lunes, junio 27, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

EU quiere a dos operadores de los cárteles de Sinaloa y Beltrán Leyva

RODOLFO “L”. A un paso de EU.

El gobierno estadounidense solicitó la extradición de Rodolfo “L” y Alberto David “R”; quienes coordinaban envíos de cocaína y metanfetamina desde el estado

Dos presuntos operadores del Cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva serán extraditados a Estados Unidos, donde son ubicados como operadores que coordinaban envíos de cocaína y metanfetamina desde Sinaloa.

De acuerdo con documentos judiciales, están en proceso de extradición Rodolfo “L” y Alberto David “R”.

Ambos tramitaron amparos contra la extradición pero les fueron negados en febrero pasado.

En los dos casos la Secretaría de Relaciones Exteriores ya había concedido la extradición pero estaba frenada por los juicios de amparo.

Rodolfo está recluido en el penal federal de Villa Aldama, en Veracruz desde el 30 de diciembre de 2016. Presuntamente entre 2002 y 2003 junto con otras personas trasportó cargamentos de cocaína de Colombia a México y de México a EU, por vía terrestre y marítima.

Un Fiscal Litigante de la Unidad de Narcóticos y Drogas Peligrosas, en una declaración ante el Tribunal de Distrito con residencia en Columbia dijo que la acusación fue presentada por asociación delictuosa para distribuir 5 kilos o más de cocaína.

En otra declaración jurada, un agente señaló que una investigación realizada en EU reveló que Rodolfo ha sido dirigente de organizaciones con sede en México y que colaboró con los cárteles de Sinaloa y después con los Beltrán Leyva, y conspiró con otros narcotraficantes.

Durante las fechas de operación, que comenzó en enero de 2003 y continuó al menos hasta diciembre de 2016, Rodolfo y sus socios invirtieron en cargamentos de cocaína que trasladaban desde Colombia vía México con destino a EU y mantenían una flota de camiones cisterna para transportar la droga desde Centroamérica.

La investigación, dijo el agente, ha demostrado que los cárteles de Sinaloa y de los Beltrán Leyva operaron mediante arreglos de cooperación estrecha con proveedores de cocaína sudamericanos.

Según las pruebas presentadas, entre 2005 y 2006 hubo una reunión en la que Rodolfo recibió 180 mil o 280 mil dólares para comprar camiones cisterna con capacidad para mil 600 kilos, que se utilizarían para transportar cocaína.

Uno de los involucrados en la red de trasiego entregó a las autoridades estadounidenses un libro contable que se creó para documentar algunas transacciones.

El libro registraba compras de cocaína que realizaron en Culiacán entre el 16 de febrero y el 15 de noviembre de 2006 y detalla compras por más de 6 millones de dólares en menos de un año.

Un miembro de la organización, que ya se declaró culpable, dijo que él fue a Colombia para negociar directamente con un grupo de proveedores de cocaína cargamentos de entre 700 y 3 mil kilos.

“Se transportaban a aeropuertos de Guatemala, de ahí por tierra a México para distribución final en EU. Participamos en aproximadamente 12 ó 13 cargamentos en aviones durante 2002 y 2003”, declaró.

En 2003, señaló, recibieron tres cargamentos de cocaína por vía marítima por el Atlántico.

La cocaína la sacaban de Colombia por mar, lo hacían por la costa atlántica hasta Centroamérica o Cancún y de ahí era trasladada por tierra en camiones cisternas.

El otro detenido en proceso de extradición, Alberto David “R”, está recluido en el Centro Penitenciario El Castillo en Mazatlán.

La orden de detención con fines de extradición en su contra fue ejecutada el 20 de febrero de 2016.

Alberto es requerido por la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California, en un proceso presentado el 25 de julio de 2014.

La solicitud de extradición señala que una investigación identificó a una organización de narcotráfico con sede en Sinaloa, que entre 2005 y 2014, fue responsable de importar grandes cantidades de metanfetaminas a EU para distribución y por transporte y enviar grandes ganancias procedentes de la venta de drogas desde EU a México.

El grupo de Alberto, señala, supervisó la distribución y las ventas de una cantidad considerable de metanfetaminas e hizo los trámites para que las drogas fuesen introducidas a los EU por medio de mensajeros y coordinaron la logística para almacenar las drogas en las casas de seguridad y para transportarlas a los distribuidores y clientes de la organización en diversas partes de California y otros lugares en los Estados Unidos.

Además, recolectaban las ganancias procedentes de la venta de metanfetaminas en los EU y las transportaban a México.

Las autoridades identificaron varios decomisos de metanfetaminas y ganancias de narcotráfico vinculadas a este grupo, entre ellas una incautación de 30 mil dólares el 24 de septiembre de 2013; una de 10 kilos de metanfetaminas el 26 de septiembre de 2013; una de 7.89 kilos de metanfetaminas el 30 de octubre de 2013; e incautaciones de 397 mil 210 dólares en mayo de 2014.

El 6 de mayo de 2014, un agente encubierto se reunió con uno de los miembros del grupo en Detroit, Michigan, quien le dio al agente 150 mil dólares para transportar a México, y al siguiente día, las autoridades incautaron 100 mil dólares más en la habitación de un hotel.

La investigación identificó Alberto como uno de los narcotraficantes más importantes de dicha organización, quien además supervisaba la distribución y las ventas de metanfetamina e hizo los trámites para que las drogas fuesen introducidas de contrabando a EU por medio de mensajeros, señala el documento.

Artículo publicado el 17 de abril de 2022 en la edición 1003 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1013
26 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.