abril 13, 2021 1:55 PM

La invisibilización de los desaparecidos durante la cuarentena

victor manuel toscano

Impedir que el dolor de haber perdido a un familiar sea invisible a los ojos de las autoridades es un gran reto que requiere de estrategias, consideró Ana Luisa Toscano, madre de Víctor Manuel Millán Toscano, desaparecido desde hace seis meses en Mazatlán.

“Es que esta cuarentena ha invisibilizado cosas que son importantes; violencia familiar, esta condición de los desaparecidos, la otra violencia que en las calles está ahí, entonces yo creo que volver a la normalidad es sacar a la luz un montón de condiciones sociales que afectan el bienestar de las familias”, consideró.

Tal como lo ha hecho desde hace seis meses, Ana Luisa reclama a su hijo vivo, y lamenta que la emergencia sanitaria del coronavirus en el país, haya rebasado a las autoridades.

Se sumó a las redes de los equipos de búsquedas nacionales y estatales que intercambian información cuando hallan cuerpos o bien personas indigentes que creen podrían ser sus familiares desaparecidos.

La indicación de mantenerse en confinamiento detuvo muchas de las acciones que se hacían en campo, dijo. Y es complicado, sobre todo cuando hay gobiernos que trabajan en lo esencial.

“En el caso de nosotros hace dos meses se dio la reunión en Sinaloa de las comisiones de búsqueda de la Fiscalía, nos firmaron un documento en el que decía que el 6 de mayo iban a tener información, pero no ocurrió”, señaló.

Ana Luisa pagó para obtener información telefónica y de videocámaras de su hijo, la presentó a la Fiscalía, pero le dijeron que no era legal, y ese material tenía que provenir de la misma institución para que tuvieran validez legal.

“Por supuesto que esta situación, ya de por sí estaban rebasadas las instituciones, ahora con mayor razón, hay una ‘justificación’ de que la propia condición de cuarentena hace que las corporaciones dejen a un lado lo que no es esencial”, expuso.

“Sí creo que se ven rebasadas, y volver a lo normal, no sé qué prioridades estén planteándose a nivel de estas instituciones”, agregó.

Víctor Manuel Millán Toscano, conocido por sus amigos y familiares como Chino Millán, desapareció el 8 de noviembre del 2019 en Mazatlán.

Su madre se niega a que sea el desaparecido número 4171, como lo tienen identificado las autoridades. Porque dijo, es un padre de familia, egresado de la Facultad de Ciencias del Mar, de donde se recibió como licenciado en Gestión de la Zona Costera, y experto en cambio climático y en análisis de imágenes satélitales para el estudio de humedales.

Su currículum incluye la participación en procesos de gestión y educación ambiental y Adaptación al Cambio Climático para el Ministerio de Medio Ambiente en Chile, lo que provocó que esa comunidad publicara una carta de apoyo para que las autoridades se apliquen en su búsqueda y sea localizado.

Ana Toscano expuso que ella ha servido en el estado y al país por 40 años desde la Secretaría de Medio Ambiente, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y la Secretaría de Educación Pública y cree en las instituciones.

A seis meses de ir contra corriente y enfrentarse a la burocracia, papeleo e investigaciones por su cuenta, cree que las autoridades están realmente rebasadas.

“Sí creo que las autoridades van a estar muy rebasadas, mucho muy rebasadas”, lamentó.

Definitivamente habrá que replantear esta situación de los desaparecidos y las familias de los desaparecidos, agregó, porque son varios meses de retraso.

“En el caso de nuestros hijos desaparecidos, significa mucho tiempo más. Leo el montón de notas y lo que me aterra es ver que el tiempo, en cada uno de esos planteamientos, es una situación que se va acumulando; cinco meses, seis meses…yo tengo guardadas las notas de seis meses de mi hijo y cada vez que voy a publicar de verdad que el corazón se me hace…”

Ana Luisa pasó el Día de las Madres en confinamiento, aislada, como lo indican las autoridades de salud, con el dolor de no saber el paradero de su hijo.

“El corazón se me hace no sé cómo porque dices ‘un mes más…un mes más’, entonces dices, cómo replantear una estrategia que tenga en cuenta que el tiempo transcurre y eso significa mucho en el caso de los jóvenes desaparecidos, ¿En dónde están?,¿Cuál es su situación?”, cuestionó.

Ver en las notas publicadas cómo va pasando el tiempo, seis meses, tres años… es complicado pensar cómo se plantea una estrategia que permita al menos saber qué pasa con los desaparecidos, agregó.

Es muy difícil, hay muchos amigos que ayudan con la publicación de notas y a replicar y compartir, “pero también entiendo que la gente tiene que seguir adelante con la vida, eso lo sé, pero un hijo lo es todo”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos