julio 25, 2021 1:09 PM

Anuario 2020, más allá del coronavirus (parte 2)

anuario-2020

Haremos un zoom al 2020 que partió, un año perdido. Dominó la pandemia, la enfermedad que invadió todo, como reseñamos en la edición pasada de Ríodoce. Pero 2020 no solo fue coronavirus, muerte, encierro, desplome económico mundial y personal, sobrevivencia y miedo. Hay vida más allá, invariablemente todo sigue su curso.
Presentamos un acercamiento a la marcha del tiempo que alcanzó a un poderoso general y pisó prisiones estadounidenses por solo 34 días. El movimiento feminista tomó aires inusitados y hoy sigue indómito. Donald Trump perdió la reelección más que Joe Biden ganó la presidencia de los Estados Unidos…Presentamos los acontecimientos de este 2020, año perdido, que ocurrieron más allá de la pandemia ¿o acaso todo el año quedó infectado por la peste?

 

INSABI. Primer cambio del presidente.

 

Ni seguro, ni popular, mejor INSABI

Desde campaña Andrés Manuel López Obrador había repetido en cada plaza que desaparecería el Seguro Popular, tardó solo un año para suplirlo por el INSABI, el Instituto Nacional de Salud y Bienestar.

Lea: Anuario 2020, Año Perdido https://bit.ly/3odxPgW

Cuando se hicieron los cambios no se sabía nada del coronavirus y la próxima pandemia, pero se anticipaban dificultades para el sistema de salud. Con múltiples opiniones en contra y el descontento de gobernadores, se borró el seguro popular.

Como se hizo con los programas sociales, las becas y otros apoyos, ahora la administración de Andrés Manuel López Obrador arrebata el presupuesto de salud a los estados que lo administraban a través del Seguro Popular. En el caso de Sinaloa, el recurso transferible para 2020 sería de 763 millones de pesos.

López Obrador defendió al INSABI: “el sueño se va a convertir en realidad”, dijo en la mañanera del jueves 16 de enero, dos días después de reunirse con los gobernadores en una comida. Todos pensaban que el tema sería el nuevo sistema de salud, pero ni siquiera se tocó. El trago amargo se lo pasaron los gobernadores con agua de pitahaya.

“Es que se tiene presupuesto, pero se roban mucho dinero, por eso también hay resistencias a la aplicación de este plan”, insistió AMLO en la mañanera del ese jueves 16 de enero donde se acompañó de todos los funcionarios relacionados con la salud, a quienes les asignó nuevos encargos –“no cargos”, dijo.

 

CHUYTOÑO. Un adiós silencioso.

 

‘Chuytoño’, morir es desaparecer

Imposible que pasara inadvertido. Jesús Antonio Aguilar Íñiguez estaba para llamar la atención. La muerte de Chuytoño es incompatible con su historia. La realidad a veces da sorpresas.

Lea: El solitario adiós a ‘Chuytoño’ https://bit.ly/38eFQwu

Un hombre que se salvó de que lo atrapara la PGR en 2004. Que resurge de las cenizas para volver a sentarse en la silla de gran jefe de policía. Que lo acusen de que el Mayo Zambada fue quien lo puso y no el gobernador. ¿Cómo es posible que muera en una camilla de hospital por un pequeño virus importado?

Aguilar Íñiguez ejerció gran poder en dos periodos largos en Sinaloa. De 1999 a 2004 y de 2011 a 2016. Siempre reportó directo al gobernador en turno, primero a Juan Millán, después a Mario López Valdez. Aunque basándose en los testimonios en la Corte de Brooklyn en el juicio de Joaquín Guzmán, tenía más de un jefe. Sin tapujos, Vicente Zambada, hijo del Mayo, aseguró en la Corte Federal de EU que su padre había puesto al jefe de la policía. Tampoco es que se trataba de la gran revelación, era un secreto a voces, aunque negado mil veces por dos gobernadores.

Recomponiendo la historia hasta donde ahora es posible, Chuytoño fue un instrumento de poder en ambos bandos. Tenía un control que topaba con las cabezas de ambos extremos: Llegaba hasta el gobernador, y del otro lado su límite era el jefe del cártel. Por mucho tiempo incluso resultó un equilibrio.

El policía se llevó a la tumba una buena parte de la información para entender los entresijos de las relaciones del poder político con el del narco. Además, hay quienes pierden al mensajero ideal.

 

 

SALVADOR CIENFUEGOS. Juego de naciones. Foto: Cuartoscuro.

 

De Cienfuegos a García Luna

Hay niveles: no es igual un general con cuatro estrellas que un ingeniero convertido en policía.

La bomba para concluir 2019 fue la detención del superpolicía al mando directo del presidente Felipe Calderón, un año después Genaro García Luna sigue preso y esperando juicio. En octubre de 2020 los americanos suben de nivel y detienen en su propio territorio a Salvador Cienfuegos, Secretario de la Defensa de Enrique Peña, con acusaciones similares…solo estuvo 34 días retenido y lo regresaron en vuelo privado a México, con la sola promesa de que se abriría una investigación basándose en las pesquisas de la fiscalía estadounidense.

Lea: Liberan a Cienfuegos: ‘se salva la patria’ https://bit.ly/3bbZdbx

Una jugada política inaudita liberó a Cienfuegos Zepeda, los americanos llevaban años integrando un expediente que según ellos era lo suficientemente sólido para llevar al militar mexicano ante un juez, como lo hicieron. Aunque presumen un sistema judicial similar a un perro que cuando muerde ya no suelta, esta vez mansamente liberaron a su detenido. Oficialmente la razón es un “balance de intereses” porque la medida beneficia a la relación de los dos países.

Se siguió el procedimiento: El miércoles 18 de noviembre los fiscales libraron el último obstáculo legal, que la jueza Carol Amon autorizara su liberación. En tan solo 22 minutos la jueza lo declaró como “caso descartado.” Una audiencia solo de trámite. Fue trasladado a un aeropuerto y en un vuelo privado regresó a México. Sin dilaciones.

Si su detención fue de días -34-, los trámites le llevan minutos: 22 en la audiencia con la jueza americana, y acá en México apenas 32 minutos estuvo retenido Salvador Cienfuegos en el retorno a su patria, para el dictamen médico pericial y notificarle que lo están investigando. Fue todo.

García Luna, en cambio, está acorralado. Con él toda la generación de policías, que acompañaron al preferido del Presidente Calderón en aquellos años, están huyendo, enfrentando acusaciones o muertos.

Para cumplir las formas, la fiscalía mexicana solicitó la extradición de García Luna para ser investigado en su país; pero a diferencia de Cienfuegos, se siguió la ruta legal, el camino largo, no la negociación entre presidentes.

Artículo publicado el 03 de enero de 2021 en la edición 936 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.