Protección Civil de Sinaloa operó durante la pandemia con desórdenes contables

PROTECCIÓN CIVIL SINALOA.

La ASE observó en 2020 observaciones por 4.5 millones de pesos al Instituto

Durante el 2020, cuando llegó la primera la ola de la pandemia en pleno confinamiento total, el Instituto Estatal de Protección Civil de Sinaloa operó con un desorden en sus archivos contables, fundamentalmente por carecer de comprobantes fiscales de la mayoría de sus gastos, según reveló el resultado del informe individual de la revisión y fiscalización emitido por la Auditoría Superior del Estado (ASE).

En total sumaron la expedición de 30 pliegos de observaciones, en los que la ASE presume un daño o perjuicio al patrimonio de la institución y estimó recuperaciones probables por 4.5 millones de pesos.

Entre las debilidades encontradas sobresale que los estados financieros proporcionados por el Instituto Estatal de Protección Civil de Sinaloa no reflejan la situación real del organismo, debido a que los registros contables son incorrectos.

En las deficiencias encontradas por la ASE está por ejemplo que la mayoría de las pólizas proporcionadas por el Instituto carecen de la firma de las personas responsable de elaborarlas, revisarlas y autorizarlas.

Las autorizaciones presupuestales expedidas por el referido Instituto carecen de las firmas de autorización por parte del director general del organismo.

La mayoría de las pólizas contables proporcionadas no se encuentran amparadas con documentación comprobatoria y justificativa, ni tampoco cuentan con firmas de las personas responsables de elaborarlas, revisarlas y autorizarlas.

En este punto la irregularidad encontrada asciende a 718 mil pesos por diversos conceptos, entre ellos la impresión de más de 100 mil millares de trípticos con recomendaciones ante el COVID-19, o bien 70 millares de dípticos tamaño carta para la campaña “Pirotecnia, Cuida a tu Familia”, la impresión de 120 libros del cuarto informe, entro otros gastos.

Situación que obedeció a la expedición de un pliego de observaciones, en los que se presume un daño o perjuicio al patrimonio de la institución.

Sobre la compra de productos químicos, farmacéuticos y de laboratorio, la ASE detectó pagos por 233 mil pesos por concepto de material de curación, medicamentos y servicios de ambulancia, pero el Instituto de Protección Civil omitió proporcionar la evidencia justificativa que acredite el motivo por el cual se realizó el gasto y los documentos que evidencien que fueron recibidos.

En el mismo tenor los auditores encontraron en el rubro de gastos por concepto de vestuario, blancos, prendas de protección y artículos deportivos, por los que se pagaron un total de 360 mil pesos por concepto de uniformes, pero no existió evidencia de que tales productos hubiesen sido recibidos por el personal, situación que originó un pliego de observaciones.

La institución reportó pagos de 203 mil pesos al proveedor General de Seguros SAB por la cobertura de 11 unidades, pero se omitieron proporcionar los comprobantes fiscales del listado de vehículos asegurados, así como la cotización del proveedor ganador. El hecho ameritó también el levantamiento de un pliego de observaciones.

En el renglón de gastos por conceptos de servicios de instalación, reparación y mantenimiento los auditores encontraron pagos por 592 mil pesos, pero el Instituto omitió proporcionar las evidencias que justificaran el motivo por el cual se contrató el servicio, así como la documentación que acredite la recepción del mismo.

En estos apartados no justificados documentalmente, se encontraron gastos por 40 mil pesos por reparación de una ambulancia; 29 mil pesos para reparación del motor de una automóvil Tahoe, otros 29 mil pesos para el mantenimiento de equipo de ambulancia, entre otros. Esos gastos también motivaron la emisión de pliegos de observaciones.

En otro rubro adicional, los auditores encontraron gastos por conceptos de reparación, mantenimiento y conservación, por 154 mil pesos, pero tampoco se mostraron comprobantes fiscales que amparen el gasto o compra.

En servicios de traslados y viáticos el Instituto Estatal de Protección Civil de Sinaloa registró pagos por 200 mil pesos, pero tampoco mostró comprobantes fiscales como evidencia justificativa.

Entre las anomalías detectadas, se registró el pago de calcomanías y tenencias por un total de 40 mil pesos por adeudos de 2015 a 2019 de dos vehículos pick up 2012 que no se encuentran registrados a nombre del Instituto Estatal de Protección Civil de Sinaloa.

A lo anterior se suma que los bienes muebles recibidos en donación y comodato no se encuentran registrados en los estados financieros del instituto, entre otras irregularidades.

En desacato al marco legal, el Instituto no ha creado un Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios, menos cuenta con actas de adquisiciones que muestren la aprobación de montos por compras directas, adjudicación con al menos tres proveedores, invitación a tres proveedores y licitaciones públicas para el ejercicio del año 2020.

Pese a ser una obligación legal, el Instituto de Protección Civil no cuenta con un Órgano Interno de Control designado por la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas.

Entre otras irregularidades, el instituto no enteró ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en tiempo y forma al menos 183 mil pesos del monto retenido del Impuesto Sobre la Renta del periodo de enero a diciembre de 2020.

Durante el mismo ejercicio del 2020, los auditores de la ASE encontraron que el Instituto Estatal de Protección Civil recibió ingresos propios por 10.3 millones de pesos por concepto de certificaciones, opiniones favorables y revisiones físicas de instalaciones, que fueron depositadas en cuentas bancarias del organismo, pero se omitieron expedir comprobantes fiscales digitales.

Artículo publicado el 03 de abril de 2022 en la edición 1001 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.