abril 15, 2021 11:02 AM

México y un manejo a ciegas de la pandemia

Ruy López Ridaura, director general de Cenaprece, durante conferencia de prensa para informar sobre la actualización de datos de la pandemia de coronavirus (covid-19) en el país.

La dimensión y propagación de la infección han sido mucho mayores de lo informado

 

 

 

México cerrará el 2020 con una pandemia que se ha prolongado casi un año, con una segunda ola de contagios cuyo pico máximo aún no llega, y un manejo por parte de las autoridades de Salud que inició prácticamente a ciegas.

Los números de casos y decesos reportados en los primeros cinco meses del año y los que se han ido sumando a medida que las cifras se actualizan, demuestran que la dimensión y propagación de la infección han sido mucho mayores de lo informado. Los contagios avanzaron a un ritmo vertiginoso, mientras las autoridades de salud se negaban a realizar un mayor número de pruebas para detectar casos de COVID-19.

En el informe técnico sobre la pandemia de la Dirección General de Epidemiología con corte al 29 de diciembre, y que ha ido actualizando las cifras, muestra que en la semana nueve del año, que comprende del 22 al 29 de febrero, cuando se reportaron los primeros cuatro casos positivos en el país, en realidad ya había 22 personas infectadas. De ellas al menos tres se contagiaron en enero y cinco más durante febrero.

Un mes antes, el 28 de enero, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, afirmaba que el virus SARS-Cov-2 no había llegado al país.

La búsqueda de casos se concretaba entonces en pacientes con enfermedad respiratoria aguda y que tuvieran antecedente de viaje o estancia en China o haber estado en contacto con un caso confirmado o bajo investigación hasta 14 días antes del inicio de síntomas.

“Hasta ahorita tenemos siete casos sospechosos, se han hecho las pruebas de laboratorio y se han descartado”, dijo entonces.

A la siguiente semana, la 10 (1-7 de marzo), la Secretaría de Salud federal informaba de tres casos más, para sumar siete, pero para entonces 94 personas habían dado positivo a la infección.

Para finales de abril, el número de casos positivos reportados oficialmente era de poco más 22 mil, pero la cifra actualizada en mayo por la propia dependencia, señala que la cifra real de infectados era de 42 mil.

 

HOSPITALES COVID. La espera tortuosa de atención médica. Foto: Victoria Valtierra/Cuartoscuro.com.

 

Para el 30 de mayo, se reportaban más de 87 mil casos, pero la cifra era 54.2 por ciento mayor, es decir que para entonces en el país había 134 mil personas infectadas.

En los decesos ocasionados por el COVID ocurrió algo similar. Para cuando la Secretaría de Salud reportó las primeras dos muertes en la semana 12 (15-21 de marzo), seis personas habían fallecido a causa de la infección.

Para la semana 13, la SS reportaba 14 muertes, pero ya habían ocurrido 44. Y a principios de mayo se contabilizaban más de 3 mil 300 decesos, pero en realidad la cifra era el doble de la reportada hasta ese momento.

Para conocer la dimensión real de la pandemia, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud Federal, tuvieron que pasar cinco meses, pues fue hasta finales de mayo cuando dichos datos se subieron a la plataforma de la Dirección General de Epidemiología. De acuerdo a las autoridades el retraso se debe a un desfase de la información que reportan las instituciones de salud estatales, el cual continúa presentándose incluso hasta este mes de diciembre, pues se reportan casos positivos, que ocurrieron en los meses previos e incluso en mayo.

En el segundo semestre del año, las autoridades cambiaron el formato del informe técnico de la pandemia. Dejaron de reportar casos diarios y comenzó el reporte por semanas. La información se publica con un desfase de dos semanas, es decir que en la semana 40, se reportan los casos y decesos de la semana 38, y así sucesivamente.

En la información reportada y la que se sigue actualizando, siguen apareciendo discrepancias en las cifras, pero en menor porcentaje en comparación con los primeros cinco meses del año, y en diciembre todavía se reportan casos y decesos que ocurrieron en los meses previos, incluso en mayo.

