agosto 11, 2020 10:00 AM

Descubren nueva cepa del virus Sars-Cov-2 más infecciosa

coronavirus-laboratorio

Un estudio publicado recientemente en la revista Cell indica que una variación en el genoma del coronavirus SARS-CoV-2 ha mejorado su capacidad de infectar células humanas y se ha posicionado como la cepa dominante en el planeta.

Esta variante ha sido identificada como D616G, cuya mutación en la glocuoproteína (espiga) que sobresale de la superficie del virus le permite ingresar con mayor facilidad a las células del cuerpo humano.

La investigación elaborada por científicos de diversas partes del mundo señala que la cepa mutada es más infecciosa en cultivos celulares in vitro; es decir, en un ambiente controlado de laboratorio, de acuerdo a Reporte Índigo.

“Una variante del SARS-CoV-2 que porta el cambio de aminoácidos de la proteína Spike D614G se ha convertido en la forma más frecuente en la pandemia. El seguimiento dinámico de frecuencias variantes reveló un patrón recurrente de aumento de G614 en múltiples niveles geográficos: nacional, regional y municipal”, señala el estudio.

“Esta versión del coronavirus, que produce la enfermedad COVID-19, poseería una capacidad mayor de multiplicarse rápidamente en el tracto superior del cuerpo; compuesto por nariz, senos paranasales y garganta.

“Los datos proporcionados por nuestro equipo en Sheffield sugirieron que la nueva cepa estaba asociada con mayores cargas virales en el tracto respiratorio superior de pacientes con COVID-19, lo que significa que la capacidad del virus para infectar a las personas podría aumentar”, explicó Thushan de Silva, científico de la Universidad de Sheffield.

Sin embargo, no todo son malas noticias, pues aunque la cepa dominante es más infecciosa, no ha resultado ser más patógena. O sea, infecta a una cantidad mayor de personas, pero éstas no sufren cuadros más graves de la enfermedad.

Investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México y la Universidad de Duke en Carolina del Norte (Estados Unidos), en colaboración con el grupo de investigación Genomics UK de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), analizaron diversas muestras y compartieron sus resultados en la plataforma GISAID.

David Montefiore, de la Universidad de Duke, explicó a CNN que a inicios de marzo la variante D614G era poco común fuera de Europa; sin embrago, para finales del mismo mes aumentó su presencia significativamente en el mundo.

Cabe destacar que esta cepa del SARS-CoV-2 puede ser neutralizada con suero convaleciente; es decir, con la sangre de pacientes que se han recuperado de una infección de COVID-19.

Los científicos señalaron que la investigación arrojó indicios importantes y nuevas hipótesis, pero falta más investigación al respecto. También hicieron un llamado a no abandonar las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas y el distanciamiento social.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 915
09 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos