julio 18, 2019 10:25 pm

El ‘Chapo’ no será ‘sapo’ en EU: Balarezo

chapo veredicto 1

Aun cuando Joaquín Guzmán Loera el Chapo podría negociar con la fiscalía estadounidense un arreglo, incluso después de ser sentenciado, su abogado Eduardo Balarezo dijo que su cliente no desea hacer ningún tipo de negociación, pues no piensa entregar ni a amigos ni a familiares que están involucrados en el tráfico de drogas.

Lea: ‘Alcatraz’ de las Montañas Rocallosas, la prisión impenetrable a donde podría ir el ‘Chapo’ https://bit.ly/2Gzgay7

“Puede hacerlo, pero no lo hará porque el señor Guzmán dice que él prefiere asumir su responsabilidad como hombre, y porque no desea informar a los fiscales sobre las actividades de sus amigos, o de su familia involucrada en ese negocio, y porque además, no creo que Estados Unidos pueda ofrecerle mucho porque, siendo sinceros, el Chapo es como un trofeo para ellos y lo exhibirán como tal, aun cuando no cambie nada en cuanto al tráfico de drogas y aun cuando haya otros cien chapos”, enfatizó Balarezo durante una entrevista telefónica con Ríodoce.

Fuentes familiarizadas con el caso informaron a este semanario que los únicos narcotraficantes que pudiera entregar el Chapo son su socio y compadre Ismael el Mayo Zambada; sus hijos, Iván y Alfredo Guzmán Salazar; su hermano Aureliano Guzmán Loera el Guano, y Rafael Caro Quintero.

“Pero ha decidido no prestarse, y eso es admirable, demostrando con ello que el Chapo no es ningún sapo”, enfatizó Balarezo.

Una vez que Guzmán Loera fue encontrado culpable el pasado martes 12 de febrero, Balarezo dijo que no se mostró deprimido ni derrotado, sino que asumió el veredicto del jurado con madurez, y entonces simplemente agradeció con un apretón de manos a su equipo de defensa el esfuerzo hecho ante la justicia estadounidense.

“Uno como abogado se siente deprimido, pues es una dura derrota, pero el señor Guzmán nos decía que no nos preocupáramos, que todo estaba bien, que todavía quedaba la apelación. Luego se volvió a su mujer (Emma Coronel) y levantó su brazo en señal de fuerza”, explicó el abogado.

Emma Coronel, en cambio, se le desencajó el rostro, y por primera vez durante el juicio rompió en llanto, según reportes de algunos medios de comunicación como Vice News.

El paso que sigue, agregó el abogado, es esperar que el juez Brian Cogan dicte la sentencia, programada para el próximo 25 de junio, y a partir de ahí estamos considerando apelar, pues sentimos que fue un juicio difícil, y para ello será necesario revisar el proceso, las pruebas presentadas, los testigos que lo acusaron, y todos los elementos que tuvimos en contra para regresar con más fuerza al juzgado.

EDUARDO BALAREZO.

Decepción en La Tuna

Justo cuando medios internacionales alrededor del mundo anunciaban el veredicto de culpabilidad en contra de Guzmán Loera, sus familiares, amigos, empleados y conocidos del rancho La Tuna se aglomeraban en el interior de domicilios diversos para escuchar el anuncio.

Lea: Crónica: El inicio del fin del juicio contra el ‘Chapo’ en Nueva York https://bit.ly/2tva6OC

No hubo lágrimas, pero si una lamentación unánime por lo injusto que fue el juicio, en opinión de muchos de los residentes de La Tuna a los que Ríodoce tuvo acceso.

“Ya se esperaba la sentencia, porque había mucho en su contra, por eso no había necesidad que dijeran que mi tío era violador y todas esas mentiras. Es cuando uno se decepciona de los gringos y la idea de que son justos y todo eso”, dijo Ángel Guzmán, sobrino del Chapo.

José Manuel Zepeda, también sobrino del capo, fue todavía más duro al señalar que también debían de sentenciar a todos esos funcionarios de gobierno que lo dejaron crecer, no sólo de México, sino también de Estados Unidos.

“Fue un circo todo eso. Y qué, lo encontraron culpable, ya sabíamos que así iba a ser, pero eso no va a cambiar nada. El tráfico continuará; lo que deberían de hacer es también ir tras quienes lo dejaron crecer”, enfatizó Zepeda.

Cerca de ahí, sentada en el jardín de su casa y a la sombra de un gran encino, doña Consuelo Loera, madre del capo, miraba las flores adornar la entrada de su casa.

A petición de su familia no se le informó sobre el veredicto del jurado que recién había sido anunciado, y según se explicó, en los días sucesivos se le notificaría lo que había ocurrido a más de 4 mil 300 kilómetros, al noreste de donde se encontraba.

Ella junto a miles de cristianos habían emprendido semanas antes una cadena de oración para que Dios tentara los corazones de los integrantes del jurado. Sin embargo, ninguno de esos rezos funcionó para esta ocasión, y ahora sólo resta esperar para la apelación, si es que ésta realmente ocurre.

Balarezo insistió que ocurrirá, y que tal vez en esa ocasión las cosas sean diferentes, aunque el mito que el mismo gobierno hizo en torno al Chapo, y que siguieron los medios de comunicación de todo el mundo, no ayudan mucho.

