septiembre 16, 2019 2:59 am

La recompensa del ‘Vicentillo’

juicio chapo vicentillo

“Quiero agradecer la oportunidad para expresar todo mi arrepentimiento por mis malas decisiones en el pasado y la mejor manera de empezar es pidiéndole perdón a todas aquellas personas a las que, de manera directa o indirecta, les hice daño”, dijo Vicente Zambada Niebla minutos antes de que el juez Rubén Castillo le dictara su sentencia el 30 de mayo.

Lea: El Juez federal de EU que calificó a la guerra contra las drogas como un fracaso https://bit.ly/2IhHxLE 

Con una voz firme, la cabeza en alto y los brazos detrás de la espalda, Zambada Niebla se dirigió al juez para externarle su sentir: “Este arrepentimiento no surge ni surgió el día de ayer ni el día de hoy, solo por estar aquí para recibir mi sentencia”.

El hijo mayor del Mayo Zambada intentó dejar la vida del narcotráfico en un par de ocasiones cuando se mudó a España y Canadá, pero terminó regresando a México por razones de seguridad. Finalmente, en 2009 se acercó a la DEA para dejar al cártel y colaborar con los estadounidenses. Ese mismo año lo arrestaron en la Ciudad de México y en febrero de 2010 lo extraditaron a Estados Unidos. A finales de 2011 ya estaba colaborando con la fiscalía.

“Tuvimos decenas y decenas de reuniones donde su conducta y su actitud siempre fueron excepcionales. Siempre tuvo actitud positiva. Es uno de los testigos más cooperativos con los que he trabajado en mi carrera”, dijo Amanda Liskamm, una de las fiscales principales en el caso contra Joaquín Guzmán Loera y la encargada de dirigir el interrogatorio del Vicentillo en el juicio contra el Chapo.

En el juicio contra el Chapo habló de las guerras que libró el Cártel de Sinaloa contra los Beltrán Levya, los Arellano Félix y los Carrillo Fuentes; de tráfico de drogas; de rutas, envíos e incautaciones; de corrupción a funcionarios públicos y del liderazgo tanto de Guzmán Loera como de su propio padre. Admitió también haber ordenado el asesinato de varias personas y sobornar personalmente a funcionarios públicos.

Además de su testimonio contra el Chapo, a través de la colaboración del Vicentillo, la fiscalía se ha reunido con él más de un centenar de veces. Con su información, han obtenido órdenes judiciales para interceptar llamadas y órdenes de cateo; han podido presentarle cargos a más de 100 personas que trabajaron en el Cártel de Sinaloa y con los Beltrán Leyva y ayudó para concretar la extradición de Dámaso López Núñez.

Lea: Las razones por las que Vicente Zambada Niebla se quedaría en EU al cumplir su condena http://bit.ly/2QO5XA7 

Los crímenes que se le imputaban al Vicentillo en las jurisdicciones de Chicago y Washington DC eran importación y distribución de droga. La pena por sus delitos podría ser de hasta dos cadenas perpetuas, pero por la calidad de su colaboración, que el gobierno calificó como extraordinaria, la fiscalía pidió al juez le dictara solamente 17 años.

Por su parte, Frank Pérez, el abogado de Zambada Niebla dijo que tanto el Vicentillo como su esposa se sienten responsables por las muertes en México y que —a pesar de que no quería—testificó en contra del Chapo como parte de su extensiva colaboración con la fiscalía. “Ya ha sido castigado suficiente”, dijo Pérez, “ha pasado más de 700 horas en solitario y ha esperado 10 años para que le dicten sentencia”. Pidió al juez que le diera 12 años.

El Vicentillo, vistiendo un traje gris claro con camisa blanca y una corbata rosa pastel, escuchó atento —a través de un intérprete— cómo tanto la fiscalía como sus abogados, elogiaban su comportamiento al interior de la sala de la corte federal de Illinois en Chicago.

Cuando llegó su turno de dirigirse al juez, Zambada Niebla reiteró su agradecimiento a su familia. “Aún tengo a mis hijos y mi esposa, a quienes amo con todo mi corazón y son lo más importante para mí”, dijo. “Hoy siento que puedo ser un mejor padre, un mejor esposo, un mejor hijo y, sobre todo, un mejor ser humano”.

Después de lo que el juez calificó como una decisión muy difícil, tomando en cuenta la exposición de motivos de la fiscalía, la defensa y con el testimonio que varios familiares mandaron a través de cartas al juez, Castillo le dictó una sentencia de 15 años.

Contando el tiempo que ha pasado en Estados Unidos desde su extradición y el año que estuvo preso en México, a Zambada Niebla le quedan cinco años de cárcel. Por buena conducta, se podrían reducir a poco menos de tres. Adicionalmente, el Vicentillo debe entregar sus procedencias del tráfico de drogas (poco más de mil millones de dólares).

Para quien podría haber sido el heredero del Cártel de Sinaloa, 15 años que probablemente se reduzcan a 13, es una sentencia generosa. En Nueva York, el Chapo enfrenta 10 cadenas perpetuas, en Washington DC, Dámaso López Núñez recibió cadena perpetua y Lucero Guadalupe Sánchez López, que entró a Estados Unidos buscando asilo, podría recibir entre 10 años y cadena perpetua.

Para motivar a otros criminales a trabajar con la fiscalía, el juez Castillo puntualizó la importancia de la colaboración de Zambada Niebla y le dijo que lejos de ser un soplón, el Vicentillo era “el hombre que colaboró con los Estados Unidos”.

Artículo publicado el 2 de junio de 2019 en la edición 853 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 868
15 de septiembre del 2019
GALERÍA
elementos de la marina ensayan en instalaciones para desfile del 16 de septiembre
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

Con la muerte de la joven Alejandra, quien murió arrastrada por un hoyo durante las pasadas lluvias, crees que el Alcalde de Culiacán debe:

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral