domingo, octubre 24, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Empezar con el pie izquierdo; Síndica procuradora de Ahome despide a todos los empleados

LA NUEVA SÍNDICA. Guadaña en mano.

En su primer acto como síndica procuradora suplente, Jehovana Ariselda Martínez Armenta, erró el camino: en lugar de tomar hacia su oficina y presentarse con sus funcionarios, se encerró con el alcalde en el despacho de la Presidencia Municipal.
Unos minutos después, los siete empleados fueron despedidos. Todos eran parte del engranaje de la aún Sindica Procuradora con licencia, Angelina Valenzuela Benítes.

La universitaria no mostró un ápice de educación con sus subalternos y fue la ejecutora de la cacería de brujas.

Los poco menos de 10 pasos que dio, levantó suspicacias entre los ediles críticos del sistema: ya torció el camino, dijeron dos de los concejales a manera de broma, aunque después dibujaron una sonrisa burlona en sus rostros, y espetaron: “hay que darle el beneficio de la duda y suponer que no se encerró para armar componendas o triquiñuelas para permitir que la banda de rufianes del gabinete se roben lo poco que queda del presupuesto anual”, establecieron los ediles de Morena.

Afuera del cabildo, en la propia oficina de la Sindicatura de Procuración y en la Contraloría Social, los burócratas padecían de vejiga nerviosa por no saber su destino. Ellos ya tenían lista su salida y hasta habían sacado las tazas de café. Nadie tenía en los cajones alguna propiedad personal. Se anticiparon a lo que ya veían llegar.

Tras la encerrona con el alcalde, Martínez Armenta llegó a su oficina acompañada de otra mujer. Ambas iban de buen talante, risueñas, joviales. Y se encerraron en la oficina, mientras las burócratas del Órgano Interno de Control iniciaban el llenado de los formatos del acta de entrega-recepción.

A esa oficina que antes fue satanizada por el gabinete municipal, ahora era un desfile de funcionarios serviles. Llegaron de la administración, del jurídico y del Órgano Interno de Control. Cambiaron chapas y revoltearon todo.

Antes, la nueva síndica asistió a la sesión de cabildos extraordinaria de carácter privado convocada para la toma de posesión.

En ella, la Síndica Procuradora ofreció un dicho corto, brevísimo, sin explayarse, trabajar con apego al estado de derecho cumpliendo cotidianamente con la legalidad por el bien de la sociedad, el municipio y el ayuntamiento.

En ella, los regidores le dieron la bienvenida y nadie la retó a trabajar apegada a su investidura por encargo.

Todos le reconocieron capacidad, pero nadie la conocía a detalle como Fernando Arce Gaxiola, por haber sido ambos profesores en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas y contemporáneos de Toribio Ordónez Lagarde, el vicerrector en turno.

Sólo Gerardo Amado Álvarez, regidor morenista la invitó a no sacar la escoba ni a cazar brujas entre los trabajadores. Sino más bien, la conminó a mantener la estructura pues estos había demostrado eficiencia a grado tal que la Contraloría Social había ganado dos primeros lugares en el 2019 y2020 en la supervisión y vigilancia de la obra que el ayuntamiento edificaba. “No echar en saco roto esos logros, sino respaldar al personal que sabe hacer su trabajo”.

El alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno, por su parte, que mostraba un carácter irascible, pendenciero, de dientes afilados y con mirada de pocos amigos a la síndica procuradora electa, Angelina Valenzuela Benites, ahora estaba jovial, entre alegre y tranquilo.

Ofreció colaboración cuando antes empujaba división, encono e imposición.

“Vamos a colaborar contigo íntegramente, darte todo el apoyo para trabajar en el desarrollo de Ahome. Vamos a lograr recuperar el prestigio y la investidura de la Sindicatura de Procuración. Vamos a recuperar el prestigio y la dignidad de la política y del Servicio Público. Vamos a coordinarnos”.

Tras el discurso y concluir la sesión, los ediles salieron a paso veloz y solo dos morenistas se quedaron a intercambiar impresiones, mientras con el rabillo del ojo observaban como Chapman conducía a la nueva burócrata a su despacho. El sobón de manos se patentizó.

Jehovana Ariselda Martínez Armenta fue designada por unanimidad en el Congreso de Sinaloa para síndica procuradora suplente ayuntamiento de Ahome hasta el 31 de octubre del 2021, cuando concluye la administración actual.

Llegó a cargo para ocupar la vacante que dejó Marivel Páez Roiz, síndica procuradora suplente que en una misiva dimitió al cargo el 4 de febrero. Ella era el remplazo de Angelina Valenzuela Benites que obtuvo una licencia temporal para ausentarse de la representación popular hasta el 7 de junio, fecha que regresaría.

Sin embargo, el Congreso pasó por alto la licencia y extendió el nombramiento cuatro meses.

Según un despacho del Congreso, Martínez Armenta tiene un puntaje que la hace viable al cargo pues se ha desempeñado como auxiliar del Secretario de Acuerdos y auxiliar del Secretario de Proyectos de Elaboración de Sentencias de las Secretarías Primera y Segunda en la Sala Regional Zona Norte del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado de Sinaloa, y como profesora de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en la Unidad Académica de Derecho y Ciencia Política.

Artículo publicado el 21 de febrero de 2021 en la edición 943 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 978
24 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.