Javier Valdez, el guerrero multifacético que no sucumbió

javier cumple

“Vengo de la Loma, del terregal, de los dedos descarapelados y un brazo dos veces fracturado, pura Col Ros, barrio 18, cholo y hippie de utilería, monaguillo, peón de albañil, velador, cantinero, ayudante de maquilador, músico y árbitro de volibol. Marisquero, cartero, corrector de estilo y de planas, vendedor de ropa de segunda en los campos agrícolas, maestro y periodista, militante de la mejor izquierda y poeta frustrado. Con todas mis rosas con espinas cumplo hoy mi primer medio siglo y 27 de periodista, a mucha honra”.

Lea: El poder de las palabras, dos años con Javier Valdez https://bit.ly/2W0oaiR 

El texto fue escrito por el periodista Javier Valdez Cárdenas el 14 de abril de 2017 en su cumpleaños número 50. Treinta y dos días después fue asesinado en Culiacán. Le dieron 12 balazos a dos calles de las oficinas del semanario Ríodoce, el cual fundó.

“Soy padre, tío, abuelo. A mis 50 me siento de 50. Ya no soy un joven, si acaso un chavorruco, pero seguiré volteando en un restaurante cuando un cliente grite: ’joven’ para llamar al mesero.  Soy un sobreviviente. Tengo amigos muertos perforados a tiros, o vencidos por el tiempo. Soy un luchador, un resiliente, un guerrero, un perdedor en la tómbola de los exitosos. Soy un infiltrado, un polizón cómplice de otros que tampoco pagaron boleto. Y aquí estoy, feliz cumpleaños a mí, gracias a todos por ser, por estar”.

Las palabras de Javier publicadas entonces en su Facebook, fueron leídas esta vez por el director de Ríodoce, Ismael Bojórquez Perea, en Bogotá, Colombia. Habían transcurrido 20 meses desde su asesinato. Y ese 25 de enero de 2019 se reconocía a los ganadores del Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación 2018, que por primera vez llevaba el nombre de Javier como un homenaje a la vida de quien no se consideraba “en la tómbola de los exitosos”, y sin embargo lo era.

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y Transparencia Internacional (TI) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se sumó a los convocantes en 2018, decidieron agregar al premio el nombre de Javier como un homenaje póstumo.

En la ceremonia de premiación que reconoce los trabajos de investigación sobre corrupción y violaciones de derechos humanos, celebrada durante la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPIN), Ismael seguía al micrófono tratando de hacer un esbozo de su amigo.

Lea: El día que nos rompieron el corazón https://bit.ly/2VzbDnj

“Javier era un hombre que se identificó mucho con las víctimas de la violencia, con las madres con hijos desaparecidos, con los hijos cuyos padres habían sido asesinados o desaparecidos y ese trabajo de Javier se transmitió no sólo en las páginas de Ríodoce, sino también en libros. Escribió sobre los niños y el narcotráfico, sobre las mujeres y el narcotráfico, sobre los levantados, los desaparecidos. Entonces era un periodista muy preocupado por lo que pasaba en el país, era un hombre muy identificado con los problemas de México y de Sinaloa, y podríamos decir de alguna forma que Javier murió por eso”, expresó.

“Javier fue asesinado el 15 de mayo de 2017, y fue asesinado un mes después de que cumplió 50 años. Él tenía por supuesto, muchas ganas de vivir, sufría y disfrutaba mucho la vida. Era un hombre apesadumbrado, pero igualmente era un hombre que se reía de todo el mundo a carcajadas, por eso le decía a mi compañera (que lo había nombrado como ‘Juan Valdez’, una marca de café) que si lo hubiera escuchado allá, estaría riendo de todos nosotros también”. Y seguramente lo hizo.

Premio Internacional a la Libertad de Prensa en Canadá

Tres meses antes, en Toronto, Canadá, su esposa Griselda Triana y su hijo Francisco acudieron en su nombre a recibir el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2018, convocado por los Periodistas Canadienses para la Expresión Libre (CJFE por sus siglas en inglés).

Lea: Vuelve, padre… https://bit.ly/2JkfxcW 

Era el 29 de noviembre de 2018, y Griselda subió al estrado del Fairmont Royal York en Toronto, y exigió, como lo hace cada vez que se lo permiten, justicia por el crimen de su esposo.

“Por mi parte seguiré exigiendo que el Estado mexicano cumpla su obligación de esclarecer su asesinato y castigar a los responsables, no sólo detener a los autores materiales sino responsabilizar a quienes dieron la orden de acabar con su vida, realizando una investigación realmente efectiva, de lo contrario su crimen seguirá en la impunidad. Estoy convencida que la colaboración internacional entre ambos países fortalecerá el proceso que se sigue en las investigaciones y contribuirá a que mi familia y yo tengamos justicia.

“México es un país donde prácticamente el 100 por ciento de los asesinatos de periodistas están impunes, y el de Javier, mi esposo y compañero no es la excepción. La única que ha tenido garantía para la libertad de expresión es la impunidad, la corrupción, la complicidad entre el Estado y el crimen organizado”.

 

Memorial en CdMx  

Quince días antes, a casi 4 mil 100 kilómetros de distancia de Toronto, se inauguraría un memorial en honor a Javier en la Casa Refugio Citlaltépetl en la Ciudad de México, Era el 15 de noviembre de 2018, se cumplían 18 meses del homicidio de Javier y allí Griselda y sus hijos Francisco y Tania formarían parte de la comitiva que inauguró el espacio que honra la memoria del periodista y escritor sinaloense. Allí se colocaron sus libros, fotografías, música y uno de sus sombreros, similar al que utilizaba el día que lo asesinaron.

Esos reconocimientos concedidos después del primer aniversario de su crimen, se suman a una docena más de una lista que se comenzó a escribir inmediatamente después de su muerte, desde organismos de periodistas, ONGs, pero también de escuelas, de pequeños clubes de lectura como el de Recoveco, a través de murales y de altares que desde hace dos años se reproducen sin interrupción en México y otros países en honor al “cholo de la Col Ros, hippie de utilería, monaguillo, peón de albañil, velador, cantinero… al músico y árbitro de volyboll, maestro, cartero, corrector de estilo y de planas, vendedor de ropa de segunda, al maestro, periodista y poeta frustrado”.

Artículo publicado el 12 de mayo de 2019 en la edición 850 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

  1. MAS DE DOS ANOS DE SU MUERTE POR ORDENES DEL CARTEL DE SINALOA Y EL CULERO BOCA CHUECA DEL GOVERNADOR NO MUEBE UN DEDO PARA LLEBAR AH JUSTICIA AL QUE ORDENO SU MUERTE NADA MAS SE ASE PENDEJO COMO DISIENDO ESO NO MELO SISEN AMI CORRUPYOS HIJO DE SU PUTA MADRE SI NO TIENEN GUEBOS NO BUSQUEN ESO PUESTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 851
12 de MAYO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES