abril 20, 2021 5:03 PM

Liberan a Vicente Carrillo, hijo de Amado

VICENTE CARRILLO. Triunfo en los tribunales. Foto: Rodolfo Angulo/CUARTOSCURO.COM

Vicente Carrillo Leyva, recuperó su libertad tras cumplir una condena de 7 años nueve meses de prisión por lavado de dinero.

El Ingeniero fue capturado en 2009, en los días en los que empezaron a caer los llamados narcojunior durante la guerra contra el narco del gobierno de Felipe Calderón.

Unos días antes, fuerzas federales habían detenido a Vicente Zambada Niebla, el Vicentillo, hijo de Ismael el Mayo Zambada.

La captura de los junior mostró el rostro de la nueva generación de narcos; con un perfil distinto al de sus padres; tienen estudios en escuelas privadas, viven entre lujos y hasta aparecieron en revistas de sociales después de su captura por su “imagen” y “estilo de vestir”.

El descendiente de Amado Carrillo Fuentes, el Señor de los Cielos, fue detenido en abril de 2009 mientras hacía ejercicio en la Ciudad de México.

Hasta antes de su captura, el Ingeniero era considerado el heredero del Cártel de Juárez, liderado en ese momento por su tío Vicente Carrillo Fuentes, el Viceroy, detenido en 2014.

Nueve años después, el imperio que construyó su padre está disminuido y ya no es controlado por la estirpe Carrillo Fuentes, todos están muertos o detenidos.

De acuerdo con la DEA, el cártel es liderado por Julio César Olivas Torres, el Sexto; y Carlos Arturo Quintana Quintana, el 80, capturado en marzo pasado.

Para la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, el Ingeniero realizaba funciones directivas y ocultamiento de recursos ilícitos dentro de la organización, bajo la tutela de su tío el Viceroy.

La SEIDO lo acusó de lavar un millón 930 mil pesos en el sistema financiero entre 1998 y 2009; y de usar una credencial de elector falsa a nombre “Alejandro Peralta Álvarez”.

De acuerdo con la SEIDO, el Ingeniero usaba varios nombres para ocultar su identidad.

Una de las líneas que llevaron a su ubicación, según la SEIDO, está que su esposa Celia Karina Quevedo Gastélum no cambió de nombre para ocultar su identidad.

La SEIDO lo involucró en seis procesos penales pero en cuatro fue absuelto, entre ellos uno por delincuencia organizada y uno por acopio de armas de fuego.

Carrillo Leyva fue sentenciado a siete años seis meses por lavado de dinero y a tres años por usos de documento falso.

El Ingeniero fue condenado en agosto de 2016, e intentó en varias ocasiones obtener su libertad por medio de amparos.

Uno de los amparos fue contra la sentencia por lavado de dinero, pero el Juez negó la protección de la justicia federal.

El hijo del Señor de los Cielos reclamaba que el Juez computó los años de cárcel a partir de 2011, cuando le iniciaron el proceso penal por ese delito; y no desde 2009 cuando fue detenido.

El Ingeniero pedía que se contabilizaran los 20 meses que estuvo preso antes de que le iniciaran el proceso por lavado de dinero.

Un Tribunal Colegiado Penal negó el amparo y determinó hacer efectiva la sentencia a partir de 2011; de haberlo concedido habría obtenido su libertad el año pasado.

Con la entrada del nuevo sistema de justicia penal, Carrillo Leyva intentó beneficiarse y solicitó un amparo que tampoco le fue concedido.

El nuevo sistema de justicia no considera el delito de lavado de dinero como grave, por lo que los acusados pueden seguir el proceso penal en libertad.

Hasta esa fecha, el Ingeniero todavía no era sentenciado, por lo que los abogados pidieron sustituir la medida cautelar de prisión preventiva por libertad bajo caución, pero el Juez la rechazó y mantuvo la prisión.

 

De linaje narco

Vicente Carrillo Leyva desciende de una dinastía de narcotraficantes.

En el Guamuchilito, Navolato, Vicente Carrillo y Aurora Fuentes procrearon una familia en la que los seis varones se dedicaron al narcotráfico.

El clan Carrillo Fuentes eran los hermanos Vicente, Amado, Alberto, José Cruz, Cipriano y Rodolfo; las dos hermanas nunca han sido vinculadas con actividades del narcotráfico.

Amado forjó uno de los grandes emporios de la droga y consolidó uno de los principales cárteles en la década de los 90.

Actualmente, cuatro de los hermanos están muertos; y Vicente y Alberto presos.

Cipriano fue asesinado en los 80; Rodolfo asesinado junto su esposa en el estacionamiento de Cinepolis Culiacán en 2004; José Cruz calcinado en 2008 y su cadáver robado del Servicio Médico Forense; y Amado murió durante una cirugía para cambiar de rostro en 1997; para ese entonces su hijo Vicente ya estaba involucrado en las actividades del narco.

Carrillo Leyva nació en la Ciudad de México el 16 de julio de 1976; y desde finales de los 90 es ubicado por las autoridades como miembro del Cártel de Juárez.

El Ingeniero es el único de los descendientes de los Carrillo Fuentes que ha sido detenido por delitos vinculados con el narcotráfico.

Sus primos, Jaime Eduardo Carrillo Quevedo y Miguel Ángel Castillo Carrillo, fueron capturados en 2015 en Culiacán, pero por delitos del fuero común.

A Jaime Eduardo, hijo de Rodolfo, la Fiscalía General del Estado lo acusó de ser líder de una célula de secuestradores que operaba en Navolato y que cobraba los rescates y asesinaba a las víctimas.

Una de las víctimas de secuestro y a quien dejaron en libertad tras pagar el rescate, fue el abuelo materno de Jaime Eduardo.

Miguel Ángel fue puesto en libertad meses después de su detención por violaciones a sus derechos; mientras que Jaime Eduardo continúa preso.

Vicente recuperó su libertad la media noche del pasado 12 de junio luego de cumplir la condena por el delito de lavado de dinero.

Artículo publicado el 1 de julio de 2018 en la edición 805 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos