sábado, diciembre 10, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

¿Cómo han gastado el presupuesto del Congreso de Sinaloa?

Screenshot_20210831-155733_Facebook

Un paseo por los gastos en personal, suministros y mantenimiento

El discurso de austeridad que los diputados de Morena llevaron al Congreso del Estado obligó a modificar el estilo de administrar los recursos.
Entre las primeras medidas que operaron con la Legislatura, que inició sus funciones en octubre de 2018 con Morena como grupo parlamentario mayoritario, fue detener la simulación en el monto de ingreso de diputados y en consecuencia aplicar el pago de impuestos.
Actualmente la dieta mensual bruta de un diputado es de 140 mil 948 pesos, paga 33 mil 948 pesos de impuestos, y percibe ingresos netos de 107 mil pesos. Tiene adicionalmente un apoyo de 16 mil pesos por hospedaje y alimentación si vive a más de 50 kilómetros de la sede Legislativa y un apoyo de gestoría social de 20 mil pesos.
En la legislatura anterior, la dieta mensual bruta de un diputado aparecía como de 52 mil 371 pesos, pagaba de impuestos solamente 9 mil 934 pesos, y tenía un registro de un ingreso neto de 42 mil 0437 pesos. Adicionalmente tenía otras compensaciones no grabadas por ejemplo un fondo de ahorro de 30 mil pesos, que en realidad era un ingreso libre de impuestos. Tenía además un bono de 12 mil 500 pesos por apoyo de transportación. A ello se sumaba un apoyo de 40 mil pesos por gestoría social y otro de 30 mil pesos por un fondo de gestión social; por estos dos últimos conceptos estaba obligado a comprobar sus gastos.
El director administrativo del Congreso del Estado, Refugio Álvarez Montaño, explicó que anteriormente se aplicaba una disposición sobre previsión social que está reconocida por el propio Sistema de Administración Tributaria, por ello no había sido observado en las auditorías.
Al eliminar la simulación de sueldos menores, se pasó a pagar impuestos por el 100 de los salarios, en lugar de solo el 30 ó 40 por ciento del monto. El dato es notorio si se revisan los estados financieros, ya que de 2018 a la 2019, se da un salto de 63.1 millones de pesos por concepto de servicios personales, diferencia marcada por el pago de impuestos.
La nueva fórmula para los ingresos no solamente de diputados, sino también para funcionarios legislativos, llevó a reportar los ingresos reales, en lugar de que aparecieran en calidad de compensaciones diversas que no se gravan fiscalmente como sueldos.
La mayor diferencia en la disminución en el monto del gasto estuvo en el renglón de materiales y suministros. En el primer año completo de la presente Legislatura, la reducción en gastos en proveedores de alimentos y papel, arrojó diferencias notorias.
En el 2019, este renglón registró un gasto de 17.1 millones de pesos, para el 2020 se contabilizó 16.5 millones de pesos. En éste último año la operación del Congreso del Estado tuvo un impacto por la pandemia de Covid-19 al disminuir el trabajo el trabajo presencial en las instalaciones legislativas.
Las diferencias son notorias si se compara con lo gastado en legislaturas anteriores. De acuerdo a los informes financieros del Congreso del Estado en las últimas cuatro Legislaturas, la que reportó el mayor gasto en materiales y suministros fue la anterior Legislatura (LXII) con 27.9 millones por ese concepto en 2017.
La misma legislatura LXII puede decirse rompió su propia marca en 2018 ya que reportó un gasto de 26.8 millones de pesos, pero por ochos meses, es decir, de enero a agosto, al concluir su periodo constitucional.
En su momento, el secretario general del Congreso del Estado, José Antonio Ríos Rojo, explicó que en anteriores Legislaturas, las diferentes salas de atención se habían convertido en verdaderos comedores, por la gran cantidad y frecuencia de servicios de alimentos que se contrataban.
En el rubro de servicios generales, el análisis comparativo, registró que la actual Legislatura operó con diferencias importantes. En el 2019, el primer año completo de la LXIII Legislatura arrojó un gasto 52.5 millones de pesos, para el 2020 disminuyó a 48.7 millones de pesos.
El gasto en servicios generales en Legislaturas anteriores había significado prácticamente una fuga de recursos. El récord en compras en este apartado lo registró la LX Legislatura, cuando en el año 2013 reportó un gasto de 97.1 millones de pesos. La cantidad fue exorbitante si se toma en cuenta que el reporte financiero no fue del año completo sino de enero a noviembre.
En servicios generales el Congreso del Estado engloba gastos de gasolina, viáticos, seguros y mantenimiento de edificio. A partir de la actual Legislatura el Congreso del Estado suprimió el pago de pólizas de seguros de gastos médicos mayores a diputados.
El director administrativo del Congreso del Estado, Refugio Álvarez Montaño, explicó que gracias a los ahorros con la operación de la actual Legislatura, serán invertidos 39.2 millones de pesos en total en la construcción del edificio de Fiscalización que albergará a la Unidad Técnica de Evaluación.
Para la próxima Legislatura, el Congreso del Estado ya aprobó un presupuesto de 469.6 millones de pesos presentado por la Junta de Coordinación Política que aseguró satisface los criterios de austeridad, disciplina y austeridad.
Los gastos de 2021, el último año de la actual Legislatura, están pendientes de ser presentado al término del mes de septiembre.

Artículo publicado el 29 de agosto de 2021 en la edición 970 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1036
GALERÍA
Cientos de personas, entre ellas el gobernador Rubén Rocha asistieron a la CdMx a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.