junio 22, 2021 10:56 AM

América mantuvo 'Hermosa' perfección

Oribe Peralta marcó su cuarto gol y se colocó en la cima del Goleo individual.
Oribe Peralta marcó su cuarto gol y se colocó en la cima del Goleo individual.

Se podría decir que América extrañó la definición de Raúl Jiménez, pero ni el extraordinario partido que dio el portero de Monarcas, Calos Felipe Rodríguez fue suficiente para evitar que el cuadro de Coapa continúe con el paso perfecto en el Apertura 2014 al vencer 3-2 al cuadro purépecha y llegar a 15 puntos.
Las Águilas de Mohamed se cansaron de fallar en el segundo tiempo, Oribe Peralta ya había tenido una, pero fue en la segunda cuando no perdonó. Martín Zúñiga, quien había entrado como último recurso cedió al seleccionado que definió de buena forma para despertar la alegría de la afición azulcrema.
El partido rompió cuando América lo quiso. Fueron 25 minutos de intentar abrir espacios, pero fue después de ese lapso cuando el equipo de Antonio Mohamed pisó el acelerador y en una jugada que Osvaldo Martínez y Oribe Peralta tejieron para que el naturalizado mexicano intentara definir de tres dedos aunque encima de la portería visitante.
Después de que le invalidaron un espectacular gol de chilena a Oribe Peralta, América aprovechó la desconcentración de la zaga purépecha para cobrar rápido una falta, poner a Paul en el área chica y mandar un centro a segundo poste que cerró Pablo para concretar la “conexión Aguilar”.
Desde ese momento América se adueñó de la pelota y comenzó a erigir al portero Carlos Felipe Rodríguez como la figura del encuentro.
Rey fue quien más sufrió con el arquero, pues le sacó dos pelotas que parecían inminentes goles, además de un cabezazo de Oribe Peralta y dos tiros a Sambueza que se habrían convertido en un marcador más complicado para Monarcas.
Cuando parecía que América tenía controlado el partido apareció una mala marca de Osmar Mares. América extrañó más al lesionado Layún que a Jiménez, pues Riascos fue el autor del tanto con el que los michoacanos emparejaron con la complicidad de la mala marcación del lateral izquierdo.
Las buenas noticias sólo duraron un par de minutos para Comizzo y compañía. En la jugada siguiente a su gol, Riascos se lesionó y tuvo que abandonar la cancha y un minuto más tarde Sambueza recobró la ventaja para América con un gran tiro que el portero purépecha no logró atajar.
Entonces Comizzo mandó a Depetris como último recurso y funcionó de inmediato, pues el argentino aprovechó una desconcentración en la zaga local y sólo empujó la pelota para conseguir el 2-2 momentáneo con algunos segundos en la cancha, aunque al final resultó un tanto anecdótico. El cuadro de Mohamed cerró el duelo con un 3-2.
Dorlan Pabón descarriló a La Máquina
Por una noche, la órbita rayada dejó de girar en torno a Humberto Suazo, y encontró la gravedad un nuevo astro. Dorlan Pabón explotó al frente, y con tres anotaciones orquestó al engranaje rayado para descarrilar a una gris Máquina Celeste, haciendo delirar a un pletórico estadio Tecnológico.
Con Suazo lesionado, la hinchada rayada encontró un nuevo referente para corear a todo pulmón, en un 3-1 que será inovldable para el Sudamericano por ser su primero en México. Dorlan pulió la pierna derecha para utilizarla en tres jugadas claves, que pesaron más que la estadística de dominio de la visita, y que valieron el regreso al triunfo para los regios.
Fue una batalla pareja en su grado máximo, decidida simplemente por la efectividad del cafetalero. Monterrey debe celebrar el resultado, no sin descuidar el trámite, donde llegó a pasar momentos de dominio. Dorlan fue quien robó los tres puntos, sin olvidar las buenas intervenciones de Jonathan Orozco, que evitaron en su momento una ventaja cementera cuando mejor jugaban los de Luis Fernando Tena.
Con el resultado Rayados llegó a 10 unidades, coqueteando con el segundo lugar general. Dorlan llegó a seis goles en la Liga, iniciando su propia lucha tras tomar el liderato de los romperredes, desplazando al ex americanista Raúl Jiménez. Cruz Azul, en tanto, enciende las alertas al estancarse en cinco unidades luego de igual número de partidos.
Era una tarde de pronóstico reservado, decidida al compás del nuevo ídolo. Con Suazo lesionado, Carlos Barra mandó a César Delgado a la titularidad, manteniendo a Lucas Silva como media punta apoyando en funciones de recuperación.
La Máquina había sido el primero en tocar la puerta, y al 12′ el ‘Maza’ Rodríguez parecía anotar de cabeza, pero el tanto se anuló por una mano de Marco Fabián para empujar la pelota justo cuando ésta rebasaba la línea de meta.
Al 16′ Jonathan desafió a la gravedad y le quitó un gol cantado a Joao Rojas, cuando ya su cabezazo buscaba al horquilla. Pero el show de Pabón ya había comenzado, y el colombiano avisó en dos ocasiones tras paredes con Lucas. Al 22′ Pavone perdonó con la puerta abierta, tras una pifia de Orozco que dejó el balón libre tras una salida.
El marcador se abrió al 38′ cuando Severo Meza robó en mediocampo, Delgado filtró de primera, y Dorlan escapó por la punta izquierda, disparando con potencia sobre la carrera para explotar un leve desvío del ‘Maza’ que permitió a la pelota angularse más y entrar pegada al primer poste de Jesús Corona.
Así terminó el primer tiempo, y al 48′ Rojas devolvió la vida a los celestes al poner el 1-1 momentáneo tras un gran centro por la derecha de Rogelio Chávez, cabeceando en el área chica sin posibilidades para el arquero.
Barra había cambiado al medio tiempo a un fundido César Delgado para poner a Omar Arellano, y Monterrey tardaba en carburar. Pero la fórmula Dorlan apenas venía, y sería definitiva.
Al 67′ Efraín Juárez metió un centro por derecha, Lucas Silva ganó en el manchón penal, Domínguez se comió una finta y Dorlan quedó mano a mano con Corona, al que fusiló de pierna derecha para colocar el 2-1.
Aún la visita no se recuperaba del golpe, cuando al 73′ Lucas Silva orquestó un contragolpe, Efraín Velarde llegó hasta la punta y metió un centro pasado, al que Dorlan le metió todo el vuelo de la pierna derecha, para poner una volea violenta, angulada, salvaje, imposible para el guardameta en el 3-1 definitivo.
Barra sacó al colombiano por Acosta para que fuera premiado por la gente, y Rayados se encargó de apagar las últimas llamaradas de La Máquina, en un triunfo que parece más amplio de lo normal, pero encuentra su explicación en el poderío de un genio en estado de inspiración. [MEDIOTIEMPO]
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.