abril 15, 2021 8:45 AM

Personal de Salud en el estado no tiene con qué evitar contagios por Covid-19

personal-salud1

La teoría propone protegerse en todo momento. Guardar precaución con insumos y utensilios para cubrirse, así como la extrema higiene. La práctica contradice a todo manual. El ejemplo son los trabajadores de la Secretaría de Salud, que en Sinaloa laboran no solo a marchas forzadas sino con un déficit de insumos en medio de la contingencia sanitaria por el coronavirus.

Lea: México, en Fase 2 de la pandemia https://bit.ly/2UNflX9

La bomba estalló desde el martes 24 de marzo. En Culiacán trabajadores del sector salud acusaron el desabasto y para el miércoles 25 la manifestación se hizo en el Hospital de la Mujer.

En Mazatlán, la mañana del jueves 27, equipo médico y administrativo del Centro de Salud del puerto, se manifestaron por la falta de insumos preventivos contra el Covid-19 para trabajar. La preocupación la expresaron por escrito a la lideresa de la sección 44 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Arcelia Prado Estrada.

Y la petición principal son cubrebocas y los trajes especiales, junto con insumos de higiene. La situación se repite año con año pero ahora cobra mayor relevancia por el coronavirus, según opinan prestadores del servicio.

Al respecto, Arcelia Prado señaló que esa no es la única preocupación, sino también el tema de las prestaciones, los permisos y evitar contagios en sectores vulnerables. Es una combinación compleja.

“Primeramente, desde luego que la gente como es el personal más vulnerable a esta transmisión del virus, pues los compañeros cuando llega alguien con los síntomas, nosotros estamos solicitando al secretario de salud y desde luego al gobernador para que les doten de los trajes y que sean adecuados, así como los cubre bocas” explicó.

Este insumo en particular ha cobrado particular relevancia, al grado que en algunos establecimientos se ha detectado un sobre precio de hasta el 200 por ciento, provocando el desabasto generalizado además.

El secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, comentó que se cuenta con un stock de cubre bocas, sin embargo el temor en la base trabajadora es que estos no sean suficientes, por lo que prevén una compra extraordinaria que aún no ha aterrizado.

“El doctor dice que no les han surtido de cubre bocas y parece ser que hasta el lunes que quedaron de surtirles. Algunas empresas, porque estuve reunida con la directora administrativa, que ya les habían hecho un pedido y ante la demanda les infló el precio y ya no les quisieron vender y no hicieron la compra que ellos ya tenían destinada”, dijo.

Lea: Sinaloa: Un mes con el coronavirus https://bit.ly/2wRoaHk

Por otra parte, los trajes que les han dotado a los trabajadores que tratan con pacientes sospechosos y confirmados de Covid-19 no son de la mejor calidad, según acusa la misma lideresa del SNTSA 44.

“Los trajes que son no son adecuados, ayer fueron las muchachas de terapia intensiva porque desde luego deben tener cierto cubre bocas que les protege el 95 por ciento, entonces hay unos que les dan que son de tela y no les protege a ellos”.

Prado Estrada señaló que la postura es que si la gente no tiene el traje adecuado, ellos no van a estar prestando la atención, “porque nosotros los tenemos que proteger, y si te fijas en las redes ya hay personas contaminadas, médicos que ya se contagiaron como uno de Coahuila, entonces eso es lo que no queremos que pase con nuestros compañeros”, dijo.

La Secretaría de Salud Federal emitió un acuerdo que se validó a través del Diario Oficial de la Federación el miércoles 25, donde explica los lineamientos para salvaguardar tanto a la ciudadanía como al personal de salud ante la contingencia sanitaria. Entre ellos la reconversión hospitalaria, la cual servirá para eficientar la atención a casos por coronavirus y aquellos sospechosos, y suspender de manera temporal otro tipo de servicios como la consulta externa.

“Lo comentamos con el doctor (Efrén Encinas) porque para qué tienen que ir todos los trabajadores, por ejemplo en el Hospital General, ya se les dijo nada más atender urgencias, porque para qué quieres a toda la ciudadanía con aglomeraciones en los pasillos”, explicó Prado Estrada.

Sin embargo, la dirigente del sindicato de salud señaló que hace falta difusión para volver más efectiva esta medida y que la ciudadanía comprenda que los servicios están enfocados a atender la contingencia sanitaria.

“Te voy a poner el ejemplo de los odontólogos, si tú vas a tratarte una caries, yo digo que eso puede esperar, o sea, que atiendan nada más lo que son urgencias y al personal que se les llame, para eso hay promoción, hay televisión, hay radio”, dijo.

Lea: Se desbordan las cancelaciones y colapsan los ingresos en Mazatlán https://bit.ly/3aB0HsU

“Que les reagenden las citas, decirle a la gente que no son consultas normales, el apéndice, la vesícula o la muela porque no puedes dormir por una infección pero que no traigas síntomas (de coronavirus), o sea, tenemos que cuidar todo eso”, añadió.

El acuerdo publicado en el DOF ordena suspender relación laboral a trabajadores mayores de 65 años, con enfermedades crónicas, madres en lactancia, madres con hijos menores de 5 años, mujeres embarazadas y personas con alguna condición médica.

Otro problema que preocupa es el escalonamiento laboral. Esto significa que personal administrativo que no sea esencial para el funcionamiento diario de un hospital o centro de salud no acuda de manera regular sino a través de un horario especial.

“Al personal administrativo que no tengan que ir todos los días, o sea, que estén trabajando escalonados. Que las mujeres madres lactando o con niños menores de 5 años no asistan al trabajo, van a estar amparadas. Ayer el doctor hizo el comunicado pero nosotros estuvimos mirando con recursos humanos y la directora administrativa y el jurídico que no les vaya a afectar en lo que es la asistencia, en las prestaciones, porque al final del año si tu no metes licencia nos pagan la asistencia perfecta y nos pagan la puntualidad”, comentó Arcelia Prado.

Y al final, la contingencia sanitaria por el Covid-19 pone en evidencia una vez más las carencias de los Servicios de Salud de Sinaloa, tanto en insumos como en la falta de personal y salarios competitivos.

Artículo publicado el 29 de marzo de 2020 en la edición 896 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos