junio 15, 2021 3:40 PM

Llegan las vacunas para personas mayores de 50 años

LLEGALA VACUNA. Sigue la inmunización.

José María tiene poco más de 50 años. Ya había tenido una experiencia con una pandemia. Fue durante la primera década del nuevo siglo, la de la Influenza H1N1, que surgió durante 2009-2010, pero según su opinión nada como esto.

“No, nunca me había tocado vivir algo como esto. A nadie. Al tener hijos pre-adolescentes, costaba mostrar un rostro tranquilo ante algo que no comprendía en esos momentos del todo, y explicarles qué era lo que estaba sucediendo, qué es lo que podría ocurrir y asegurarles que, independientemente de cualquier cosa, si nos cuidábamos en familia, estaríamos bien”.

Ante el cierre de muchos lugares de trabajo y las medidas tomadas en México, su trabajo se vio afectado como el de miles de personas en todo el territorio nacional. José María emprendió apenas en 2019 un despacho jurídico en octubre y esto quedó truncado en marzo de 2020 con el confinamiento.

“Mi vida, la de mi familia y en realidad la de todos cambió de una manera brusca y definitiva. Costó muchísimo trabajo, temple y huevos, sostener una decisión de cuidado total en materia de salud, en un sentido personal y como parte de un núcleo familiar”, explica.

“Mi hijo mayor, estudiante de medicina, que el año pasado debía de iniciar sus prácticas y se encontraba muy ilusionado por ello, decidió esperar a mejores tiempos, para no exponer a sus padres y hermanos. Mis hijos menores, poco a poco fueron entendiendo la gravedad de las cosas”, añade.

Pero hay un asomo de esperanza. Entre este lunes 24 y hasta el jueves 27 se dará la aplicación del biológico de SINOVAC a través de 79 mil 254 dosis destinadas para habitantes de la capital del estado. A José María le tocará turno el martes y eso le brinda esperanza.

Y a poco más de 14 meses desde que comenzó su confinamiento por la pandemia del COVID-19. Padre, pareja, hermano, profesionista y músico. Todo tuvo que tomarse un “break” para el resguardo el cual mantiene a pesar del color verde del semáforo epidemiológico.

“¿Qué significa para alguien como yo, el recibir la vacuna?”, se cuestiona José María, y se responde a sí mismo.

“Muchas cosas. Uno nunca piensa en sí mismo sino hasta que otros dependen de uno. Ello fue un punto importantísimo en mi decisión de cuidarme. No, no le temo a la muerte, es algo natural; va a suceder en algún momento. Pero, morir cuando se tiene hijos en etapa de desarrollo y crecimiento personal, cuando más necesitan del apoyo de sus padres y familia, es algo que sí temo enormemente, y es algo en lo que he pensado todos estos meses”, señala.

“Vacunarme significa precisamente la posibilidad de que mis hijos puedan seguir contando conmigo para su desarrollo y crecimiento personal. Significa, igualmente, la posibilidad de seguir trabajando. Significa, en última instancia, la paz mental que requiero para poder seguir desarrollándome en lo que me gusta: mi familia, mis amigos, mi trabajo, mis actividades individuales”, añade.

En Sinaloa la muerte sigue cobrando vidas por el coronavirus. El corte del viernes 21 en Culiacán ha muerto 2 mil 358 personas, y si bien los contagios tienen a la baja los decesos siguen acumulándose.

Es también la ciudad con mayor densidad poblacional y sin embargo es el último municipio en que la autoridad decidió aplicar la vacuna. Pero eso pasa a segundo término para miles de personas mayores de 50 años.

La aplicación de la vacuna se dará bajo la dinámica de días por primera letra del apellido paterno de la población. Este lunes de la letra A hasta la F y así de manera escalonada.

Además de los mayores de 50, en esta etapa también se vacunarán mujeres embarazadas que estén registradas en plataforma y tengan más de 9 semanas de gestación y sean mayores de 18 años.

Esto causó confusión entre las mujeres. La plataforma permitía registrarse prácticamente a cualquiera, incluso respondiendo que no está embarazada. Sin embargo, la autoridad advierte que esto no significa que les será suministrada la vacuna, al contrario.
Pero en el tema de la pandemia, probablemente, en algún momento, se pueda retomar un poco de la “normalidad” que se nos fue en forma definitiva. Esa es la conclusión de José María.

“Probablemente, podamos, como humanidad, superar esto que cambió nuestras vidas. Probablemente, mis hijos puedan tenerme con ellos el resto de tiempo que me toque por vivir. Pero, no olvidaremos la dureza de esta prueba colectiva; ni tampoco, el anhelo de esperanza que significa poder seguir viviendo”.

Y a más de 450 días de pandemia en Sinaloa se han aplicado casi 716 mil dosis de vacunas contra el COVID-19 a 506 mil 142 personas. La tempestad, poco a poco va pasando.

Artículo publicado el 23 de mayo de 2021 en la edición 956 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.