domingo, febrero 5, 2023
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cine: ‘6 globos’

cine 6 globos

Cuando ya casi todo está listo para la fiesta sorpresa de cumpleaños que le prepara a su novio Jack (Dawan Owens), Katie (Abbi Jacobson) va al encuentro de su hermano Seth (Dave Franco) y su sobrina Ella (Charlotte y Madeline Carel) para que estén en la celebración. En el camino de regreso, la chica nota muy ansioso a Seth y, en contra de su voluntad, hace lo que nunca imaginó para ayudarlo, aunque eso retrase su llegada y provoque consecuencias negativas.

El desarrollo de la historia de 6 globos (6 Balloons/EU/2018), dirigida y escrita por Marja-Lewis Ryan, bien pudiera, precisamente, simular el transcurso de una droga en el cuerpo, para hacer su efecto: comienza como si nada pasara y gradualmente sube su intensidad hasta llegar al éxtasis, para después llevar al agotamiento y dejar sin fuerzas, con sentimiento de culpa y el deseo de no volver a hacerlo (de no volver a ver la cinta).

En su primera mitad, es como si no sucediera nada más allá de la preparación de una fiesta y el intento de dar un aventón a dos de los invitados, pero una vez que la protagonista accede a la petición de su hermano, a sabiendas de que su ayuda solo lo perjudicará más, la trama da un giro y, a pasar de que el recorrido en coche por las calles de Los Ángeles continúa, la enorme necesidad de Seth de consumir una sustancia y el conflicto de Katie al dársela, son como psicotrópicos que viajan por la sangre y se detienen en el sistema nervioso central, donde causan que se libere toda la adrenalina y múltiples emociones.

En su segunda parte, la droga hace efecto y 6 globos se agudiza, se vuelve verdaderamente dramática y brutal, y lo mismo es angustiante, inquietante, sofocante, dolorosa, alarmante, que triste, melancólica, sombría y desalentadora, lo que puede verse en las manos de Jack al casi desgarrar su pantalón, en su sudoración y en las expresiones que desfiguran su rostro, por el desespero que le produce el no tener en su cuerpo eso que tanto desea; o en la pena y la compasión que carcome a Katie, al ver a su hermano consumirse, perderse y caer de nuevo en su debilidad.

La cinta disponible en Netflix quizás no sea una de las mejores del catálogo de la plataforma ni de la cinematografía en general. Es atractiva por ese recorrido en la ciudad que la asemejan a una road movie; por el desarrollo de su historia que solo implica unas cuantas horas de un día en la vida de los personajes; por la excelente química entre Jacobson y Franco; y por las inquietantes interpretaciones de los protagonistas, de entre quienes, sin duda, sobresale la creadora y actriz de la serie Broad City.

Aunado a lo anterior, la película también es muy interesante por esa acertada manera de mostrar lo que implica drogarse tanto para quien lo hace, como a sus familiares. En esos bien aprovechados 74 minutos de metraje, están la decepción, el miedo, el rechazo, la incredulidad, el grito de auxilio, el no saber qué hacer, el mentir y caer en las mentiras, los peligros al meterse en lugares peligrosos y los riesgos en la salud, entre muchos otros aspectos que hacen complicado creer en el “es la última vez” y poder decir confiadamente “está bien”. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 31 de octubre de 2021 en la edición 979 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1044
GALERÍA
El ex gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla fue despedido por familiares y políticos. El gobernador Rubén Rocha Moya y su gabinete hicieron guardia durante homenaje póstumo en Palacio de Gobierno.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.