“Cuando un acusado es llevado a la justicia, se presume culpable hasta que el gobierno de Estados Unidos presenta pruebas que demuestran su culpabilidad; en este caso no fue así: el Chapo era culpable desde el inicio y nosotros como abogados debíamos de demostrar su inocencia, ello dificulta un juicio para la defensa”, dijo Balarezo, evitando pronunciar la palabra “injusto”.

En Badiraguato, la gente dijo sentirse decepcionada con el veredicto en Estados Unidos, pues el Chapo no era la persona mala que muchos piensan, todo lo contrario, es conocido porque ayuda a gente, y porque controla el territorio.

“Cuando él (Chapo) estaba libre, no había problemas, y nomás lo agarraron se puso muy feo para allá para arriba”, dijo un joven comerciante de la cabecera municipal de Badiraguato.

El veredicto vendría a cerrar el capítulo de la vida de Joaquín Guzmán, quien podría pasar el resto de su vida en la prisión de Supermax, en Florence Colorado, calificada como la prisión más segura y cruel de Estados Unidos, donde se encuentran recluidos los presos más peligrosos de todo el mundo.

 

El veredicto del jurado en juicio contra el Chapo: ‘Culpable’

Cuando los reporteros que cubren el juicio contra Guzmán Loera, los fiscales que llevaron el caso, los abogados de la defensa y los alguaciles federales despertaron la mañana del 12 de febrero de 2019, no tenían manera de saber que ese día vendría el veredicto. Era el sexto día de deliberaciones y la semana 13 del juicio del Chapo. Al interior de la sala 8D de la corte federal de Nueva York en Brooklyn, solo quedaba esperar, como describía Marisa Céspedes, la corresponsal de Televisa, como si estuvieran todos en un largo vuelo: sin escapatoria y con poco espacio.

Los 12 miembros del jurado, ocho mujeres y cuatro hombres, habían pedido revisar el testimonio de nueve testigos. Se estaban concentrando en los 27 delitos menores que componían el primer —y más importante— cargo contra Guzmán Loera. Nota a nota, los 12 neoyorquinos le dejaban al juez saber qué necesitaban y permitían, con esa información, adivinar en qué parte del proceso iban.

Las dibujantes podían pararse y cambiar de lugar, posicionarse como mejor pudieran para que Emma Coronel les quedara de frente. Empezaban a dibujar a personajes secundarios, como Adam, el alguacil federal de California que había estado a cargo de todo el operativo de seguridad durante los tres meses de juicio. Mismo alguacil al que Sandro Pozzi, el corresponsal del El País, agradecería por su trabajo todos esos meses para recibir aplausos y ovaciones de todos los presentes.

Eran las 12:00 horas cuando Melanie Clark, una empleada de la corte, salió por la puerta del jurado y dijo en voz muy baja “hay veredicto”. El mundo al interior de la sala 8D empezó a revolucionarse. Funcionarios públicos, incluido Richard P. Donoghue, el fiscal del Distrito Este de Nueva York, entraron por la puerta, llenando los asientos de dos filas del cuarto. Los fiscales del caso les estrecharon la mano a los abogados de la defensa. Emma Coronel entró vistiendo un saco largo color verde bandera y se sentó en la esquina de siempre, rodeada de reporteros.

La puerta detrás de la mesa de la defensa se abrió, dando paso a Guzmán Loera que vestía un traje negro con corbata negra y camisa gris. Se sentó entre Eduardo Balarezo y una de las intérpretes, que usando un suéter rojo carmín, contrastaba con los grises del resto de la sala.

Los miembros del jurado entraron y la persona a cargo, una latina joven con pelo negro largo suelto sobre los hombros, le entregó la hoja con el veredicto a la señora Clark, quien se la hizo llegar al Juez Brian M. Cogan.

Uno a uno, el juez leyó las decisiones del jurado en voz alta. Uno a uno, los fue traduciendo la intérprete al oído de Guzmán Loera. Su susurro era lo único que interrumpía la voz del juez dentro del silencio abrumador al interior de una sala donde todos escuchaban atentos el desenlace de un proceso de más de dos años, desde la extradición del Chapo a Nueva York, y de tres meses exactos, desde la primera audiencia de su juicio.

Con cada “culpable” la cara del Chapo —que había permanecido inexpresiva ante las declaraciones de 14 de sus amigos y colaboradores durante las 11 semanas de testimonio— se fue desencajando. El primer “culpable” había significado, inmediatamente, cadena perpetua, y él lo sabía.

En su lugar, desde las bancas del público, Emma Coronel escucha paciente, impasible. La reportera de Univision sentada a su lado diría que después de escuchar los 10 “culpables” que condenaban a su esposo a una vida en aislamiento, la joven reina de belleza diría que estaba bien, “si no ha muerto nadie”.

Lo que tienen los momentos esperados es que terminan tan pronto comienzan. Y así de repentino como se supo que por fin había un veredicto, la lectura de 10 cargos donde encontraron al Chapo culpable, terminó. La sentencia la dictará el Juez Cogan el 25 de junio de 2019.

Artículo publicado el 17 de febrero de 2019 en la edición 838 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 859
14 de JUlIO del 2019
GALERÍA
EL 'CHAPO' GUZMÁN: SU DETENCIÓN, FUGA, recaptura, EXTRADICIÓN Y JUICIO EN IMÁGENES
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

AMLO dijo que buscará que el dinero que sea confiscado al ‘Chapo’ Guzmán sea entregado a México, ¿Crees que el gobierno estadounidense aceptará regresarlo?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES