jueves, septiembre 23, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Andy Ruiz y la exhibición de la gordura

Ruiz joshua

La obesidad cobró su cuota mundial de exhibicionismo en la pelea entre Andy Ruiz Jr. vs Anthony Joshua II, el sábado 7 de diciembre en la Arena de Diriyah, Arabia Saudita.

Lo relativo a la pelea pasa a segundo término cuando el principal análisis es la obesidad del peleador mexicoamericano Andy Ruiz. Para unos el ridículo de un pugilista obeso, para otros el espectáculo de la obesidad sobre el cuadrilátero, para los fanáticos todo un espectáculo, para la ciencia: un obeso desafiando a la muerte.

Entre la grasa y la obesidad hay una diferencia como entre el dinero y la riqueza, la grasa es necesaria, pero el exceso es la obesidad, el dinero es necesario pero su abundancia es la riqueza.

La edad es una variable benévola en la obesidad, sin embargo, el tiempo liquida la edad y la vejez potencializa el riesgo mortal de la obesidad. Los deportistas obesos y jóvenes son un espectáculo porque retan los paradigmas de la medicina, sin embargo, a la vuelta de pocos años, las articulaciones y los vasos sanguíneos destrozan toda esperanza de bienestar.

Hay futbolistas que han caído fulminados en la cancha, hay boxeadores que han acabado su efímera carrera de éxito ante la presencia mórbida de la grasa, en el caso de los luchadores de sumo, su vida útil no sobrepasa los diez años y las consecuencias son previsibles si no bajan de peso.

El hombre más obeso del mundo que radicaba en Monterrey Nuevo León, al principio creía que todo era temporal, y sí, fue tan temporal hasta que lo sorprendió la muerte envuelto en trescientos kilos de grasa.

El boxeador Andy Ruiz con sus 128 Kilos el día de la pelea, tuvo dos contrincantes, sus 50 kilos de grasa de más, y los 50 kilos de músculos de su retador, esto fue el detonante para precipitar su derrota, sin embargo, la pregunta que cualquiera se puede hacer es la siguiente ¿entonces cómo fue que ganó la pelea unos meses antes?

La respuesta se encuentra en dos artistas; el negocio y el azar. El análisis médico y psicológico indica lo siguiente. Primero, desde el punto de vista metabólico, un deportista de esta talla prácticamente ya está aniquilado en sus expectativas inmediatas, sin embargo, no olvidemos la industria y el negocio del boxeo. Segundo, desde el punto de vista psicológico, el perfil de todos o casi todos los deportistas, especialmente los obesos, está marcado por el abandono socio familiar y el ring es la mejor terapia para poder sacar coraje y resentimiento crónico.

Las excepciones confirman la regla, y los deportistas obesos que han triunfado y brillado en el firmamento de los campeones, han sido “garbanzos de libra”, los demás, se han retirado de forma estrepitosa al reducto de una salud mermada donde la muerte espera paciente en primera fila.

Artículo publicado el 22 de diciembre de 2019 en la edición 882 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.