mayo 11, 2021 6:08 AM

Tres años después, juicio contra el ‘Quillo’

javier

Ya hay un asesino confeso; falta el autor intelectual

 

 

Después de casi tres años de haber sido detenido, uno de los presuntos homicidas del periodista Javier Valdez Cárdenas será llevado a juicio oral.

Juan Francisco “P”, alías el Quillo, enfrentará el juicio durante todo mayo, cuando se cumplen cuatro años del asesinato de uno de los fundadores de Ríodoce.

Lea: El juicio oral https://bit.ly/33dB0wd

El juicio oral está programado para iniciar con los alegatos de apertura hoy martes a las 10:00 horas y terminar el 30 de mayo con los alegatos de clausura y posteriormente el fallo, en el Centro de Justicia Penal Federal de Culiacán.

Desde marzo del año pasado el Consejo de la Judicatura Federal prohibió el ingreso de público a las audiencias para prevenir contagios.

Para el juicio contra el Quillo no fue autorizada la presencia de público ni de periodistas.

A la sala solo ingresaron el titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo; la asesoría victimal, la defensa y el acusado.

Para hoy está previsto que se presenten los alegatos de apertura y a partir del miércoles empiecen la declaraciones de los testigos.

Por el asesinato ya fue sentenciado a 14 años ocho meses, Heriberto “P”, el Koala, el 27 de febrero de 2020; y Dámaso López Serrano, el Minilic, preso en Estados Unidos, tiene orden de aprehensión como autor intelectual. Otro involucrado, Luis Ildefonso, el Diablo, fue asesinado en Sonora.

Para el titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, las pruebas que obtuvieron durante la investigación son suficientes para lograr una sentencia condenatoria en el juicio oral.

“El hecho de haber tenido una sentencia previa con estas mismas pruebas ayuda a empezar a construir sobre una base más establecida; tenemos confianza en que las pruebas que se llevan son las adecuadas, son las suficientes para lograr una sentencia condenatoria en contra de esta persona”, dijo.

 

 

Mencionó que “las pruebas que tenemos las vamos a usar de la mejor manera y queda en manos del juzgado la valoración, nosotros estamos confiados en que los elementos de prueba que hay son positivos”.

Aseguró que la teoría del caso de la defensa es que el acusado se encontraba en otro lugar el día del asesinato y para demostrarlo solo presentarán la declaración de la esposa, mientras que la Fiscalía llevará a 33 testigos.

Manifestó que fue “una investigación muy compleja, fue un reto importante para la Fiscalía, para la policía, para las diferentes autoridades porque, como ustedes saben, los autores del hecho no dejaron muchas huellas y registros en el lugar, usaron pasamontañas, usaron guantes, se cubrieron en todo momento el rostro, entonces eso hace más compleja la investigación pero se cuentan con elementos suficientes para afirmar que estas personas, la que ya está sentenciada y la que se va procesar en estos días, son coautores materiales de los hechos”.

Sobre Dámaso López Serrano, señalado como autor intelectual, dijo que el proceso para extraditarlo a México está avanzando.

Aseguró que ya se presentaron los documentos necesarios y están en contacto permanente con las autoridades estadounidenses para que autoricen la extradición.

“Es un proceso que tiene sus retos, son procesos largos, establecidos a través de los tratados internacionales y que también depende de los procesos de esta persona que está siendo acusada también en Estados Unidos se resuelvan para poder ser extraditado a nuestros país”, indicó.

Sánchez Pérez del Pozo dijo estar confiado en que el Minilic será extraditado y procesado por el asesinato de Javier.

El Quillo fue detenido el 24 de agosto de 2017 en Mexicali, Baja California, en posesión de armas de fuego de uso exclusivo; y el 6 de junio de 2018 le ejecutaron la orden de aprehensión por el asesinato del periodista.

Lea: Juicio por el crimen de Javier Valdez, cuatro años después https://bit.ly/2RpTnLD

Desde hace casi tres años inició el proceso pero no había terminado debido a que la defensa promovió amparos y difirió audiencias por varios motivos, hubo intentos de celebrar procedimiento abreviado y por la pandemia de COVID-19 que suspendió las actividades del Poder Judicial de la Federación.

Durante 27 días, la Feadle intentará demostrar que el Quillo fue uno de los sicarios que disparó a Javier Valdez y la defensa pretenderá acreditar que el día del asesinato el acusado no se encontraba en Culiacán sino en Tijuana, donde supuestamente vivía con su familia.

La Fiscalía pedirá al juez imponer la pena máxima de 50 años por el delito de homicidio calificado con las agravantes de premeditación, ventaja y actividad periodística.

Durante el juicio la Feadle presentará 49 testimonios y pruebas, la defensa presentará 15 y la asesoría victimal, presentará cuatro.

Entre los testigos se encuentra un familiar, al que el acusado confesó que había asesinado al periodista y le mostró una pistola que recibió como pago con las imágenes de Dámaso López Núñez, el Licenciado; y del Minilic, en las cachas.

También rendirá su declaración la pareja sentimental de Luis Idelfonso, alías el Diablo, quien también participó en el asesinato y fue encontrado asesinado y calcinado en San Luis Río Colorado, en Sonora.

La mujer, de identidad protegida, hablará sobre una ocasión en la que el Diablo, después de un enfrentamiento, le confesó que habían asesinado al periodista y quería operarse la cara y cambiar de identidad.

Además declarará una persona que se encontraba en el lugar del asesinato, peritos, agentes investigadores y familiares del periodista y del acusado y presentarán peritajes e imágenes de cámaras de vigilancia.

El Quillo contempló la posibilidad de aceptar su responsabilidad en un procedimiento abreviado y obtener una sentencia reducida.

En la audiencia celebrada el 27 de febrero del año pasado, cuando el Koala aceptó su responsabilidad y fue sentenciado, la Feadle ofreció al Quillo una pena de 20 años ocho meses de prisión.

El acusado la rechazó porque quería una condena igual a la del Koala y la Feadle ofreció disminuir la pena pero a cambio de que diera una declaración sobre el Minilic y el Quillo se negó y decidió ir a juicio oral.

En una entrevista ministerial realizada por la Feadle en septiembre de 2018, en un penal de Virginia, Estados Unidos, el Licenciado reconoció al Quillo como miembro de su grupo y la existencia de una arma con su foto y la de su hijo en la cachas.

En esa entrevista el líder de los Dámaso aseguró que no fue su hijo el que ordenó el asesinato de Javier y acusó a los hijos de su compadre, Joaquín el Chapo Guzmán.

La Feadle ubicó al Minilic como autor intelectual del crimen después de obtener el testimonio de dos miembros de su grupo.

Los dos testigos declararon que el Minilic les ofreció 100 mil pesos, armas y subir de rango en la organización delictiva por asesinar a Javier.

Ambos se negaron y, según su testimonio, el Minilic les dijo que le diría a el Quillo porque ellos “son gente arreada” y “sí se animan”.

En un comunicado enviado por su abogado cuando se emitió la orden de aprehensión, el Minilic negó tener participación en el asesinato de Javier.

Aseguró que las acusaciones son infundadas, temerarias y manipuladas para intentar extraditarlo a México.

La Feadle asegura que tiene pruebas suficientes para llevar a juicio al Minilic y acreditar que fue quien ordenó el homicidio.

Como autores materiales ubicó al Quillo y al Diablo, quienes dispararon contra el periodista; y al Koala, quien conducía el automóvil en el que circulaban el día del asesinato.

El Quillo, además de los procesos por el asesinato de Javier y el de portación de armas en Mexicali, enfrenta otro por los delitos de portación de armas de fuego y de posesión de cartuchos, en Culiacán.

La causa penal fue iniciada tras el aseguramiento de un arsenal en un motel en Mazatlán en junio de 2017.

En esos días, los Dámaso sostenían un enfrentamiento con los hijos del Chapo y el Quillo y miembros de su grupo salieron huyendo de Eldorado.

El Quillo y sus sicarios llegaron a un motel en Mazatlán la madrugada del 5 de junio a donde arribaron elementos de la Policía Estatal Preventiva.

El Quillo abordó un taxi que había entrado a dejar a unas personas al motel y con varios de sus acompañantes escapó del lugar.

En febrero de 2018, la Fiscalía General de la República le ejecutó una orden de aprehensión y fue vinculado a proceso por los delitos de portación de armas de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Artículo publicado el 02 de mayo de 2021 en la edición 953 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.