jueves, agosto 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Papa Francisco llama a estar cerca de los enfermos desde el hospital donde se recupera en Roma

Papa Francisco-hospital-1

El Papa Francisco reapareció en público este domingo para rezar el Ángelus dominical desde un balcón del hospital Agostino Gemelli en Roma, Italia, donde fue sometido a una cirugía.

Previo al rezo el jerarca de la iglesia Católica, alentó a estar cerca de los enfermos y destacó la importancia del servicio sanitario gratuito accesible a todos.

“En estos días de hospitalización he experimentado lo importante que es un buen servicio sanitario, accesible a todos, como el que hay en Italia y en otros países. Un sistema sanitario que garantice un buen servicio accesible para todos. No debemos perder este bien tan precioso. ¡Tenemos que mantenerlo! Y para ello debemos esforzarnos todos, porque sirve a todos y requiere la contribución de todos”,expresó.

En esta línea, el Pontífice lamentó que “también en la Iglesia sucede a veces que alguna institución sanitaria, por una no buena gestión, no va bien económicamente, y el primer pensamiento que nos viene a la mente es venderla” y añadió que “la vocación, en la Iglesia, no consiste en tener dinero, sino en hacer un servicio, y el servicio es siempre gratuito. No olviden esto: salvar las instituciones gratuitas”.

Además, el Santo Padre recordó la importancia de la cercanía a los enfermos y advirtió que en el juicio final “una de las cosas que nos preguntarán será la cercanía a los enfermos”.

Ante esto, el Papa agradeció a todos porque ha sentido “mucho su cercanía y el apoyo de sus oraciones” y reiteró “gracias de todo corazón”.

“Quiero expresar mi aprecio y mi aliento a los médicos y a todo el personal sanitario y hospitalario de este hospital y de otros hospitales. ¡Trabajan mucho! Y recemos por todos los enfermos”, afirmó.

Luego, al comentar el Evangelio dominical de San Marcos, el Papa subrayó que Jesús envió a sus discípulos a ungir “con aceite a muchos enfermos y los curaban” y agregó que ese “aceite es ciertamente el sacramento de la Unción de los enfermos, que da consuelo al espíritu y al cuerpo”.

Sin embargo, el Pontífice explicó que “ese aceite es también la escucha, la cercanía, la atención, la ternura de quien cuida a la persona enferma: es como una caricia que hace que nos sintamos mejor, que calma el dolor y anima”.

“Todos nosotros, todos, tarde o temprano, necesitamos esta ‘unción’, y todos podemos dársela a alguien, con una visita, una llamada telefónica, una mano tendida a quien necesita ayuda”, dijo el Papa.

Por último, el Santo Padre indicó que junto a él en el balcón del hospital estaban “algunos niños amigos enfermos…” y añadió “¿Por qué sufren los niños? ¿Por qué sufren los niños? Es una pregunta que toca el corazón”.

“Acompañemos con la oración y recemos por todos los enfermos, especialmente por los que se encuentran en las condiciones más difíciles: que no se deje a nadie solo, que todos reciban la unción de la escucha, de la cercanía y del cuidado. Lo pedimos por intercesión de María, nuestra Madre, Salud de los Enfermos”, concluyó el Papa.

Con información de ACI Prensa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.