Pero de esas cifras actualizadas de la pandemia en México, de los primeros casos ocurridos en enero, nadie habla, y hasta la fecha se sigue asegurando que el “caso índice” de COVID-19 ocurrió el 28 de febrero y la primera muerte en la segunda semana de marzo. Los datos previos, aun cuando se incorporaron a la estadística, no se mencionan.

Tampoco se ha tocado el tema de la estadística de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) COVID-19, -que se aplicó entre agosto y noviembre-, y que señala que en el país el número de contagiados no es de 1 millón 400 mil como señala la Secretaría de Salud, sino que asciende a 31 millones, de los cuales 21 millones no tuvieron síntomas.

A continuación se comparte una estadística comparativa entre las cifras de los primeros cinco meses de la pandemia que las autoridades de salud dieron a conocer en su momento y los números que se han ido actualizando en la base de datos de la propia Secretaría de Salud Federal. Algunas cifras pueden variar debido al constante flujo de información.

 

 

México se acerca a los escenarios de muertes planteados por el IHME

 

A partir de mayo, el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington incluyó a México en sus proyecciones sobre las muertes que podría dejar la pandemia, y desde ese momento comenzó a publicar las estimaciones para los meses siguientes.

Hasta el momento las cinco predicciones del modelo matemático realizadas en base a parámetros de hospitalización, muertes, uso de cubrebocas, realización de pruebas de detección, entre otros, se han acercado a la cifra de muertes reportadas oficialmente por la Secretaría de Salud.

En la primera estimación de principios de junio, el Instituto proyectó que en el país habrían fallecido 51 mil personas para el 4 de agosto, pero la cifra de muertes registradas por el sector salud se acercaron a las 49 mil.

A finales de ese mismo mes, proyectó que para el 1 de octubre la cifra superaría los 88 mil decesos por COVID-19, en esa ocasión la estadística oficial fue de más de 78 mil.

“El aumento de las pruebas y el uso de cubre bocas son herramientas importantes para reducir el costo de esta pandemia en México, además de mantener una distancia saludable”, declaró en junio Rafael Lozano, director de Sistemas de Salud de IHME.

A mediados de julio el Instituto vaticinó que para el 1 de noviembre el número de muertes superaría las 97 mil, pero las reportadas fueron más de 91 mil.

En agosto predijo que para el 1 de diciembre la cifra de muertes sería de más de 130 mil, y las reportadas fueron más 106 mil.

En las últimas proyecciones del modelo, realizada el 22 de diciembre, el IHME estima que para el 1 de abril del próximo año, habrán fallecido 165 mil personas en el país, es decir que entre el 20 de diciembre y durante enero, febrero y marzo de 2021 morirán 46 mil personas más debido a la infección por el virus SARS-Cov-2. “Las muertes diarias alcanzarán un máximo de 650 el 6 de enero de 2021”, señala el organismo.

“Para el 1 de abril de 2021, proyectamos que se salvarán 1 mil 200 vidas con el lanzamiento de la vacuna proyectada. Si se logra un rápido despliegue de la vacuna, se salvarán 3 mil 400 vidas en comparación con un escenario sin vacuna. La implementación rápida dirigida solo a individuos de alto riesgo podría salvar, en comparación con un escenario sin vacuna, 4 mil 700 vidas”.

“Si se alcanzara la cobertura universal de mascarillas (95 por ciento) en la próxima semana, nuestro modelo proyecta 7 mil muertes menos en comparación con el escenario de referencia el 1 de abril de 2021”.

El modelo da a conocer un escenario de “referencia” y “peor escenario”, en este último el Instituto estima que para el 1 de abril podrían haber muerto 170 mil personas por COVID-19 en el país.

Hasta el momento, y de acuerdo a la Secretaría de Salud Federal han fallecido más de 123 mil personas, lo que ubica al país en el cuarto lugar a nivel mundial por número total de decesos y en el 18 por millón de habitantes.

Artículo publicado el 03 de enero de 2021 en la edición 936 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos