Sin permiso, construye Ayuntamiento de Mazatlán obra en zona federal

obra-mirador-mazatlán-2

Sin contar con el permiso de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el Ayuntamiento de Mazatlán inició la obra en la glorieta del corazón, ubicada en Paseo del Centenario.

El alcalde declaró el viernes que no sabe si la obra cuenta con permisos, pero aún así comentó que “todo está en regla” en una obra en la que se invertirán 1.4 millones de pesos, más IVA.

Luis Gerardo Núñez Gutiérrez, director de Obras Publicas del Ayuntamiento, confirmó que no cuenta con el permiso de la paraestatal, pero que ya ingresó la solicitud.

En el sitio será reubicado el monumento de José Alfredo Jiménez, además se construyeron mesas y sillas de concreto. El proyecto incluye un puente de cristal.

“Nosotros lo tenemos ingresado (la solicitud del permiso) nos lo dan…, la otra semana sale”, dijo.

-¿Pero apenas está en trámite?

-Sí, porque ya tenemos rato con el trámite, pero se metió permiso, ¡claro que se metió permiso!

-Pero está en trámite, no lo tiene en la mano…

-Sí, no, no lo tenemos a la mano porque iba a salir con la misma. La otra semana ya nos confirmó, porque nosotros tuvimos que contratar una persona que Profepa las tiene para que nos haga el estudio previo, y él es el que se encarga de los trámites, hace toda la gestión para que ya nos entreguen la MIA, es el impacto ambiental.

Núñez Gutiérrez aseguró que el MIA fue ingresado a la Semarnat para su autorización.

“Lo ingresamos más o menos como unos 20 días”, dijo.

-¿Y en cuanto tiempo se lo van a entregar?

-La otra semana, y es cuando vamos a volver a empezar, ahorita paramos.

-¿O sea que sí requirió Manifiesto de Impacto Ambiental?

-Claro, claro, claro, todas las obras que están en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) la requieren, así sea una obra muy pequeña.

-¿Ahorita está detenida la obra por parte de ustedes?

-Sí, hasta que ya nos lo den.

Sin embargo, el viernes y sábado por la mañana, en un recorrido realizado por Ríodoce, los trabajadores que se encontraba en el lugar mencionaron que no habían recibido la indicación de parar los trabajos, de hecho, estaban planeando el avance del día.

Uno de ellos comentó que estaban a punto de terminar y solo faltan detalles de pintura.

El funcionario dijo que también se trabaja en el proyecto ejecutivo de la Plaza de la Banda que ocupará el lugar donde hoy se encuentra la planta de tratamiento de aguas residuales, obra que también va a requerir MIA, y del que adelantó se presentará en modalidad particular, no regional.

-¿Lo están elaborando apenas?

-Claro, y ya estamos en los últimos detalles, pero pues yo no entiendo, hay mucha relevancia con el tema ese, te voy a ser franco, la gente no quiere entender muchas cosas; Mazatlán vive del turismo, no vivimos de la pesca y no vivimos de la industria, tenemos muy mínimo, yo siento que el turismo es un 80 por ciento.

“Un corazón abandonado donde nadie lo “pelaba”, yo cuando fui la primera vez para ver el proyecto bufaba hasta del uno, del dos, del tres, del cuatro, nadie…hoy en día se quiere hace una renovación, algo muy bonito, ya lo viste tu el proyecto, nosotros lo elaboramos, no pagamos, todo aquí se hizo”, explicó.

-¿Fue diseño del Ayuntamiento?

-Diseño completamente de Obras Públicas y del Ayuntamiento, o sea nada que “ah, paga”, no (…) y la gente…te voy a decir algo, ese (callejón) de los Beatles, en su momento, casi pasó lo mismo, es la locura en Estados Unidos.

Se trata de que los turistas vayan al callejón de los Beatles, a la Carpa Olivera, y ahora al de José Alfredo Jiménez, dijo.

-Entonces, en este momento (viernes) está detenida, ¿cuándo la van a reiniciar, hasta que ya le entreguen los permisos?

