jueves, septiembre 23, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Ajustan el semáforo y reducen a estados posibilidad de estar en color rojo

mazatlán-playa-1

Las modificaciones permiten a los estados decidir la restricción de aforos, suspensión de actividades y uso de cubrebocas

 

Los nuevos Lineamientos para la estimación de riesgos del semáforo por regiones COVID-19, reduce a los estados la posibilidad de alcanzar el color rojo, de alerta máxima, y permite a las autoridades estatales definir restricciones de aforos, suspensión de actividades y determinar el uso de cubrebocas.

Lea:  Julio, el peor mes de la pandemia en Sinaloa bit.ly/3iOTHhg

Los ajustes, publicados el pasado viernes por la Secretaría de Salud Federal, luego de mes y medio de haberlos anunciado, elevan los rangos para calcular el cardinal o puntajes que determinan los cuatro colores del semáforo, especialmente el rojo, de mayor riesgo de contagios.

Para integrar el semáforo se mantienen los 10 indicadores vigentes, pero con rangos y cardinales más altos, principalmente en lo que se refiere al número de reproducción efectiva (Rt), que representa el número promedio de casos secundarios de COVID-19 que son probables que se produzcan a partir de una persona enferma, tendencia y tasa de mortalidad por 100 mil habitantes, tasa de hospitalizados por 100 mil habitantes y el porcentaje de ocupación hospitalaria.

También se modifican los rangos para la clasificación del color de riesgo epidémico COVID-19, para el verde se considerarán de 0-9 puntos o cardinales, anteriormente era de 0-8; para el amarillo de 10 a 19, el anterior era de 9 a 15.

Para el color naranja se considerarán una clasificación de 20 a 29 puntos, el previo establecía de 16 a 31 y para el color rojo se requería un clasificación de 32 a 40, ahora será de 30 a 40, pero para lograr dichos puntos se aumentaron los rangos de clasificación.

“Dada la dinámica de las primeras dos olas epidémicas en México, el semáforo de riesgo epidémico contaba con una distribución de la estimación del riesgo que era muy amplio para el nivel de riesgo alto o color naranja, 16 puntos en total, para permitir a las autoridades estatales planear tanto el cierre y apertura de actividades socioeconómicas, como la reconversión hospitalaria. El 20 por ciento del semáforo era el nivel bajo (verde), 20 por ciento el nivel moderado (amarillo), 40 el nivel alto (naranja) y 20 por ciento nivel máximo (rojo)”, indica el documento rector.

“En la nueva estimación del semáforo, se reasignaron los rangos de cada nivel de riesgo. Ahora el puntaje total se distribuye homogéneamente, de forma que la mitad del puntaje abarca los niveles de menor riesgo (bajo y moderado) y el otro 50 por ciento abarca los niveles de mayor riesgo (alto y extremo)”.

Se considerará en conjunto con los cambios en los puntos de corte de los indicadores, que “bajo condiciones de actividad viral potencialmente endémica, las entidades transiten entre niveles de riesgo bajo y moderado la mayor parte del tiempo, y que pasar a los niveles de riesgo epidémico alto y máximo se entienda como una verdadera alerta sanitaria”.

“De esta forma, transitar al nivel naranja demandará la implementación contundente y expedita de acciones de mitigación para evitar en lo posible la transición al nivel rojo”.

La nueva directriz ya no contempla suspensión total de actividades en color rojo, y permite que los estados que se ubiquen en máximo riesgo, decidan sobre la operación de las actividades no esenciales y determina que deberán crear una estrategia específica para el cierre de actividades.

Los nuevos lineamientos para las entidades en color rojo establecen un 30 por ciento de aforo en espacios, sin especificar si son públicos y 50 por ciento en la operación de actividades esenciales.

Recomienda el uso de cubrebocas en todas las áreas en semáforo rojo, y lo hace obligatorio en color amarillo y naranja en espacios cerrados, pero no en espacios abiertos sin sana distancia, mientras que en verde sólo hace una recomendación de su uso.

Para el color naranja fija un aforo en espacios de 30 a 50 por ciento, reducción de la movilidad comunitaria, actividades esenciales al 75 por ciento, actividades no esenciales al 50 por ciento y una estrategia para la alerta epidémica y la saturación hospitalaria.

En color amarillo se permitirá un aforo de 50 a 75 por ciento, disminución ligera de la movilidad en el espacio público, operación al 100 por ciento de las actividades esenciales y al 75 por ciento en las no esenciales y establece la creación de una estrategia para evitar un incremento de contagios.

Artículo publicado el 25 de julio de 2021 en la edición 965 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.