junio 25, 2021 4:57 AM

Se abre cancha el regreso a clases presenciales en Sinaloa

VACUNAS PARA MAESTROS. Centros abarrotados.

Apenas esperó media hora. Sentado en una silla bajo un tejabán, Humberto, junto a otros maestros y maestras, recibió su dosis de la vacuna de CanSino contra el COVID-19. Él es maestro particular en una universidad privada. ¿Problemas para la vacunación? Ninguno.

Una tarde se registró en un sitio de internet habilitado para él mismo. En menos de 10 minutos había quedado inscrito. Posteriormente acudió el día que le fue asignado a las instalaciones de la preparatoria Emiliano Zapata de la UAS, fue uno de los 2 mil 500 que ahí se vacunaron el martes 11, fecha en que dio inicio la campaña.

Lea: Los ‘tropiezos’ en la Estrategia Nacional de Vacunación bit.ly/3ydRYZT

Para ese martes se lograron aplicar 14 mil 122 dosis a maestros y maestras en todo el estado. Cifra mucho mayor a la alcanzada en el inicio, cuando más urgencia hubo, al sector salud. A ellos los separaron por líneas y de manera escalonada los fueron vacunando.

En menos de una semana el 100 por ciento de maestros, tanto privados como de escuelas públicas, habrán sido vacunados. En contraparte, aún existen trabajadores del sector salud que no han completado su esquema de vacunación, iniciado el 13 de enero de este año, es decir, hace cuatro meses.

Y Humberto, sin tumultos ni sobresaltos, con una espera simple, se logró vacunar. Al corte del viernes se han aplicado 60 mil 974 dosis en las ocho sedes instaladas en las ciudades de Los Mochis, Culiacán, Guamúchil y Mazatlán.

Esperó apenas nada. Tampoco se compara con el caos de las primeras aplicaciones a adultos mayores de 60 años. En Culiacán, ciudad con mayor densidad, cantidad de casos y de decesos, comenzó al último este esquema.

Fueron 12 sedes habilitadas en la capital y desde el primer minuto del 6 de abril estas se vieron abarrotadas. La falta de información, la desinformación y poca coordinación entre instituciones volvieron la campaña un calvario para la mayoría de los adultos mayores.

La estimación en un inicio era vacunar a 150 personas por hora. Al final de ese día se logró aplicar apenas mil vacunas por sede de las 116 mil que se destinaron para Culiacán a ese segmento de la población.

El corte más reciente indica que el 52 por ciento de ese sector de la población ha sido vacunado con cada una de sus dos aplicaciones en todo el estado.

Municipios como Angostura, Navolato y Salvador Alvarado tienen al 99 y 98 por ciento de sus adultos mayores de 60 años vacunados con ambas dosis, mientras que en Culiacán hay ya 90 mil 853 personas vacunadas con la primera dosis.

Y la espera habrá de prolongarse. La vacuna aplicada en la capital fue AstraZeneca y la recomendación para la segunda dosis es entre 8 y 12 semanas, es decir, a finales de este mes podría dar inicio la siguiente fase.

 

La urgencia por volver

Con todos los sectores activados desde hace meses en Sinaloa y el “estreno” del color verde del semáforo epidemiológico en el estado, el trámite de la vacunación a maestros fue rápido.

Se pactaron más de 80 mil dosis al personal del sector educativo. El gobernador incluso se enlazó a una de las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador. Presumió entonces que la logística se había mejorado para aplicar 300 dosis por hora.

La intención es echar a andar un modelo mixto en el estado, es decir, clases presenciales y virtuales y ponerlas a andar antes de que concluya el actual ciclo escolar. Hay prisa, él deja el cargo en octubre. El inicio de la campaña incluso fue supervisada por Ordaz Coppel.

Por otra parte, existe evidencia de que colegios particulares reanudaron trabajos desde principios de enero bajo ese mismo esquema como el colegio Altum, que en sus redes sociales hizo público su “modelo flexible altum digital”, el cual invitaba al retorno a las aulas, en horarios escalonados, asistencia reducida, lugares fijos asignados a cada alumno y una asistencia voluntaria, dirigido a alumnos de primaria y secundaria.

Y otros de manera más reciente como la escuela Activa Integral, que ya brinda atención a niños desde edad de preescolar, han reanudado actividades.

Algunos sectores están a favor de reanudar las clases lo antes posible, pero otros, no. Las opiniones se dividen. Para Patricia, maestra de una escuela pública en Culiacán, la vacuna es un paso más a las aulas. Las clases virtuales poco a poco han ido mermando no solo a docentes y administrativos sino a los mismos alumnos y padres de familia.

La justificación que los impulsa al retorno de clases es ver las calles ya con niños y niñas o jóvenes paseando en parques. Después de cumplir una jornada muy breve de clases virtuales, el tiempo libre es bastante.

En Sinaloa, principalmente en Culiacán, la apertura de todos los sectores es una realidad desde noviembre del año pasado, y después del rebrote de enero, los contagios diarios han ido con tendencia estabilizadora a la baja.

Según el último reporte del COVID-19 en Sinaloa, existen 12 municipios con semáforo verde y cinco de ellos sin caso alguno de coronavirus. Y ahora al reducido grupo del sector médico, de adultos mayores y más recientemente de entre 50 y 59 años, se suman los maestros. Como Humberto, quien con apenas un entumecimiento en su brazo por la vacuna, se dice listo para el retorno.

Artículo publicado el 16 de mayo de 2021 en la edición 955 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.