-En cuanto me entreguen (…) a mí lo que me llena de orgullo es que es completamente del Ayuntamiento, con recursos de aquí, un millón 400 más IVA, y pues nosotros estamos esmerándonos en la obra ‘quítale, ponle’, y es algo muy bonito, ahí si se van a poder vender souvenirs.

-Entonces, ¿sí tienen pensado cómo lo van a cuidar, ¿cuál va a ser la logística para evitar que se desvirtúe el objetivo o la finalidad con la que fue hecha?

-Sí, esa parte es muy importante (…) yo soy (de la idea) de que se debe de hacer un comité como el Faro, ya ves que está funcionando muy bien, pero hay un comité, con personas a cargo.

Núñez Gutiérrez mencionó que están buscando que sea inaugurado lo más pronto posible, “nos queda mucho trabajo todavía, por el vidrio volado, pero estamos trabajando en él”.

-¿Y el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) fue particular o regional cómo lo presentaron?

-Como Ayuntamiento (…) particular y así se van a manejar todos (el de la Plaza de la Banda) particulares todos, solo lo que se va a afectar.

La denuncia ante Profepa

Esta semana la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que el miércoles por la noche recibió una denuncia ciudadana por esta obra, por lo que programó una inspección.

Si el Ayuntamiento no acredita contar con los permisos que exige la legislación federal en materia ambiental, podrían clausurarla.

La posible demolición, informó Profepa, corresponde a la Semarnat tomar la decisión una vez que haga su evaluación.

Sin embargo, el director de Obras Públicas tiene una opinión muy particular ante una eventual clausura de la obra.

-¿No tienen temor que en estos momentos Profepa les vaya a clausurar, porque va a querer verificar los permisos, no hay temor?

-No, porque ellos saben que es parte de Mazatlán y Mazatlán es turístico y que no estamos haciendo mal uso de ello, y que lo que se quiere es embellecer, eso es lo que yo veo, pero ya las demás instancias como la Secretaría del Ayuntamiento ya se encargará de esos temas.

La opinión de los expertos

Especialistas en zonas costeras y ecosistemas marinos de la Facultad de Ciencias del Mar (Facimar) de la UAS coincidieron en que esas obras, además de romper con el paisaje natural de Mazatlán, tienen un impacto ambiental que debe ser evaluado por la Semarnat.

Joel Bojórquez, profesor investigador de la Facimar, mencionó que obstruir la vista al mar, aunque sea con un personaje emblemático no deja ser una obstrucción y una modificación al paisaje.

“Si tomas en cuenta, que se está haciendo en una zona que no es jurisdicción del Ayuntamiento, pues eso agravaría las cosas, no sé cómo estén los permisos, pero obviamente para cualquier modificación de ese tipo, hay que contar con permiso, aunque lo estén haciendo sobre una zona que aparentemente ya está impactada”, mencionó.

Los MIA’s que vaya a ingresar el Ayuntamiento para su autorización, agregó, deben ser regionales, no particulares si pretende conectar todas las obras en un corredor turístico, porque el área de impacto es más grande; cuando es una afectación puntual, entonces aplica la MIA particular, y cuando ya impacta un espacio más grande tiene que ser regional.

Laura Beatriz Rivera Rodríguez
Profesor-investigador Titular de la Facultad de Ciencias del Mar, mencionó que, por la naturaleza del proyecto y el impacto en la zona, tiene que ser sometido a una consulta pública, procedimiento que está definido en la ley ambiental.

“Quitar la planta de tratamiento requiere una evaluación ambiental”, agregó.

Coincidieron que es un contrasentido tener una Plaza de la Banda con ruido, fiesta que tal vez amerite fuegos artificiales, al lado del faro que es promovido como un parque natural.

Es un factor importante de disturbio, sobre todo cuando hay fauna y es zona de anidación de distintas especies, tampoco hay que descartar el impacto sobre las tres islas. Aunado a ello, a pocos metros de donde se pretende hacer la Plaza de la Banda, se encuentra el centro de Limnología de la UNAM.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1101
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.