Jorge Hank Rhon y traspasó ilegalmente la concesión del estadio.

Rocha aseguró que las irregularidades de la empresa vienen desde 2004, cuando le entregaron en concesión el estadio, entonces llamado Carlos González y González. Desde entonces, el gobierno estatal le entregó 111 millones 835 mil pesos en apoyos a Estadios de Sinaloa, pero se desconoce si la empresa realizó las aportaciones económicas e inversiones en infraestructura que le correspondían.

De acuerdo con el Gobierno Estatal, Grupo Caliente opera el estadio de manera ilegal debido a que Estadios de Sinaloa no podía ceder la concesión y además venció el 31 de julio de 2018 y no fue renovada.

Y el último escándalo de Eustaquio de Nicolás Gutiérrez ocurrió el pasado jueves, cuando fue detenido en el aeropuerto de Guadalajara, cuando regresaba de Madrid. El empresario enfrenta una demanda por presunto fraude cometido contra el Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext).

Fuentes confirmaron a Ríodoce que la demanda tiene que ver con una denuncia por fraude presentada con anterioridad y que fue reactivada el pasado 1 de abril, relacionada con un préstamo que el ex presidente de Homex solicitó en 2013 a Bancomext y que presuntamente saldó en su momento.

Un día después, el 1 de abril, se giró una orden de aprehensión contra el empresario, la cual se cumplimentó el pasado jueves. De Nicolás Gutiérrez fue trasladado al Reclusorio Oriente de la Ciudad de México.

Artículo publicado el 30 de abril de 2022 en la edición 1005 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1014
03 de julio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
gamo publicidad
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.