junio 15, 2021 9:19 AM

Las escuelas públicas, el descuido en Sinaloa 

ESCUELAS ABANDONADAS. La indolencia del gobierno.

A pesar de las advertencias, hay cientos de planteles en el abandono, destruidas y saqueadas

 

 

Han transcurrido ocho meses desde que la diputada de Morena, Mariana Rojo, exhortó al gobierno del estado y a la Secretaría de Educación Pública y Cultura (Sepyc) para que atendieran las escuelas públicas que permanecían cerradas a causa del confinamiento al que obligó la pandemia del COVID-19. Sin embargo, nunca obtuvo respuesta.

Los patios de las escuelas se observan llenos de maleza, con parte de su infraestructura destruida por los robos y saqueos debido a la ausencia de vigilancia y atención.

“Vemos cómo se aproxima el regreso a las aulas y de lo que podemos percatarnos es que materialmente y en infraestructura estamos con grandes daños, esto a pesar de que anteriormente se había hecho un exhorto a mantener vigilado y cuidado los alrededores de los lugares donde se imparte la educación”, señaló.

Los planteles educativos cuentan con seguro, explicó, a lo que la Sepyc informó que se encuentra en proceso de pagar alrededor de 2 millones 900 mil pesos de deducible con lo que el seguro se encargaría de cubrir reparación y robos.

Ante la campaña de vacunación que emprendió el gobierno federal para que los maestros de escuelas públicas y privadas fueran vacunados y se empezaran a reactivar las clases presenciales, la diputada de nuevo puso el tema en el Pleno del Congreso.

El  jueves pasado planteó un posicionamiento en el que expuso el panorama que se vive en Sinaloa para el regreso a las aulas.

Recordó que las clases fueron suspendidas el 20 de marzo de 2020 a consecuencia de la emergencia sanitaria.

Señaló que a partir de ese momento “dio inicio a una serie de actos vandálicos en los planteles educativos del estado y para octubre de ese año alrededor de 130 escuelas ya habían sido afectadas”.

El 15 de Octubre de 2020, agregó, presenté y fue aprobado  un punto de acuerdo de urgente resolución en el que se exhortaba al titular de la Sepyc, Juan Alfonso Mejía, para que en coordinación con los alcaldes de los 18 municipios, se garantizara la vigilancia y limpieza de los planteles educativos así como para garantizar la seguridad de los mismos, evitando  el ingreso de delincuentes y vándalos a sus instalaciones.

“Pareciera que se hizo caso omiso al exhorto realizado por este órgano legislativo ya que a la fecha de hoy en el estado existen 209 planteles educativos afectados; de ellos el 50 por ciento está localizados en el municipio de Culiacán”, expuso.

Entre los principales daños, agregó, está el robo de cableado, tuberías, equipos de cómputo, televisores, aires acondicionados y demás equipos tecnológicos. Aunado a eso, dijo, hay daños a la infraestructura como lo son puertas, ventanas y candados.

 

La postura del gobierno federal

La diputada informó que el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que hay condiciones de seguridad sanitaria para reanudar las clases presenciales en todos los niveles educativos de México, y que el objetivo es volver a las aulas formalmente el 7 de junio para evaluar los avances y rezagos educativos en el tiempo que queda del actual ciclo escolar.

 

Entre “Escuelas al 100” y “La Escuela es nuestra”, el descuido

En agosto del 2020 Ríodoce publicó un corte obtenido a través de acceso a la información pública en la que los Ayuntamientos y la Sepyc informaron de los robos ocurridos en los planteles.

Entonces, al menos siete municipios reportaron que algunas de sus escuelas habían sido saqueadas y dañadas en su infraestructura por ladrones que aprovecharon la falta de vigilancia y el confinamiento obligado.

El daño incluyó oficinas de supervisiones escolares, de donde incluso se extrajo dinero en efectivo.

Algunas de esas escuelas estaban dentro del programa “Escuelas al 100”,  dado a conocer el 25 de abril de 2017  por el gobernador Quirino Ordaz Coppel, que nació como parte de la Reforma Educativa y consistió en seleccionar planteles educativos de nivel básico con mayores necesidades de infraestructura.

En Mazatlán, Ordaz Coppel anunció que la meta era atender 247 escuelas en Sinaloa e invertir más 365 millones de pesos en obras de mejoramiento.

Tras la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2019 se puso fin al programa de su antecesor Enrique Peña Nieto, y dio inicio al programa “La Escuela es nuestra”, la diferencia al anterior, es que los recursos se harían llegar directamente a las escuelas, sin intermediarios.

–¿Se perdió el seguimiento por parte del gobierno del estado de “Escuelas al 100” cuando pasó al programa de “La Escuela es nuestra”?

–Creo que se perdió porque mucha gente no estuvo al pendiente de las escuelas porque mandaron a los niños a sus casas; se puede decir que sí se descuidó, tanto por los comités de las escuelas, como de parte de las autoridades también.

Están a tiempo las autoridades –reiteró– para actuar lo más pronto que puedan atender el llamado, porque es en beneficio de niños y niñas, a quienes hay que darles las mejores condiciones para que regresen a clases.

Artículo publicado el 06 de junio de 2021 en la edición 958 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.