julio 24, 2021 10:23 AM

Cámaras Obsoletas del C-4

c4-1

“Necesitamos más infraestructura tecnológica en materia de vigilancia”, señaló el secretario de Seguridad Pública en Sinaloa, Genaro García Castro, el mes pasado, tras un asesinato en el Desarrollo Urbano Tres Ríos.

Actualmente C-4 tiene en Culiacán y Mazatlán 147 cámaras en cada ciudad, 89 en los Mochis y 236 en el Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata de Culiacán.

En total, hay en Sinaloa 599 cámaras de vigilancia instaladas, que muchas ocasiones no han funcionado para identificar o dar seguimiento a una investigación.

El ingeniero Marco Antonio Flores Salcido, Jefe de la Unidad de C-4, explicó que las funciones de las cámaras de video vigilancia son prevención, reacción y de investigación.

“Esa es la función de las cámaras, primero preventivo, ves una cámara y es preventiva la primer parte, la segunda parte es de reacción en un evento y la tercera es de investigación cuando ya hay un evento, que ya sucedió vienen y nos piden los videos las corporaciones investigadoras y se les facilita, y esa es la tercera misión de las cámaras de video vigilancia”, dijo Flores Salcido.

El jefe de la unidad adelantó a Ríodoce que la Secretaría de Seguridad Pública del estado tiene un proyecto de crecimiento en relación a las cámaras de video vigilancia, ya que se pretenden adquirir mil 228 equipos de mejor tecnología.

“Sí, traemos un proyecto en Culiacán, que es abarcar 307 puntos con mil 228 cámaras, con cuatro cámaras cada punto.  Cada poste que ustedes ven en la calle traen tres cámaras fijas y una de movimiento, entonces es un proyecto similar a este”, comentó el jefe de unidad.

El costo estimado del este proyecto es de alrededor de 140 millones, la diferencia entre los equipos que actualmente están es que son cámaras de 4 a 7 de resolución y las que pretenden adquirir serían de dos megapíxeles mínimamente.

—¿Qué permiten este tipo de equipos?

—Mira esa imagen que se ve fija, si vemos un video de esa imagen después, y queremos hacer un acercamiento se pixelea, no se ve claramente la placa, con mayor resolución habría posibilidades de hacer acercamientos, ya en grabación y ver datos como una placa por ejemplo.

—¿Cómo estamos ahorita en relación a otros estados?

—Pues es similar, casi todo mundo tiene esta tecnología hasta ahorita, porque la de megapíxel es caro el proyecto, cada punto es caro, se requiere un poste tierra UPS, la conectividad de una cámara de megapíxel requiere una conectividad de fibra.

“Entonces estas cámaras muchas de ellas están vía radio enlace, entonces su capacidad de transmitir datos es limitada, pero una cámara de megapíxel requiere ya una fibra con un ancho de banda mayor”, dijo Flores Salcido.

El proyecto ya se encuentra autorizado en espera que se le asigne presupuesto para empezar con la compra de equipo y poder hacer las instalaciones correspondientes.

Flores Salido explicó que la función del Complejo Estatal de Seguridad Pública, tiene entre sus funciones la recepción y atención de una llamada de emergencia y la atención es canalizarla a las áreas respectivas.

“La parte de la infraestructura es un video de 18 pantallas, se cuenta con las cámaras de video vigilancia que respaldan, que soportan y apoyan al personal operativo que está laborando”.

“El proceso es, entra la llamada de emergencia a través del sistema del CAD que se llama, es un sistema computarizado, dependiendo del tipo de emergencia se canaliza por sistema al despachador que le corresponda, si vemos un accidente donde hay heridos pues ya entra protección civil, si requiere elementos policiacos pues a las corporaciones respectivas”, explicó el coordinador de C-4.

Sinaloa fue el tercer estado del país en contar con un complejo de seguridad pública, fue inaugurado en el 2013, y se invirtieron mil 288 millones de pesos.  En ese año se contemplaron también 280 cámaras de video vigilancia.

Según el comunicado que se emitió en esa fecha las nuevas cámaras eran de alta resolución, también se adquirieron seis arcos carreteros con sistema lector de placas, situados en puntos estratégicos de Culiacán, Mazatlán y Mochis.

En el 2012, el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Carlos Alfonso Ontiveros Salas, informó que había recibido el sistema de video vigilancia desmantelada y que de 176 cámaras que había, solo funcionaban 32.

La inversión que se había hecho en ese tiempo fue de 25 millones de pesos, el funcionario municipal admitió que el deterioro se debió a que hasta ese entonces no habían pagado la póliza de mantenimiento, cuyo costo era de alrededor de 3.5 millones de pesos anuales, y anunció que a partir de ese momento habían contratado a dos especialistas de la localidad que se les pagaría menos dinero.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.